viernes, 28 de julio de 2017

El turno del siguiente

Hecho. Hizbulá ha logrado el control total de Jarod Arsal, aunque ha sido la intermediación del Ejército de Líbano (como os dije, tanto la "contra" como el llamado Estado Islámico habían enviado mediadores para negociar con el Ejército libanés) la que ha logrado un acuerdo entre la "contra" siria y la milicia libanesa. El acuerdo permite a 200 militantes trasladarse a Idlib con sus familias a cambio de entregar el territorio y de liberar a los cinco combatientes de Hizbulá que estaban en su poder desde diciembre del año pasado, cuando la liberación de Alepo en la que tuvo un importante papel, también, Hizbulá.

Los combates han durado cuatro días y en ellos han muerto 15 combatientes de Hizbulá por 143 de la "contra".

Los medios libaneses lo han retratado así: "A las cuatro de la madrugada de ayer, Al Qaeda en Siria se ha rendido y aceptado las condiciones de Hizbulá a través de la mediación del general Abbas Ibrahim, encargado de la seguridad general de Líbano. Se pone fin a la presencia en Líbano de estos sirios y su salida será coordinada con el gobierno de Damasco".

Hay que mencionar que todo esto está pasando cuando el primer ministro de Líbano, el sunní de obediencia saudita Saad Hariri, está en Washington en viaje oficial por lo que tiene un difícil papel que representar, entre la defensa de su país y las diatribas contra Hizbulá de Trump. La incógnita para mí, por ahora, es si Hariri, que ha tenido que defender a Hizbulá, lo ha hecho con o sin el beneplácito de Arabia Saudita, un feroz detractor del movimiento político-militar libanés al que quiere derrotado y al que considera "terrorista".

Aquí tenéis el vídeo resumen de esos cuatro días y la extensión de la zona liberada en ese tiempo (entre líneas rojas); en azul lo que le quedaba a la "contra" antes del acuerdo y en negro el Estado islámico.



Hoy mismo han comenzado los combates contra el llamado Estado Islámico en esa zona libanesa, en concreto en Ras Baalbek, aunque en esta ocasión es el Ejército libanés quien lleva la iniciativa dado que la justificación inicial para que se mantuviese en un segundo plano en los combates con la "contra" siria era que Líbano se mantiene neutral en ese conflicto, el de Siria (pese a que la "contra" ocupaba un territorio libanés), pero ahora dice que es "beligerante contra el terrorismo" del llamado Estado Islámico. Es un acuerdo entre ambos actores, el ejército y Hizbulá, y el movimiento político-militar está a la espera de si el ejército libanés avanza o no. En caso de no hacerlo -aunque mantiene al mismo tiempo conversaciones con el llamado Estado Islámico para una entrega sin combates y su traslado hacia la provincia siria de Deir Ezzor- Hizbulá entraría en acción. Y ya se sabe cuál será el resultado.

Hizbulá no deja de sorprender y esta demostrando que no sólo es una organización no estatal más relevante que muchos estados árabes, sino que se está convirtiendo en un ejército táctico capaz de actuar al mismo nivel (o mejor) que un ejército convencional.

El vídeo os puede dar una idea del terreno en el que se ha combatido, las armas que se han empleado y cómo se ha actuado con un moderno concepto de "guerra híbrida". Jarod Arsal ha sido el campo de entrenamiento de Hizbulá en caso de una guerra con el régimen fascista israelí. Curiosamente, o no tan curiosamente, Netanhayu ha dicho que "el vacío que deja el Daesh será llenado por Irán" y que eso supone "un riesgo y un peligro para Israel". Tal vez os aclare un poco más lo que está pasando, y lo que ha pasado, en Siria.

El Lince

miércoles, 26 de julio de 2017

Luchar contra fantasmas

En el verano de 2006 el hasta entonces casi todopoderoso ejército israelí (que ya había sido obligado a abandonar el sur de Líbano en el año 2000, y también por el mismo rival) sufrió su más dolorosa derrota en Líbano. La muy democrática Unión Europea y el campeón del mundo libre y paladín de todos los demócratas del mundo mundial, EEUU, se negaban a convocar al Consejo de Seguridad de la ONU para parar los ataques del régimen fascista de Israel en el convencimiento que iba a ser muy fácil derrotar a Hizbulá. Pero la historia fue al revés y se vieron obligados a hacerlo para evitar una derrota aún más dura de Israel.

La historia comenzó el 12 de julio de 2006 tras una audaz operación militar de Hizbulá contra soldados israelíes dentro de las granjas de la Shebaa, zona libanesa ocupada por Israel desde el año 1967. Israel lanzó una implacable ofensiva contra el sur de Líbano y contra la capital, Beirut, destruyendo casi por completo el barrio shií del Dahiye. Israel se las prometía muy felices. La Unión Europea y EEUU, también. Sus tanques avanzaban con facilidad en lo que se consideró "la primera avanzada". Hasta que se convirtió en la última. Habían topado con una localidad, Maroun al-Ras, donde 15 combatientes de Hizbulá pararon el avance durante dos días, cruciales para el devenir de la guerra y la posterior derrota del régimen fascista de Israel. Maroun al-Ras es un hito para la resistencia libanesa, al igual que cuando los israelíes pudieron tomar esta localidad y se encontraron con otra, Bint Jbeil, en la que sucedió lo mismo. Pero ya no pudieron pasar de ahí.

Maroun al Rass y Bint Jbeil son dos hitos de la guerra, son dos espinas clavadas en el imaginario israelí que no se pueden sacar porque significaron su derrota, su humillante derrota. Sólo cuando se constató que esa derrota podía tener consecuencias catastróficas para el régimen fascista de Israel y para los gobiernos árabes que ahora coquetean con los israelíes -algo que también hacían, a menor escala entonces- la muy democrática Unión Europea y el paladín del mundo libre reunieron al Consejo de Seguridad de la ONU e impusieron un acuerdo de cese el fuego ("cese de hostilidades", se llamó oficialmente) que permitió salvar la cara al régimen fascista de Israel. Era el 24 de agosto y habían transcurrido 34 días de humillación para Israel.

Mucho se ha hablado desde entonces de esta derrota y de la forma en que se produjo. El mito de la invencibilidad militar de Israel había caído. Y se comenzó a estudiar el por qué. Se interrogó a los jefes militares, a los soldados... Los testimonios de éstos casi coincidían, estuviesen en las unidades que estuviesen: "era como luchar contra fantasmas, nunca sabíamos desde dónde nos iban a atacar; salían de la tierra, detrás de nosotros, en nuestra retaguardia, y volvían a desaparecer".

Los "fantasmas" de Hizbulá son muchos y han actuado no sólo en Líbano, sino en Siria. Una de sus brigadas de élite se denomina Firaq al-Lay (Unidades de la Noche) y fueron determinantes en la liberación de Malula, una localidad cristiana siria donde todavía se habla arameo. Malula es considerada la cuna del cristianismo en Siria y había sido capturada por el entonces Frente al-Nusra (Frente de la Victoria) la facción de Al-Qaeda en Siria y que ahora continúa con el nombre de Haiat Tahrir Al-Sham (Comité para la Liberación del Levante).

Las Firaq al-Lay son adoradas en Malula. Para sus integrantes sólo hay palabras de admiración y respeto en Malula. Uno de sus habitantes ha dejado para la historia una frase célebre: "visten de negro y, si les ves, o les oyes, enseguida estás muerto. Gracias a ellos recuperamos nuestra ciudad, nuestras iglesias. Todavía recuerdo la alegría que sentimos cuando uno de ellos tocó la campana del convento de Santa Tecla como símbolo de la derrota de los yihadistas". Supongo que no hará falta recordar que Hizbulá es shií (chiíta, para entendernos).

Si os molestáis en buscar un poco, veréis decenas de vídeos de Malula antes de ser ocupada por la "contra" apoyada por el muy democrático Occidente, durante los cuatro meses de ocupación por la "contra" y después de su liberación.

Pues bien, algo muy similar está pasando ahora mismo en una zona de Líbano que se llama Jarod Arsal y que llevaba años ocupada por la "contra" siria de HTS (Al Qaeda) y por el llamado Estado Islámico. Desde hace dos semanas Hizbulá mantiene una ofensiva que ha liberado la práctica totalidad de la zona ocupada por la "contra". El combate es sin tregua y Hizbulá no está dejando ninguna vía de escape para los "contras". Sólo hay una alternativa: o rendirse o morir. Algunos se rinden, otros mueren. Y los que se han rendido dicen lo mismo que hace once años dijeron los soldados israelíes: "es como luchar contra fantasmas".

Esta era la situación el 23 de julio, después de que la rápida ofensiva de Hizbulá (con el apoyo del ejército de Líbano) arrebatase a la "contra" 9 pueblos y puntos estratégicos.


Esta es la situación a día de hoy. La raya amarilla de arriba y la negra de abajo es la frontera entre Líbano y Siria. El color rojo es el gubernamental de ambos países, el azul es la "contra" y el negro es el llamado Estado Islámico.



La rapidez y eficacia de Hizbulá ha sorprendido a todos. El elogio está llegando desde todas partes, hasta desde a quienes se les atraganta la palabra gracias. Es el caso de los sunníes libaneses, que comenzaron criticado a Hizbulá por la ofensiva y acaban de dar marcha atrás al alabar el "patriotismo" de Hizbulá. Es el caso de los falangistas libaneses (cristianos fascistas), que acaban de decir "apreciamos el sacrificio de los elementos de Hizbulá". Es el caso de los otros cristianos libaneses, los no falangistas, que acaban de afirmar con vehemencia que "saludan la victoria de Hizbulá en Arsal por sus implicaciones políticas" dentro y fuera de Líbano. Es el caso de los drusos, que dicen que "Hizbulá actúa en nombre del Líbano y nuestro deber es apoyar su lucha contra el terrorismo".

Os recuerdo que la muy democrática Unión Europea considera a Hizbulá como una organización terrorista, lo mismo que el paladín del mundo libre, mucho más democrático aún, EEUU. Que los libaneses elogien sin fisuras a Hizbulá les da igual. ¡Que cambien ellos! vienen a decir sin rubor alguno. Y es que sólo hay alguien más estúpido que un europeo que se lo cree, otro europeo que se lo cree (o un estadounidense, que viene a ser lo mismo). Y el más estúpido de todos es Trump, que acaba de decir que "Hizbulá es un peligro para toda la región" en una conferencia con el primer ministro libanés, un sunní de obediencia saudita, Saad Hariri, en la Casa Blanca.

En la práctica se puede afirmar sin reservas que la presencia de la "contra" siria en Líbano ha terminado. Es cuestión de días. No, de horas. Es la derrota sin paliativos de los patrocinadores de la "contra" siria:  Arabia Saudita, Qatar, Turquía, Israel, la Unión Europea, EEUU.

La "contra" está intentando negociar para que los supervivientes de Jarod Arsal puedan ser trasladados a Idlib, pero ya es tarde. Algunos de los integrantes de la "contra" han buscado refugio (e integración) en las zonas que controla el llamado Estado Islámico, pero va a ser una salida efímera porque será la siguiente fase de la ofensiva de Hizbulá. Los medios libaneses están publicando que el llamado Estado Islámico ha enviado mediadores para negociar con el Ejército libanés la salida de la zona que controlan y que no lo han hecho con Hizbulá conscientes de la negativa de este movimiento político-militar a no negociar nada de nada con ellos y que una lucha frontal con Hizbulá "sería inútil".

Efectivamente, como bien sabe el régimen fascista de Israel y ahora reconocen sus patrocinados es inútil luchar contra fantasmas.


El Lince

lunes, 24 de julio de 2017

Los estados resistentes derrotan a EEUU y le hacen un poco más humilde

El fin de semana he podido profundizar algo más en el informe del Pentágono del que os hablé en la entrada anterior. Hay mas cosas jugosas, como el que lo que se deduce de él es la certeza de que EEUU se está preparando para el fin de su hegemonía. Creo que queda meridianamente expuesto en lo que dije ya, pero hay que mencionar que el informe comienza a ser elaborado durante los últimos meses de la Administración Obama (eso lo podéis ver en la parte introductoria que os puse) por lo que ya era evidente ese declive estadounidense y así hay que interpretar muchas de las medidas tomadas (y las no tomadas) por EEUU entonces.

El informe se agrupa en cinco apartados: la conexión entre la información y el armamentismo; el fin del statu quo existente en los 25 años transcurridos desde la desaparición de la URSS; la "proliferación, diversificación y atomización de una resistencia eficaz contra EEUU" (con la actitud de los "estados resistentes" como China, Rusia, Corea del Norte e Irán que están haciendo que otros hasta ahora aliados de EEUU sigan su estela); el resurgimiento de las potencias en competencia" (China y Rusia), y la "disolución violenta o disruptiva de la cohesión política y de la identidad" de muchos Estados (con mención al Brexit, al referéndum en Escocia o al que se pretende hacer -con la beligerante oposición del Estado español- en Catalunya).

El informe hace un minucioso repaso por la actitud de otros imperios históricos -sobre todo el británico- y establece un paralelismo entre ambos en lo referente al mantenimiento de bases militares por el mundo mencionando que ahora, dada la aparición de nuevas armas, mucho más sofisticadas, no es necesario mantener tantas bases para sostener operaciones militares que denomina "de oleada", o sea, sin una finalidad estratégica (es el caso de la fracasada operación militar desarrollada en la década de 1990 en Somalia de la que EEUU salió con el rabo entre las piernas) sobre todo porque "EEUU ya no puede generar automáticamente una superioridad militar local consistente y sostenida".





Por lo tanto, el Pentágono asume que "algunos riesgos internacionales son aceptables si pueden ser manejados". Es el caso de Corea del Norte, aunque hay otras situaciones que incluye tangencialmente en este apartado como Turquía, o incluso Alemania y su oposición -veremos a ver si es firme o no- a las sanciones que EEUU quiere imponer a quienes colaboren en la construcción del oleoducto Corriente del Norte 2, que surtiría de gas ruso a Alemania directamente a través del mar Báltico y sin pasar por ningún otro país europeo para evitar bloqueos como los que acostumbra a hacer Ucrania. En este apartado también se menciona a Irán.

Con ello marca una estrategia clara sobre cómo el hipotético ataque contra Corea del Norte (o contra Irán) no estaría dentro de los planes militares, pese a las tradicionales bravatas de Tump, dados los altos costes que supondría para EEUU. Y marca el nuevo rumbo que debería tomar la política exterior estadounidense al mencionar que "EEUU debe evitar objetivos políticos excesivamente ambiciosos o inalcanzables en la práctica". Y ello porque "hay costos prohibitivos en algunas políticas militares" a las que se puede lanzar EEUU, por lo que recomienda que "la nueva estrategia militar debe alejarse de objetivos que al final resultan poco más que victorias pírricas". Aquí no se menciona a Corea del Norte ni a ningún otro país, pero es evidente que es lo que se subyace de esa conclusión, sobre todo teniendo en cuenta que todos los presidentes de EEUU dejan su impronta en las normativas de seguridad que aprueban en sus mandatos y que Trump tiene que hacer la suya.

Por ejemplo, Carter fue quien en su Doctrina de Seguridad Nacional abrió la puerta a las intervenciones en Oriente Próximo para "proteger" el petróleo -llegando a una operación fracasada en Irán tras el triunfo de la Revolución Islámica en 1979 con la pretensión de liberar a los rehenes capturados en la embajada estadounidense en Teherán-, Bush diseñó otra con el eje del "ataque preventivo" (Afganistán e Irak como máximos exponentes) y Obama hizo lo propio con el giro hacia Asia para "contener" a China. El informe marca, o pretende marcar, el camino para Trump y su preocupación por el gasto. No sería descartable que EEUU abandone alguna de sus más de 800 bases por todo el mundo.

Si no se readecúa la estrategia militar en los términos que expone el informe del Pentágono, "es muy posible que EEUU sea derrotado en algunas confrontaciones militares". Aquí hay en incluir lo que acaba de decir el jefe del Estado Mayor Conjunto de EEUU al afirmar que "Rusia tiene el mayor potencial militar del mundo en estos momentos".

Por lo tanto, "hay que tomar en serio la vulnerabilidad, la erosión o incluso la pérdida de la supuesta ventaja militar estadounidense con respecto a muchos de sus retos más relevantes en materia de defensa y de la volátil reestructuración de los asuntos de seguridad internacional". La famosa "coalición internacional" que viene atacando a Siria desde hace cinco años tiene los días contados si se aplica este informe. Sobre todo cuando otro general estadounidense reconoce que la presencia de todos los de esa "coalición internacional", esa que Obama tenía por gusto denominar "la coalición de los 60", en Siria "no tiene soporte legal alguno".

El creciente poder militar de China, la afirmación de Rusia en este ámbito -como reconoce el jefe militar citado- y los movimientos de otros hasta ahora aliados como Turquía o Filipinas son casos que preocupan a los redactores del informe del Pentágono: "Estamos en un mundo post-primacía [de EEUU] y son la parte resurgente, pero transformada en una gran competencia de poder".

El informe aporta varias conclusiones y recomendaciones, entre ellas que lo primero que hay que hacer es "asegurar el territorio, la población, la infraestructura y la propiedad de los EEUU contra daños significativos" -y aquí os recuerdo el miedo a que un ataque electromagnético de Corea del Norte, o cualquier otro país, en represalia por las amenazas o ataques que sufran suponga el caos para EEUU-; y en paralelo "asegurar el acceso a los bienes comunes mundiales y a las regiones, los mercados y los recursos estratégicos" (o sea, lo mismo que viene haciendo EEUU desde siempre, en especial desde Carter) con un mensaje claro a la estrategia china de reducir o eliminar su desventaja respecto al poderío naval de EEUU, pero con nuevas formas.

Recuerda que la estrategia actual de EEUU es "insuficiente dadas las amenazas y las demandas contemporáneas" porque se basan en actitudes y herramientas "simplemente inadecuadas para las circunstancias estratégicas contemporáneas" puesto que hay que partir de la premisa de que "hay que reconocer que los EEUU y su institución de Defensa ya no ejercen el grado de dominación estratégica indiscutible disfrutado desde el final de la Guerra Fría" y que eso exige "la recuperación y el mantenimiento de una posición inatacable" que sólo se logrará tomando en cuenta las recomendaciones de este informe "con nuevas perspectivas y enfoques de estrategia y riesgo".

Eso significa "involucrar a los aliados principales y socios en el proceso de evaluación de riesgos" y "en este tiempo de post-primacía, no actuar en solitario" porque "muchas de las alianzas [de EEUU con otros] son cada vez más condicionales como consecuencia de un nacionalismo creciente y su atención al interés propio en primer lugar". Es en este contexto, y en caso de no actuar con cautela, cuando "es probable que se asista a la proliferación, diversificación y atomización de una resistencia eficaz contra EEUU" como he dicho arriba y eso sería "una resistencia anti-occidental cuyos peligros se manifiestan de diferentes maneras y en diferentes momentos".

Por lo tanto, el informe del Pentágono asume que "la post-primacía requerirá cierta humildad de los EEUU" dado que en la sociedad actual "cada vez es más difícil vender la guerra a unas poblaciones cansadas" [de ella].

Y ¿cómo hacerlo en caso contrario? pues "evitando las expectativas poco realistas, el exceso, el cálculo erróneo" porque si no supondrá "un fracaso o costo para EEUU" (...) al tiempo que así "hay una distribución más equitativa de la carga". O sea, muertos y dinero.

Creo que no me dejo nada, pero en cualquier caso esto es lo que me ha parecido más relevante de un informe que no tiene desperdicio aunque viene a dar una de cal y unas cuantas de arena. En cualquier caso, este informe es consecuencia de la decida actitud de unos cuantos países, que en él se denominan como "estados resistentes" (China, Rusia, Corea del Norte e Irán), dispuestos a mantener su independencia a toda costa y a desafiar el supuesto orden impuesto por EEUU.

El Lince

viernes, 21 de julio de 2017

Los estados resistentes y la vuelta a lo mismo

"La culpa de la decadencia de Occidente y de la primacía estadounidense la tienen los estados resistentes" (sic), aunque no sólo. Esto es lo que dice el informe del Pentágono sobre cómo "el orden internacional establecido por EEUU después de la II Guerra Mundial se está deshilachando e, incluso, puede colapsar lo que lleva a EEUU a perder su posición de primacía en los asuntos mundiales".

Estos "estados resistentes" a la hegemonía estadounidense son cuatro, y por este orden: China, Rusia, Corea del Norte e Irán. Lo dos primeros son considerados "una creciente amenaza para los intereses de los EEUU. Aunque el Pentágono también incluye en esta pérdida de hegemonía cuestiones como la llamada "primavera árabe". Sin embargo, a la hora de entrar en detalles sobre esos países y acontecimientos como los de Oriente Próximo, la lectura del informe trae varias sorpresas.

La primera es que en lo referente a Corea del Norte e Irán no se considera a estos países como amenazas nucleares sino únicamente como "amenazas al orden mundial liderado por EEUU" puesto que "están resueltos a reemplazar este orden localmente con un nuevo conjunto de reglas dictado por ellos".

La segunda es un reconocimiento en toda regla de que se ha llegado a esta situación por "la arrogancia del liderazgo de EEUU y su incesante intromisión en los asuntos exteriores", lo que ha generado "una serie de adversarios que ya no están dispuestos a inclinarse ante los intereses estadounidenses". Se centra en los países mencionados, pero también pone como ejemplo el giro dado por otros países, como Filipinas, que ha iniciado un acercamiento tanto a Rusia como a China en detrimento de sus tradicionales relaciones con EEUU.

No obstante no hay que hacerse muchas ilusiones de un cambio de actitud en su tradicional comportamiento de fondo sino que apuesta, en cierto modo, sólo por modificar las formas.

Este es el documento y algunas de sus páginas. Y doy las gracias al amigo anónimo estadounidense que me lo ha enviado.







Un apunte de honestidad: no he tenido tiempo de leerlo con detenimiento, por lo que lo que apunto aquí no son más que unas primeras impresiones de las 145 páginas de que consta y de algunos apartados que sí he leído. Por ejemplo, el relato de la naturaleza esencialmente imperial del mundo unipolar que hemos vivido desde la desaparición de la URSS. "El orden y sus partes constituyentes, surgidos desde la II Guerra Mundial, se transformaron en un sistema unipolar con el colapso de la Unión Soviética y han estado dominados por EEUU y sus principales aliados occidentales y asiáticos. Las fuerzas del status quo se sienten cómodas con su papel dominante, dictar los términos de los resultados de la seguridad internacional y resistir la aparición de centros rivales de poder y autoridad" (...) "Pero esta era ha terminado. El orden mundial basado en reglas que EEUU construyó y sostuvo durante siete décadas está bajo enorme tensión" (...) "EEUU ya no puede contar con la posición inabarcable de dominio, supremacía o preeminencia de la que gozó durante los mas de 20 años transcurridos desde la caída de la URSS".

EEUU está tan debilitado que "ya no puede generar automáticamente una superioridad militar local consistente y sostenida".

Es aquí donde aparecen los grandes peligros, las "potencias en competencia" (sic) como China y Rusia. Lo curioso del tema es que no son vistos tanto como amenazas militares sino como "porque socavan el dominio estadounidense". China y Rusia "son fuerzas revisionistas que se benefician del orden internacional dominado por EEUU pero que se atreven a buscar una nueva distribución de poder y autoridad proporcional a su surgimiento como rivales legítimos de la dominación estadounidense". Y este atrevimiento lo llevan hasta el extremo: "están comprometidos en un programa deliberado para demostrar los límites de la autoridad, voluntad, alcance, influencia e impacto de los EEUU"

China y Rusia (nunca hay que olvidar que este es el orden que pone el propio informe) "buscan reordenar su posición en el statu quo existente en formas que, como mínimo, crean circunstancias más favorables para alcanzar sus objetivos básicos (...) a expensas directas de los EEUU y de sus principales aliados occidentales y asiáticos". Y como son taimados y pérfidos lo hacen "mediante el uso de técnicas de zonas grises, que implican medios y métodos que están muy lejos de una provocación y un conflicto sin ambigüedad o abierto". 

Aquí, en estas "zonas grises" sitúa también a Corea del Norte e Irán, aunque estos dos países no tienen la vinculación global "para los intereses y la seguridad de EEUU" que tienen los otros dos sino que lo hacen en un ámbito regional. 

Se extiende en el poder de la información, que están perdiendo sobre todo desde la aparición de personajes como Chelsea Manning y Edward Snowden al descubrir las formas de manipulación y espionaje que utiliza EEUU, y las formas de revertir ese golpe y que ha supuesto "perder la guerra de la propaganda".

Y establece una curiosa clasificación: "información incómoda para los hechos", es decir, "detalles que socavan la autoridad legítima y erosionan las relaciones entre los gobiernos" (o sea, la proporcionada por Snowden sobre el espionaje a gobiernos amigos); la "información peligrosa" que son "las fugas de seguridad nacional exponiendo información altamente clasificada" (de nuevo Snowden y Manning) porque supone "acelerar la pérdida de una ventaja táctica, operativa o estratégica"; y la que denomina "información tóxica" o "verdades expuestas fuera de su contexto que envenenan los discursos políticos" y que "pueden degenerar en disturbios civiles (...) a través o dentro de las fronteras y entre los pueblos".

Esto hay que combatirlo para que no vuelvan a ocurrir casos semejantes. Eso se traduce en más vigilancia, más propaganda y más manipulación.

Por ello -y recuerdo que es sólo una lectura superficial- hay que volver a lo de siempre: "recuperar la supremacía militar como única opción de recuperar el terreno perdido". Si esperabais golpes de pecho más duros, o allgún viso de racionalidad después de esa introducción tan alentadora del colapso en que se encuentra EEUU y su pérdida de hegemonía, olvidaos. El informe el Pentágono vuelve a lo de siempre: "Si bien EEUU sigue siendo un gigante político, económico y militar mundial ya no goza de una posición inatacable frente a sus competidores" por lo que "EEUU tiene que tener una fuerza militar tan poderosa que pueda preservar la máxima libertad de opción y permitir a EEUU dictar o mantener una influencia significativa sobre los resultados de las disputas internacionales"

Todas aquellas personas que olvidan lo que supone la OTAN deberían tener en cuenta ésto. Sobre todo cuando se aboga por "asegurar que EEUU y sus socios internacionales tengan libre acceso al aire, al mar, al espacio, al ciberespacio y al espectro electromagnético para asegurar su seguridad y prosperidad" haciendo frente a los "estados resistentes" porque, en caso contrario, "el fracaso o las limitaciones de la capacidad de EEUU para entrar y operar en regiones clave del mundo, por ejemplo, socavan la seguridad de los EEUU y de sus socios". 

Si ésto no se logra, "el marco internacional se reestructurará definitivamente de manera inhóspita y a menudo hostil al liderazgo estadounidense" al tiempo que se acentuará "la proliferación, diversificación y atomización de una resistencia eficaz contra los EEUU" y una "resurgente, pero transformada, gran competencia de poder" frente a la que EEUU "no está preparado salvo que actué en la línea descrita para hacer frente a estos escenarios emergentes". 

El Lince


miércoles, 19 de julio de 2017

Los más simpáticos del mundo

Tenía previsto dejar el tema de la decadencia de Occidente pero no va a ser posible a corto plazo, a lo que se ve. Hay mucha tela que cortar en otras partes: en el Estado español (España, para otras latitudes) con la autoinculpación colectiva de la CUP -que ya sabéis es la única formación política que cuenta con mis respetos- como organización política de todos los actos y acciones que se hagan en pro del referéndum del día 1 de octubre en Catalunya; en el Donbás con la declaración de independencia respecto a Ucrania (porque eso es el anuncio de la creación de Malorossiya o Pequeña Rusia); en Siria, donde los refugiados vuelven a las zonas que controla el gobierno y aumenta la producción agrícola (según datos de la FAO, el organismo de agricultura de la ONU); en Venezuela, donde todo apunta a un intento de golpe de Estado con la ayuda de los de siempre...

Imposible. De nuevo el pánico está haciendo que se hable una y otra vez de Eurasia: que si Putin y Trump se reunieron en secreto, que si Corea del Norte tiene más de lo que dice y EEUU no tiene margen de maniobra, que si Japón está entrando en recesión, que si China...

China, siempre China. Ayer hubo no uno, sino tres nuevos movimientos alrededor de Eurasia y, en concreto de China.

Comienzo por el más sorprendente.

1- "China parece ser la superpotencia más simpática del mundo" (sic). Es la conclusión a la que llega The Atlantic (medio de propaganda de EEUU) tras una macroencuesta en todo el mundo sobre qué país cae más simpático y lo compara con las giras que han realizado Trump y Li Keqiang (primer ministro chino) por Europa. Trump fracasó en todo, Li triunfó en todo. Para este medio de propaganda "esto es inconcebible puesto que EEUU es una democracia estable (sic), con un sistema de alianzas sano y desarrollado (sic), con décadas de experiencia en intervención global (sic) y con una orgullosa tradición de defender los derechos humanos (sic) y China no es ninguna de esas cosas" (más sic, doble sic). Y se lamenta: "China, después de despojar a EEUU de sus aliados, actualmente parece estar ganando la batalla mundial por los corazones y las mentes" (super sic).

Y sigue: "los aliados y naciones amigas han comenzado a pensar al menos en las alternativas a EEUU". Y pone el énfasis en Alemania, donde Merkel reconoce (lo dijo en la cumbre del G-20, que os comenté) que "estamos viviendo en tiempos de incertidumbre global", y en Australia o Corea del Sur que "a veces imperceptiblemente y otras no tanto, se están alejando de EEUU".

La alarma es de tal calibre que añade: "Beijing está proporcionando marcos de actuación para que todas estas naciones se conecten al orden mundial chino, entre el que el más destacado es el llamado "Un cinturón, una carretera" [la popularmente llamada Nueva Ruta de la Seda] que también apoya Putin". Y ya entrando en carrera desenfrenada continúa: "China está aumentando su influencia sobre los marcos existentes como la ONU, donde ahora es el segundo contribuyente al presupuesto de las fuerzas de paz".

Ni qué decir tiene que Beijing "no sólo está aceptando todos estos cálidos saludos de las naciones que se sienten rechazadas por EEUU, sino que está trabajando activamente para afirmar su poder" (...) "especialmente en Asia, donde vemos una región que huye de Donald Trump". ¿Fin? No: "China tiene ahora intereses legítimos políticos y económicos en todos los países del mundo, Washington debería reconocer esa nueva realidad", concluye, si es que se quiere evitar un enfrentamiento que sería catastrófico para EEUU y el mundo.

2.- Ahora resulta que el Banco Asiático de Desarrollo (la instancia subsidiaria del Banco Mundial para Asia, encabezada por Japón y EEUU) anuncia que está "listo para cooperar con el Banco Asiático de Inversiones en Infraestructuras", creado a instancias de China y que está en funcionamiento desde enero de 2016. Este anuncio bomba se produjo ayer en lo que es una rendición en toda regla frente a las nuevas estructuras mundiales alternativas a las instituciones vinculadas a Bretton Woods (FMI y BM).

El BAD ha reconocido que el BAII es "el rival más agresivo" al que se enfrenta y que, por lo tanto, llega el momento de cooperar, inicialmente en pequeños proyectos en régimen de cofinanciación, en países como Pakistán o Bangladesh. ¿Y por qué? Pues porque "el BAII cuenta con personal y tiene procedimientos que le permiten procesar y financiar sus propios proyectos independientemente de otros Bancos de Desarrollo [está hablando de él mismo y del BM] por lo que una dimensión más competitiva podría complicar la relación". Se entiende que eso de "complicar la relación" va por ellos, que se irían perdiendo en el sumidero de la historia.

Pero como todo no puede ser tan bonito, y al igual que el medio de propaganda de antes que hablaba de los simpáticos chinos no podía evitar una mención a Putin -y es que el malo siempre tiene que aparecer en todas las películas- también ahora para el BAD hay un punto que le desagrada en su oferta de colaboración con el BAII: el importante papel que tiene Rusia en el mismo, puesto que es el tercer país (después de China e India) en porcentaje de participación.

Rusia rechazó expresamente formar parte del BAD tras la desaparición de la URSS y eso no se perdona tan fácilmente. Y el simple hecho de que tenga un papel importante, y decisorio, en el BAII pone de los pelos a las instituciones subsidiarias de Occidente. Vienen a decir: ya nos cuesta tragar y ceder con China cuando más con el malo malísimo. Rusia sí está en el FMI, pero no en el BAD. La razón es bien simple: en el FMI, aunque esté dominado por EEUU, había que estar mientas que en el BAD no era necesario ni imprescindible. La apuesta le salió bien a Rusia y ahora tiene el BAII y tiene un beneficio directo e inmediato con la Nueva Ruta de la Seda que va a pasar por gran parte de su territorio.

3.- El Pentágono reconoce que "EEUU tiene que despertarse ante el colapso de la primacía estadounidense y la rápida desintegración del orden internacional creado por el poder estadounidense después de la II Guerra Mundial".

Un amigo anónimo me ha hecho llegar el documento y en él se habla de que "el orden internacional establecido por EEUU después de la II Guerra Mundial se ha deshilachado (sic) e, incluso, puede colapsar (sic) lo que lleva a EEUU a perder su posición de primacía en los asuntos mundiales". No me negaréis que es jugoso. Pero esto tiene la suficiente enjundia para tratar exclusivamente de ello en la siguiente entrega.


El Lince

lunes, 17 de julio de 2017

Entre la tozudez y el miedo

La reiteración ayuda a comprender mejor el mensaje, pero corre el riesgo de aburrir. Así que voy a dejar, por ahora, lo de la decadencia de Occidente pero lo voy a hacer a lo grande.


¿Qué es? preguntaréis. Pues es el indicativo más claro de que eso de la decadencia de Occidente es tan real como que hay noche y día.

Dice Toxo que quiere que Occidente deje de manejar el mundo, pero que no quiere que la alternativa sean Rusia y China. Pues lo siento doblemente: primero, porque si quiere que Occidente deje de manejar el mundo debería hacer todo lo posible porque así sea, incluyendo un cuestionamiento claro de cuáles son sus valores. Dudo que lo haga.

Occidente no conquistó el mundo por la superioridad de sus valores, sino por su superioridad a la hora de imponer la violencia organizada. Es decir, la superioridad militar. Desde Roma así ha sido a lo largo de la Historia. El único vestigio que le queda a Occidente hoy en día, y al que se aferra como a un clavo ardiendo, es la OTAN. Rechazar la OTAN es vital para que ello sea así. No vale con cuestionar, ni criticar. No. Eso ya no vale para nada. Hay que rechazarla de plano porque la OTAN es hoy la soga que tienen los pueblos europeos sobre su cuello. Os recuerdo el documento que aprobó la OTAN en julio del año pasado en el que se dice que la OTAN y la Unión Europea son "complementarias y se refuerzan mutuamente" no sólo en los ámbitos políticos sino, de forma especial, en los militares. En ese documento se dice también que hay una "asociación estratégica entre ambas" y que "la UE sigue siendo un socio único y esencial para la OTAN". Leedlo porque es muy instructivo. Y os recuerdo que en el Estado español (España, para otras latitudes) hubo un referéndum en el que se aceptó la pertenencia a la misma pero excluyendo la participación en su estructura militar. Esa voluntad popular se la pasó por el forro el PSOE, ese que tanto gusta ahora a los progres, y que estos mismos progres ni se plantean sacar a relucir el tema no vaya a ser que pierdan cacho (ahora que están pillando).

Supongo que es sabido que la OTAN está intentando cercar a Rusia, que se está intentando expandir por el Pacífico para hacer lo mismo con China y que incluso tiene planes para hacer lo mismo en América Latina (el caso de Colombia es el más paradigmático). Así que, querido Toxo, si de verdad no quieres que Occidente mangonee y tienes miedo de que lo hagan Rusia y China sólo tienes una opción: demuéstralo impulsando, allá donde te muevas, el rechazo frontal a la OTAN y a cualquier otra estructura militar en la que se encuadre o impulse Occidente. Y, de rebote, rechazando a quienes de forma tan timorata como tú muestras con Rusia y China se callan ante la fragante violación de la voluntad popular expresada en ese referéndum. Te voy a poner un ejemplo para que lo entiendas: el referéndum que ha hecho la llamada oposición venezolana no es vinculante legalmente, pero todo el mundo en el Estado español está diciendo que "el pueblo venezolano ha dicho no a Maduro" y que, por consiguiente, se tiene que ir. Pues si eso, que no es vinculante, vale para Venezuela, también lo vale para el Estado español la no pertenencia a la estructura militar de la OTAN puesto que lo decidió el pueblo español en un referéndum que legalmente tampoco era vinculante -pero lo fue en la parte que le interesó al PSOE- y quienes lo defienden en el caso venezolano lo niegan en el caso español.

Segundo, porque según está hoy el mundo sólo hay dos polos sobre los que va a pivotar: el occidental tradicional, en franca decadencia, y el que está surgiendo con fuerza y que no es otro que Eurasia. Y vuelvo al mapa que os he puesto más arriba.

China es el país del mundo donde las nuevas tecnologías están arrasando. En China ya es casi inexistente el uso del papel moneda e, incluso, de la moneda misma. Casi todo el mundo -sobre todo en las ciudades- está utilizando el teléfono móvil para pagar cualquier cosa. En los restaurantes los camareros te preguntan si quieres pagar con moneda, con tarjeta o con WeChat o Alipay, que son las dos opciones que hay en China para el pago por teléfono. Y son muy pocos quienes utilizan la moneda y la tarjeta.

Pero no sólo China, sino Rusia, India, Indonesia, Vietnam...

Esto ha puesto de los pelos a Occidente, sobre todo a EEUU. Mastercard fue quien dio la señal de alarma con el no uso de sus tarjetas en el mundo porque, y cito, "las grandes economías desarrolladas de Occidente están siendo dejadas muy atrás puesto que otras economías en desarrollo siguen los pasos de China".

Las implicaciones que tiene todo eso son fáciles de adelantar si seguís lo que he venido publicando sobre las cosas tan trascendentales que están haciendo tanto China, sobre todo, como Rusia y que van desde tener sus propias tarjetas de pagos (eliminando tanto de China como de Rusia casi totalmente el uso de las tarjetas occidentales tipo Visa, Mastercard, etc.) y sus propios sistemas de pagos en transacciones internacionales hasta los los precios de referencia del oro y, ahora, del petróleo alternativos a Occidente. Esto tiene implicaciones de largo alcance para un reequilibrio de poder total, incluyendo el económico.

Si habéis observado con atención el mapa -elaborado por una instancia occidental con gran alarma por los resultados- veréis que Eurasia destaca sobremanera en nuevas tecnologías y en el no uso de tarjetas y sí del pago por el teléfono móvil (junto con algunos países latinoamericanos) y que hay dos, Turquía e India, que se suman al carro chino-ruso de forma decidida. Es decir, que son los BRICS quienes llevan la delantera y no habría que sorprenderse de que al mismo grupo se incorporasen otros como Indonesia o la misma Turquía; que hay un resurgimiento casi mundial (y casi una rebelión, por pequeña que sea) que deja fuera de juego a Occidente, y que Occidente se apaga como el pabilo de una vela que lleva ya mucho tiempo encendida. Demasiado.

El mundo está en una transformación completa, en todos los sentidos. El pivote está claro dónde está, por mucho que no le guste a Toxo: en Eurasia. Por mucho miedo que dé a los más pusilánimes, los datos son cada vez más tozudos. Y lo único que se echa en falta es, otra vez, gente como Fidel Castro, o Gamal Abdel Nasser, o Tito para encontrar otro mundo en el que los pueblos tuviesen un mejor acomodo. Pero ya no está, lamentablemente, ninguno de ellos. Ya os dije que extrañaba a Fidel Castro. Nunca con mayor razón.

El Lince

sábado, 15 de julio de 2017

Debéis acostumbraros

Si, ya lo sé. Como europeos, como occidentales, como ombliguistas es imposible ver otra cosa que no sea lo que decimos y hacemos. Todos los demás tienen que seguir a pies juntillas lo que digamos. Esto es algo parecido a la frase por la que comienzan los cuentos infantiles: "Érase una vez..."

Érase una vez occidente gobernando el mundo. De eso hace ya unos años, no muchos. Pero Occidente sigue como si fuese hoy. Debéis acostumbraros a que no, a que hay que romper ese corsé mental que os comprime el cerebro e impide que llegue al mismo el oxígeno salvador. Mientras no lo hagáis estaréis en coma y cuando despertéis os encontraréis otro mundo, el real y no el de los cuentos.

Debéis acostumbraros a que el mundo ya no es el mismo, a que Occidente (entendiendo por tal no sólo la cuestión geográfica, sino a aquellos países que comparten los "valores occidentales" como pueden ser los latinoamericanos o los asiáticos como Japón o Corea del Sur) ya no tiene la hegemonía y la poca que aún tiene se va evaporando como un charco de agua en un día caluroso.

Si en la última entrega os hablaba de que China ha anunciado que a lo largo de este año va a establecer su propio precio de referencia del petróleo y que el precio se podrá pagar en dólares y en yuanes, ahora hay que hablar de que China ha advertido a Japón (y, de rebote, a EEUU y a Taiwán) que debe ir acostumbrándose a las patrullas aéreas chinas sobre el Mar del Japón, el Mar del Sur de China y el Pacífico Occidental.

Y aquí tenemos a los cuentacuentos habituales diciendo eso de "érase una vez en que nuestros aviones sobrevolaban los territorios chinos y no pasaba nada, era nuestro derecho..." y ahora lamentándose por lo que consideran "peligrosa provocación". Cuando ellos lo hacían, China emitía protestas formales que eran sistemáticamente desoídas por los cuentacuentos. Ni siquiera se dignaban a responder a las quejas chinas. Ahora es Japón (y, de rebote, EEUU) quien protesta.

Todo comenzó el jueves por la noche, cuando Japón emitió una declaración de protesta por el paso "inusual" por aguas pretendidamente japonesas de varios aviones bombaderos chinos patrullando la zona.

El Ministerio de Defensa de China respondió de inmediato (nunca lo hicieron los países occidentales, especialmente EEUU, que sobrevolaban las zonas chinas) diciendo que las maniobras eran "legales y apropiadas" y rechazó la queja japonesa diciendo: "el lado pertinente no debe hacer un escándalo por nada o sobre-interpretar esas maniobras; por el contrario, estaría bien que se acostumbrase a ellas". ¡Guau! El tradicional lenguaje chino, sutil y diplomático, ha saltado por los aires, nunca mejor dicho. Eso pone de relieve el hartazgo chino con un Occidente que no asume su decadencia por las buenas y que sólo lo va a hacer por las malas.

Aprovechando la protesta japonesa, EEUU ha dicho que también ellos han sido espiados por China y que un buque espía del país asiático ha sido visto a menos de 150 kilómetros de Alaska cuando estaban realizando pruebas para la interceptación de un misil balístico -se supone que de los que podría lanzar Corea del Norte- y que es la primera vez que un buque chino de estas características se aproxima tanto a las costas estadounidenses. No es la primera vez que los barcos chinos hacen jugarretas a EEUU, pero sí el que se hayan situado tan cerca. Bien es cierto que al estar el barco chino en aguas internacionales EEUU se la ha tenido que envainar.

Ya sabíamos que Rusia es muy mala, ¿pero China? Después del buen rollito que hubo entre Trump y Xi en la visita de éste a EEUU...

Occidente está actuando como un pelele: no se cae del todo, pero da tumbos de un lado a otro intentando encajar los golpes. Porque golpe, lo que se dice golpe, le acaba de proporcionar Rusia al convertirse oficialmente en el primer país que utiliza la bolsa de oro de Shanghai -en la que China pone su propio precio de referencia- para realizar una transacción de 200 kilos de oro. La bolsa lleva un año en funcionamiento y está siendo utilizada por particulares, pero no por estados. Hasta ahora. Rusia ha marcado el camino y que a nadie le quede duda alguna que será seguido por otros países.

Dos bancos rusos, el Sberbank y el VTB ya son socios de la bolsa de Shanghai y el movimiento ruso se produce no sólo después de la cumbre del G-20, que ya os comenté, sino después de una visita a Beijing del jefe adjunto del Banco Central de Rusia de la que salió la firma de un compromiso entre China y Rusia para facilitar las transacciones de oro entre los dos países en lo que supone la aceleración de los planes para utilizar el oro en las transacciones comerciales e ir prescindiendo del dólar y otras monedas occidentales como el euro, el yen o la libra esterlina.

Me encanta el papanatismo occidental y la cara de tontos que se les va a quedar a quienes aún sueñan con los cuentos cuando se den cuenta que son eso, cuentos, y que no es la realidad. Occidente declina a marchas forzadas, tanto que cuando China, siempre tan discreta, se presenta en Siria y anuncia que va a impulsar la reconstrucción del país de la mano del gobierno de Bashar al-Assad y que Siria va a tener un papel importante dentro de la Nueva Ruta de la Seda se está certificando la muerte de toda la estrategia occidental sobre Siria y su futuro.


Como ser agradecidos es de bien nacidos, Siria respondió de inmediato diciendo que "China, Rusia e Irán tendrán preferencia sobre cualquier otro en cuanto a los proyectos de inversión y reconstrucción una vez haya concluido la guerra". Una guerra que cada vez va peor para Occidente y sus patrocinados de la "contra".

El crucial paso dado por China anticipa directamente el final y apunta de forma clara a quién es el vencedor. Eso de "Assad se debe ir" que érase una vez Occidente decía ya no se sostiene y quien se está yendo es el mismo Occidente.

Está claro que Occidente aún puede enredar en Siria algo, pero ni punto de comparación con la fuerza que tenía sólo hace ocho meses, antes de la liberación de Alepo por las fuerzas gubernamentales. En este tiempo la guerra ha dado un vuelco espectacular y la "contra" está retrocediendo en todos los terrenos y esos terrenos que controla son cada vez menos.

Así que debéis acostumbraros a que lo que esta ocurriendo en todo el mundo es tan trascendental que si no lo veis es que necesitáis una revisión de los ojos. Y de la mente, por supuesto.

El Lince

miércoles, 12 de julio de 2017

La realidad del futuro

Mucha gente había puesto sus ojos en la cumbre del G-20, entre ellos yo. Pues nada, ha sido un fracaso total. O un éxito total, según se mire.

Fracaso porque ha evidenciado que la división entre los países occidentales es de tal calibre que ya nada será igual para ellos. Hasta ahora se resistían a reconocer la realidad, que no es otra que su protagonismo y hegemonía está desapareciendo a un ritmo cada vez más rápido. Ahora ya no pueden ocultar que el futuro va a ser muy penoso para ellos.

Éxito porque ha dejado en claro que hay un nuevo equilibrio de poder en el mundo y ese equilibrio está decantándose cada vez mas rápido hacia Eurasia como concepto geopolítico y hacia China y Rusia como entidades reales.

En forma muy resumida:

- El G-20 son eso, veinte países que se reúnen y pretenden tener legitimidad para hablar en nombre de los 200 países que conforman los pueblos de la Tierra. Se supone que esos veinte países aglutinan el 85% del Producto Interior Bruto mundial, por lo que son los que pintan, pinchan y cortan. Eso, que era así hasta septiembre del año pasado, como se evidenció en la cumbre que se celebró en Hanzhou (China), ahora ya no lo es. Ahora el G-20 son tres G: Occidente (EEUU, Canadá, Europa, Japón), los BRICS y quienes fluctúan entre ambos aunque se decantan cada vez con mayor nitidez por unos o por otros, como pueden ser Turquía, Arabia Saudita o incluso Corea del Sur.

- El G-20 quería ser el adalid del libre comercio y precisamente los desacuerdos más sustanciales se han producido en torno a eso. La Organización Mundial del Comercio ya no es el sancta sanctorum que rige el mundo. Si Europa y EEUU han estado enredando con la OMC en contra de China (que si no es una economía de libre comercio y cosas así) ahora ya no podrán hacerlo porque lo que ha quedado en claro en esta reunión es que la OMC ya no es la biblia del neoliberalismo: ahora es interpretable. China gana por goleada porque EEUU ha utilizado su discurso para defender las posturas proteccionistas de Trump y ha impuesto que sí, que hay que mantener los mercados abiertos y reconocer el papel de la OMC pero que cada país puede "utilizar, si es necesario, instrumentos legítimos de defensa comercial" (sic).

- Visto por donde iban las cosas, los diversos grupitos del G-20 se han dividido, a su vez, aunque quien más divisiones ha tenido ha sido Occidente. Y dentro de Occidente, Europa. Y dentro de Europa, Alemania. Porque Alemania era el país anfitrión y el que más tiene que perder con lo que está pasando. Así que hemos visto a Merkel adhiriéndose con entusiasmo al proyecto chino de Nueva Ruta de la Seda; criticar a EEUU por su intento de boicotear la construcción del gasoducto Corriente del Norte 2 (directo desde Rusia a Alemania a través del mar Báltico) y reunirse con Putin para frenar la rebelión de los grandes empresarios alemanes que presionan para que se levanten las sanciones contra Rusia...

Pero no sólo.

Hemos visto a Putin en plan gran estrella acaparando todas las reuniones, siendo solicitado y requerido por todos: EEUU, Japón, Corea del Sur, Arabia Saudita, Alemania, como ya he dicho...

Hemos visto a Xi Jinping arrastrando multitudes y adhesiones a su Nueva Ruta de la Seda.

Un dato: el presidente del Corea del Sur se ha reunido con los de China y Rusia. ¿Qué pinta Rusia en todo el barullo con Corea del Norte? Pues que Rusia se está convirtiendo en el gran jugador en la sombra y en el gran mediador del futuro para llegar a un acuerdo en la península coreana.

Hemos visto la realidad del futuro, en definitiva.

Y China, que siempre ha considerado el G-20 casi como el gobierno del mundo, al mismo nivel que la ONU, como dejó patente en la cumbre del año pasado, ha decidido que ante la imposibilidad de ir de la mano con Occidente tiene que asumir el papel de vanguardia y de dirigir el mundo según sus propios valores. China defiende una "nueva globalización" y entiende por tal el fin de la hegemonía neoliberal de corte occidental puesto que ya no son los valores occidentales, ni sus instrumentos derivados de Bretton Woods (FMI y Banco Mundial), quienes dominan el mundo. Si en las vísperas de la cumbre del G-20 del año pasado China decidió abrir su propia bolsa de oro -ya operativa-, tras la de este año y habiendo visto lo que ha ocurrido ha ido algo más allá y acaba de anunciar que va a fijar su propio precio de referencia del petróleo. Aunque no hay fecha, el anuncio establece que será "seguro" a lo largo de este año 2017.

Y ahora viene lo mejor, aunque lo de antes ya es suficientemente bueno: China lo va hacer en dólares y en yuanes. Es decir, que ahora sí estamos en el principio del fin del petrodólar. Y ya han salido los de siempre a decir que eso lleva "preocupación" a los mercados.

Os recuerdo que China ya tiene su propio sistema interbancario de pagos internacionales, al igual que Rusia, por lo que los pagos se pueden hacer a través de esa vía con lo que se reduce aún más el papel de Occidente hasta casi quedar en un recuerdo histórico.

Pues si están preocupados los de siempre, o sea, Occidente, aún tienen más motivos: China también ha anunciado de forma oficial la construcción de una base naval en Djibuti (un país africano). Ya lo había hecho hace tiempo, pero ahora la diferencia es que ha partido hacia ese país el destacamento encargado de su construcción. Va a ser la primera base militar fuera del territorio de China y va a estar en una zona sensible, el golfo de Adén. Es decir, en pleno meollo de la guerra de Yemen. La razón oficial es la piratería, pero la extraoficial es romper el cerco marítimo que EEUU quiere imponer a China.

Esta reunión del G-20 ha servido para que todos reconozcan que se acabó el mundo unipolar, que hay varias estrellas que guían el camino y que ese camino conduce, inevitablemente, a Eurasia.

El Lince

lunes, 10 de julio de 2017

¿Quién es el nuevo jefe de la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos en Irán?*

Michael D’Andrea: Es un experto en contraterrorismo y agente de la CIA, que ingresó a dicho servicio de inteligencia en 1979; nació en Florida, Estados Unidos.

El señor Mike D’Andrea se convirtió al islam. En su hoja de servicios aparece como el organizador del programa de acondicionamiento a través de la tortura y creador de la cárcel secreta de Salt Pit –en Afganistán–, donde supervisó los experimentos a los que fueron sometidos Abu Zubeydah, Abd al-Rahim al-Nashiri y Khalid Sheikh Mohammed.(Supuestos autores intelectuales del 11-S).

Mike D’Andrea, tiene la reputación de ser extremadamente inteligente y violento, e inspiró al personaje designado como «El Lobo» en el film estadounidense Zero Dark Thirty.

En el 2006, el agente Michael D’Andrea, inició el programa estadounidense de drones asesinos.

En 2008, Mike D’Andrea organizó el asesinato, en Damasco, del jefe militar del Hezbollah Imad Mugniyeh. También dirigió hasta el año 2015 el programa estadounidense de drones asesinos.

Quiero plantear las siguientes interrogantes: ¿Qué motiva a un devoto seguidor de Mahoma para ser el organizador del programa de acondicionamiento a través de la tortura y creador de la cárcel secreta de Salt Pit –en Afganistán?

¿Qué motiva a un agente de la CIA para ser el cerebro que ideó el programa estadounidense de drones asesinos?

¿Patriotismo?, ¿Orgullo?

NO… los servicios de inteligencia occidentales tienen intereses y objetivos , para lograr dichos intereses y objetivos: los servicios de inteligencia occidentales no tienen escrúpulos.

Quiero decir esto: los servicios de inteligencia occidentales tienen un accionar, muy similar a 1984 (novela) escrita por George Orwell entre 1947 y 1948 y publicada el 8 de junio de 1949. La teoría del Gran Hermano describe muy bien cómo los gobiernos del mundo utilizan a los servicios de inteligencia occidentales, y cómo los servicios de inteligencia occidentales muestran su lado más oscuro.

Para mí, éstas prácticas de la CIA: se parecen mucho a las prácticas de las Caravanas de la muerte y las prácticas de la Escuela de Mecánica de la Armada; durante la dictadura de Videla en Argentina en los años 70: el programa de acondicionamiento a través de la tortura y creador de la cárcel secreta de Salt Pit –en Afganistán y el programa estadounidense de drones asesinos.

Operaciones de "falsa bandera" de la CIA en Irán

Los atentados del pasado miércoles (07-06-17) en Teherán, que causaron 17 muertos y fueron reivindicados por el grupo Estado Islámico, estos ataques contra el Parlamento y el mausoleo del imán Jomeiní en Teherán pueden ser el pretexto para que las potencias occidentales busquen iniciar un nuevo conflicto en el Golfo Pérsico, en el marco del pragmatismo en las relaciones internacionales: la Monarquía de Qatar busca apoyo político, y militar en el gobierno de la República Islámica de Irán: Quiero señalar la que la Monarquía de Qatar es sunnita, y la mayoría de la población de este Estado del Golfo Pérsico es chiita, y las demás monarquías del Golfo Pérsico; buscan el aislamiento de Qatar: principalmente, Arabia Saudita supuestamente , por el apoyo de Qatar al grupo terrorista ESTADO ISLÁMICO. Pero, 

la verdadera razón del conflicto, es la alianza Irán-Qatar.

Para concluir mi artículo… quiero citar este versículo del Corán: “Si alguien mata a una persona, sería como si matase a toda la humanidad: y si alguien salva una vida, sería como si hubiera salvado la vida de toda la humanidad” (Sagrado Corán 5:32)

¿Qué motiva a un hombre como Michael D’Andrea? La hipocresía…

Ramiro Gómez


*Este artículo ha sido enviado expresamente por su autor para su publicación en esta página. Hecho. Si consideráis interesante hacer llegar alguna aportación, bienvenida. Las iré publicando, tal vez una o dos al mes. (El Lince)

sábado, 8 de julio de 2017

El "haka"

Tal vez sepáis que existe un deporte denominado rugby en el que hay un país, Nueva Zelanda, que suele comenzar sus partidos con el baile tradicional maorí llamado "haka". En realidad el "haka" es cualquier baile, pero se ha identificado como una danza de guerra puesto que el equipo neozelandés de rugby así la plantea. Pero no. Es un baile de guerra cuando tiene que ser de guerra, pero también de festejo por grandes logros o por grandes ocasiones.

Tras el éxito de Corea del Norte con el lanzamiento de su misil balístico estamos viendo a EEUU y a sus vasallos bailar un "haka" con muchos insultos, amenazas, golpes de pecho, gestos amenazantes y posturas belicosas (acaba de enviar dos bombarderos estratégicos a Corea del Sur). Pero también estamos viendo que en Corea del Norte se está bailando el "haka" porque lo correcto es lo correcto, es decir, hacer frente a las constantes amenazas del imperialismo y defender un país y un sistema propio no sólo político, sino social, cultural y económico. A fin de cuentas no es otra cosa que el cumplimento fideligno de la Declaración sobre la Concesión de Independencia de los Países y Pueblos Coloniales (14 de diciembre de 1960).

Su artículo 1 dice textualmente: “la sujeción de pueblos a una subyugación, dominación y explotación extranjera constituye una denegación de los derechos fundamentales, es contraria a la Carta de las Naciones Unidas y compromete la causa de la paz y cooperación mundiales”. El artículo 2 va un poco más allá: “todos los pueblos tienen derecho a la libre autodeterminación, en virtud de este derecho determinan libremente su condición política y persiguen libremente su desarrollo económico, social y cultural”. Dos elementos merecen destacarse de esta Declaración: el artículo 1 va mucho más allá de su enunciado al no limitar subyugación, dominación y explotación extranjera al dominio colonial de viejo cuño; el artículo 2 deja bien claro que la denegación de los derechos fundamentales incluye todos esos derechos y no sólo los civiles y políticos: hace hincapié en los de índole económica, social y cultural. 

Los países occidentales se dieron perfecta cuenta de qué significaba esta declaración y comenzaron a utilizar el discurso que tanto les gusta cuando no están cómodos con la legislación internacional: no es vinculante. Cierto, pero si no lo es, como ninguna declaración de la Asamblea General de la ONU, tampoco lo es la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948 que con tanta insistencia defienden.

Así que se puede vestir como se quiera, pero la razón la tiene Corea del Norte sí o sí. Lo demás no es otra cosa que un "haka" de gestos amenazantes y gestos belicosos. Pero por mucho que se haga el "haka" luego hay que ir a la guerra, y ahí se puede ganar o perder. Es como en el rugby, donde Nueva Zelanda también pierde pese a sus "haka".

Y da toda la impresión de que EEUU si va a la guerra la puede perder.

Corea del Norte ha querido dejar bien claro en un día muy señalado que no se deja amedrentar. Cuando Trump acababa de tomar posesión del despacho oval en la Casa Blanca dijo en uno de sus famosos tuit que el lanzamiento por parte de Corea del Norte de un misil intercontinental "nunca sucedería". Primer ridículo, puesto que ha sucedido. ¿Y ahora, qué?

Las razones del lanzamiento son claras: no va a haber ningún otro Irak o Libia, ni siquiera Siria. Cualquier atisbo de ello será respondido en propiedad y EEUU se verá afectado, tanto directamente como indirectamente en las bases que tiene en sus países vasallos como Corea del Sur o Japón. Es una actitud defensiva sin duda, pero al mismo tiempo de una firmeza impresionante en lo que se haría en caso de acometer una aventura similar a la de los países citados.

Y se produce en unos momentos en los que la Asamblea de la ONU vota una resolución en contra de la proliferación nuclear. Una resolución que no fue apoyada por los países de la OTAN, por ejemplo, por lo que no tiene mucho sentido que se insista en la desnuclearización de Corea del Norte y no del resto. ¿Corea del Norte ha desarrollado armas en desafío de las normas internacionales? Sí, con matices puesto que son medidas defensivas aunque estén en contra de las resoluciones de la ONU. Pero también lo hace Israel desde hace décadas y nadie protesta. Si Israel esgrime que son para su defensa, y es apoyado en ello por Occidente en pleno ¿por qué el argumento no vale para Corea del Norte?

El G-20 ha protestado contra Corea del Norte y ha venido a pedir más sanciones. No va a ser tan fácil porque ahora todas las bazas están en manos norcoreanas. Occidente no tiene ninguna solución a la vista. Ni siquiera la militar. El Pentágono está noqueado. Esperaba que Corea del Norte fuese de farol y que, en cualquier caso, no fuese hasta 2020 cuando tuviese la tecnología que ha revelado tener y ha reconocido que "no podemos estar seguros al 100% de que una guerra en la península coreana no se extenderá hasta Hawai o Alaska".

Corea del Norte avanza rápido en este sentido. Acaba de demostrar que tiene capacidad de disuasión y tengo claro que ese es su objetivo inmediato: un mensaje no sólo a EEUU, sino también a China. Eso lo ha entendido China -ahí está el comunicado conjunto con Rusia para probarlo- pero no EEUU (todavía). Sin embargo, me ha sorprendido ver a militares estadounidenses diciendo que si EEUU fue capaz de "confrontar" a la URSS en el pasado sin ir a la guerra, lo mismo se puede hacer ahora con Corea del Norte.

Es decir, que comienza a haber partidarios de una "guerra fría" pero no caliente, por lo que el "haka" de Trump y sus vasallos no es otra cosa que insultos y amenazas que no van a pasar de ahí. Sé que apuesto muy alto, pero no creo equivocarme. Si me equivocase -y en Washington están locos- esta claro que no podríamos hacer planes para el futuro porque no lo habría.

Por el contrario, los norcoreanos pueden estar orgullosos de su "haka" de celebración por el logro alcanzado.



El Lince

jueves, 6 de julio de 2017

De repente, todos haciendo cuentas

La determinación de Corea del Norte por defender su sistema de gobierno y el país ha provocado movimientos inusuales, otros no tanto y el que, de repente, todos estén haciendo cuentas.

Os recordaré que los medios de propaganda habituales, y los propagandistas habituales, se rieron no hace mucho del desfile militar en el que Corea del Norte presentó en sociedad sus misiles más sofisticados. Muchos de esos propagandistas habituales -en las facultades de periodismo hay un dicho cada vez más real: el buen periodista es el que escribe (o habla) de todo y no sabe de nada- dijeron, todo ufanos, que "el régimen ha querido impresionar al mundo presentando misiles de cartón-piedra".

Resulta que el cartón-piedra ha volado a una altura de casi 3.000 kilómetros y ahora todo el mundo dice (incluyendo a estos graciosillos propagandistas habituales) que fue una prueba de un misil intercontinental. Y el miedo comienza a recorrer la espina dorsal de los propagandistas y sus pagadores.

Eso incluye a EEUU. Trump anda haciendo el imbécil, otra vez, ahora por Polonia en una escala previa a la reunión del G-20 de Alemania y ha dicho que están pensando "algunas cosas bastante graves" en represalia. ¿Una bravuconada más? Es probable, porque de inmediato ha dicho que EEUU va a esperar "unas semanas o unos meses" a ver qué pasa con Corea del Norte y qué hacen los demás. Entre esos "demás" están China y Rusia.

Si Trump fuese inteligente (o alguien de su equipo) sabría que esos "demás" ya han dicho lo que tienen que decir: China y Rusia firmaron ayer un comunicado conjunto insistiendo en "la doble suspensión", es decir, que Corea del Norte renuncie a sus pruebas nucleares y misilísticas a cambio de que EEUU y Corea del Sur suspendan sus ejercicios militares a gran escala (este es un acuerdo al que llegaron China y Corea del Norte en 2015) aunque ahora han añadido un elemento nuevo y que pone a EEUU contra las cuerdas: también hay que suspender y/o retirar de Corea del Sur los misiles THAAD que amenazan tanto a China como a Rusia con la excusa de Corea del Norte.

China y Rusia dicen lo siguiente en su comunicado conjunto: "las partes confirman que el despliegue de los sistemas THAAD ABM (misiles balísticos) en el noroeste de Asia está causando graves daños a los intereses de la seguridad estratégica de los estados de la región, entre ellos Rusia y China, y no está contribuyendo a la consecución de los objetivos de la desnuclearización de la península coreana y, del mismo modo, a la provisión de la paz y la estabilidad en la región". Es un aviso en toda regla y una clara muestra de su postura.

Como la cumbre del G-20 esta al caer, habrá que esperar lo que salga de ella porque este tema será, sin duda, uno de los ejes de la misma.

Pero antes todo el mundo se ha estado viendo con sus amiguitos para preparar el terreno. Trump con el japonés Abe y el surcoreano Moon Jae-in; Putin con Xi. La diferencia entre estas reuniones no es sólo de interlocutores, sino que Putin y Xi han mantenido la que es su 21 reunión desde que Xi llegó al poder en 2013. Que dos dirigentes politicos de este calibre se hayan encontrado en 21 ocasiones en cuatro años (es decir, a una media de 5 reuniones al año, una cada dos meses y medio) indica todo acerca de la alianza estratégica, cada vez más estrecha, de los dos países.

Ni qué decir tiene que tanto Rusia como China van a utilizar su poder de veto en la ONU si Trump hace alguna de esas "cosas graves" que anunció ayer. No es que EEUU tenga el menor reparo el violar todo lo violable, como lo que queda del derecho internacional, pero debería andarse con cuidado por lo que pueda acaecer después.

Así que como la cosa no es fácil, de repente todos en EEUU se han puesto a hacer cuentas de lo que supone una "amenaza" que ya se toman en serio. Y dicen que Corea del Norte puede tener la tecnología necesaria para elaborar misiles que puedan portar no ya carga convencional o nuclear sino electromagnética. Lo que en la jerga se llama EMP o pulso electromagnético. Tal vez sea eso a lo que se ha referido Kim Jong-un al afirmar que puede enviar un "paquete de regalo" aún más grande a EEUU que el misil ese que ya no es de cartón-piedra que se probó el otro día.

Y por eso el Pentágono está hirviendo ante lo que consideran "opción viable" para Corea del Norte en caso de guerra. La realidad es que EEUU está desconcertado con la tenacidad de Corea del Norte. Y ahora empiezan a tomar en serio a este país porque aunque lo del misil balístico intercontinental -como han dicho con una cierta satisfacción- sólo pueda llegar a Alaska lo cierto es que con la "opción viable" no es necesario más que un misil disparado desde un submarino, por muy cochambroso que sea el submarino, para provocar el caos en EEUU.

Resulta que EEUU es totalmente vulnerable a un ataque electromagnético, como estableció en propio Congreso del país en el año 2001, y que en caso del mismo "hasta el 90% de la población podría padecer hambre, enfermedad y la sociedad entraría en descomposición". He aquí lo que decía el Congreso entonces: "sin acceso a internet, todos los métodos de comercio y de comunicación se detendrían. No habría TV, radio, teléfonos, transacciones de tarjetas de crédito y los retiros en efectivo de los bancos serían imposibles". Conclusión: "no estamos preparados para un ataque electromagnético".

Y, de repente, se han puesto a echar cuentas de lo que puede costar hacerlo. Y dicen que se puede llegar a los 20.000 millones de dólares sólo en el caso de blindar el sector público -que no es muy grande en EEUU- y que sólo en el caso de los transformadores eléctricos se podría tardar hasta 18 meses en lograr blindar todos, o reparar, o reponer, etc., etc. ...

Corea del Norte no va a atacar a EEUU, pero tampoco se va a quedar calladita si se la amenaza, y amenaza, y amenaza...

EEUU tiene poco margen de maniobra, pese a Trump y sus "cosas bastante graves". Por eso está intentando presionar a China para que sea este país quien meta en cintura a Corea del Norte. Y si ya ha sancionado a un par de ciudadanos chinos y a un banco muy pequeño por sus vínculos con Corea del Norte, ahora dice que puede ampliar esas sanciones. Este chico no sabe lo que dice y los que le escriben las tonterías, tampoco. ¿Alguien se cree que China no respondería deshaciéndose, por ejemplo, de los miles de millones de dólares que tiene en su reserva? Ya lo ha hecho, con resultados desastrosos para EEUU y eso que fue a pequeña escala y con bonos del Tesoro para no asustar en exceso.

EEUU olvida -quiere olvidar- que ya no es la potencia hegemónica del planeta y que ahora mismo hay casi más influencia china en la economía estadounidense que al revés. En cualquier caso, el grado de integración económica entre los dos países es tan grande que sería de locos imponer sanciones a China sabiendo que la venganza de Beijing sería tanto sofisticada como terrible. Pero no es que haya muchos cuerdos en Washington ahora mismo.

No obstante, China sigue poniendo una vela a dios y otra al diablo y mientras que el comercio con Corea del Norte se mantiene en un nivel aceptable, pese a las sanciones de la ONU a las que se ha sumado China, alcanzando incluso un incremento del 13'7% en lo que va de año, al mismo tiempo anuncia que no va a crecer más en lo que resta de año y que incluso puede decrecer algo, en torno al 2-3%. Insiste en que no compra nada de carbón a Corea del Norte en cumplimiento de las sanciones de la ONU (y es cierto que no ha comprado ni un solo trozo desde el mes de mayo) y que ese incremento del comercio está relacionado con alimentos.

Una muestra de cómo están las cosas para EEUU por el mundo, no sólo con el tema de Corea del Norte.




El Lince

lunes, 3 de julio de 2017

Distrito rebelde

No, no es una denominación de "Los juegos del hambre". Es la denominación que los miserables de la mal llamada Autoridad Palestina acaban de utilizar para referirse la Franja de Gaza que gobierna Hamás. Quienes van de solidarios con Palestina y mantienen relaciones con este hatajo de miserables -la mal llamada Autoridad Palestina y el partido que la sustenta, Fatah- son responsables de todo lo que está ocurriendo. Sin discusión y sin medias tintas.

Los miserables de la mal llamada Autoridad Palestina acaban de dar otra vuelta a la tuerca contra Hamás y han negado el permiso de viaje al extranjero -incluso a hospitales israelíes- a pacientes con cáncer y otras enfermedades muy difíciles de tratar en los hospitales de Gaza ante la falta de instrumental adecuado y medicamentos. Según el propio Ministerio de Salud de la mal llamada Autoridad Palestina hay entre 3.000 y 4.000 pacientes que necesitan tratamiento médico inmediato, básicamente por dolencias relacionadas con el cáncer y problemas de corazón. De ellos 1.600 estaban siendo tratados en Israel y Jordania que ahora ya no lo reciben. El resto no pueden salir para ser tratados en otros países como Egipto.

Por el contrario, quien se hace pasar por presidente de la mal llamada Autoridad Palestina ha autorizado a un gato para ser tratado en Israel de una rotura de pata. No es broma.



La medida de negar los permisos para el tratamiento médico se ha tomado el 26 de junio y ya ha causado la muerte de 9 de esos pacientes. Esta infame medida se suma a otras como la reducción del suministro de electricidad a la Franja a cuatro horas diarias,  la reducción del sueldo a los funcionarios en porcentajes que van del 30% al 50% y al impago de salarios a los ex prisioneros políticos de Hamás.

Ese hatajo de miserables de la mal llamada Autoridad Palestina y quienes les apoyan, allá y acá, no están contentos con todo ello y anuncian "más medidas dolorosas y sin precedentes" para doblegar a Hamás y obligar a esta organización a aceptar los "acuerdos de conciliación" que suponen, simple y llanamente, su rendición. Entre esas medidas están "detener cualquier compra que pueda beneficiar a la Franja, sea combustible, electricidad, medicinas, gastos escolares o universitarios y así sucesivamente".

La situación es cada vez más desesperada en la Franja y está obligando a Hamás a hacer juegos malabares, desde pactar con personajes siniestros como Mohammed Dahlan -a quien se acusa de estar detrás del asesinato de Yasser Arafat-, un antiguo miembro de Fatah, hasta buscar desesperadamente algún acuerdo con Egipto para que sea posible el suministro de electricidad. En un movimiento que tal vez indique que se está a punto de lograr un acuerdo en ese sentido, Egipto ha enviado a la Franja un millón de litros de gasóleo que ha permitido un pequeño aumento, coyuntural, de las horas que los gazatíes pueden tener electricidad, pasando de cuatro a seis.

Las medidas infames que esta adoptando ese hatajo de miserables de la mal llamada Autoridad Palestina se enmarcan en la estrategia de EEUU para favorecer a Israel en todos los ámbitos internacionales y de los países árabes en el conflicto con Qatar, a quien dieron un ultimátum que cumple hoy aunque se ha prorrogado dos días más, para que -entre otras cuestiones- rompa con los Hermanos Musulmanes de los que forma parte Hamás.

Lo que todos quieren es eliminar o debilitar al "eje de la resistencia" contra Israel, del que los palestinos son el eslabón más débil. Se liquidaría así la causa palestina y los sátrapas árabes del Golfo tendrían la excusa perfecta para normalizar las relaciones con el régimen fascista de Israel que vienen buscando desde hace más de una década.

La mal llamada Autoridad Palestina está hundiendo a la Franja de Gaza aún más en la miseria. Cuando el desempleo esta en el 47% oficial y el número de personas bajo el umbral de la pobreza alcanza el 65% (también oficial), en una situación en la que no se ha reconstruido prácticamente nada de todo lo destruido por el régimen fascista de Israel tras la última matanza, se puede entender cuál es el grado de insidia de ese hatajo de miserables de la mal llamada Autoridad Palestina (y de quienes la apoyan). El bloqueo israelí no ha podido doblegar a un pueblo pero pese a ello, o por ello, se suman ahora las medidas de la mal llamada Autoridad Palestina.

La Unión Europea, tan escrupulosa con otros países y situaciones (y con sus famosos y muy democráticos valores), calla. Las famosas organizaciones de "derechos humanos" de fama internacional, también. Los progres dan cobertura política a estos miserables. No hay excusa para el silencio o la complicidad con lo que está ocurriendo.

El Lince