miércoles, 19 de julio de 2017

Los más simpáticos del mundo

Tenía previsto dejar el tema de la decadencia de Occidente pero no va a ser posible a corto plazo, a lo que se ve. Hay mucha tela que cortar en otras partes: en el Estado español (España, para otras latitudes) con la autoinculpación colectiva de la CUP -que ya sabéis es la única formación política que cuenta con mis respetos- como organización política de todos los actos y acciones que se hagan en pro del referéndum del día 1 de octubre en Catalunya; en el Donbás con la declaración de independencia respecto a Ucrania (porque eso es el anuncio de la creación de Malorossiya o Pequeña Rusia); en Siria, donde los refugiados vuelven a las zonas que controla el gobierno y aumenta la producción agrícola (según datos de la FAO, el organismo de agricultura de la ONU); en Venezuela, donde todo apunta a un intento de golpe de Estado con la ayuda de los de siempre...

Imposible. De nuevo el pánico está haciendo que se hable una y otra vez de Eurasia: que si Putin y Trump se reunieron en secreto, que si Corea del Norte tiene más de lo que dice y EEUU no tiene margen de maniobra, que si Japón está entrando en recesión, que si China...

China, siempre China. Ayer hubo no uno, sino tres nuevos movimientos alrededor de Eurasia y, en concreto de China.

Comienzo por el más sorprendente.

1- "China parece ser la superpotencia más simpática del mundo" (sic). Es la conclusión a la que llega The Atlantic (medio de propaganda de EEUU) tras una macroencuesta en todo el mundo sobre qué país cae más simpático y lo compara con las giras que han realizado Trump y Li Keqiang (primer ministro chino) por Europa. Trump fracasó en todo, Li triunfó en todo. Para este medio de propaganda "esto es inconcebible puesto que EEUU es una democracia estable (sic), con un sistema de alianzas sano y desarrollado (sic), con décadas de experiencia en intervención global (sic) y con una orgullosa tradición de defender los derechos humanos (sic) y China no es ninguna de esas cosas" (más sic, doble sic). Y se lamenta: "China, después de despojar a EEUU de sus aliados, actualmente parece estar ganando la batalla mundial por los corazones y las mentes" (super sic).

Y sigue: "los aliados y naciones amigas han comenzado a pensar al menos en las alternativas a EEUU". Y pone el énfasis en Alemania, donde Merkel reconoce (lo dijo en la cumbre del G-20, que os comenté) que "estamos viviendo en tiempos de incertidumbre global", y en Australia o Corea del Sur que "a veces imperceptiblemente y otras no tanto, se están alejando de EEUU".

La alarma es de tal calibre que añade: "Beijing está proporcionando marcos de actuación para que todas estas naciones se conecten al orden mundial chino, entre el que el más destacado es el llamado "Un cinturón, una carretera" [la popularmente llamada Nueva Ruta de la Seda] que también apoya Putin". Y ya entrando en carrera desenfrenada continúa: "China está aumentando su influencia sobre los marcos existentes como la ONU, donde ahora es el segundo contribuyente al presupuesto de las fuerzas de paz".

Ni qué decir tiene que Beijing "no sólo está aceptando todos estos cálidos saludos de las naciones que se sienten rechazadas por EEUU, sino que está trabajando activamente para afirmar su poder" (...) "especialmente en Asia, donde vemos una región que huye de Donald Trump". ¿Fin? No: "China tiene ahora intereses legítimos políticos y económicos en todos los países del mundo, Washington debería reconocer esa nueva realidad", concluye, si es que se quiere evitar un enfrentamiento que sería catastrófico para EEUU y el mundo.

2.- Ahora resulta que el Banco Asiático de Desarrollo (la instancia subsidiaria del Banco Mundial para Asia, encabezada por Japón y EEUU) anuncia que está "listo para cooperar con el Banco Asiático de Inversiones en Infraestructuras", creado a instancias de China y que está en funcionamiento desde enero de 2016. Este anuncio bomba se produjo ayer en lo que es una rendición en toda regla frente a las nuevas estructuras mundiales alternativas a las instituciones vinculadas a Bretton Woods (FMI y BM).

El BAD ha reconocido que el BAII es "el rival más agresivo" al que se enfrenta y que, por lo tanto, llega el momento de cooperar, inicialmente en pequeños proyectos en régimen de cofinanciación, en países como Pakistán o Bangladesh. ¿Y por qué? Pues porque "el BAII cuenta con personal y tiene procedimientos que le permiten procesar y financiar sus propios proyectos independientemente de otros Bancos de Desarrollo [está hablando de él mismo y del BM] por lo que una dimensión más competitiva podría complicar la relación". Se entiende que eso de "complicar la relación" va por ellos, que se irían perdiendo en el sumidero de la historia.

Pero como todo no puede ser tan bonito, y al igual que el medio de propaganda de antes que hablaba de los simpáticos chinos no podía evitar una mención a Putin -y es que el malo siempre tiene que aparecer en todas las películas- también ahora para el BAD hay un punto que le desagrada en su oferta de colaboración con el BAII: el importante papel que tiene Rusia en el mismo, puesto que es el tercer país (después de China e India) en porcentaje de participación.

Rusia rechazó expresamente formar parte del BAD tras la desaparición de la URSS y eso no se perdona tan fácilmente. Y el simple hecho de que tenga un papel importante, y decisorio, en el BAII pone de los pelos a las instituciones subsidiarias de Occidente. Vienen a decir: ya nos cuesta tragar y ceder con China cuando más con el malo malísimo. Rusia sí está en el FMI, pero no en el BAD. La razón es bien simple: en el FMI, aunque esté dominado por EEUU, había que estar mientas que en el BAD no era necesario ni imprescindible. La apuesta le salió bien a Rusia y ahora tiene el BAII y tiene un beneficio directo e inmediato con la Nueva Ruta de la Seda que va a pasar por gran parte de su territorio.

3.- El Pentágono reconoce que "EEUU tiene que despertarse ante el colapso de la primacía estadounidense y la rápida desintegración del orden internacional creado por el poder estadounidense después de la II Guerra Mundial".

Un amigo anónimo me ha hecho llegar el documento y en él se habla de que "el orden internacional establecido por EEUU después de la II Guerra Mundial se ha deshilachado (sic) e, incluso, puede colapsar (sic) lo que lleva a EEUU a perder su posición de primacía en los asuntos mundiales". No me negaréis que es jugoso. Pero esto tiene la suficiente enjundia para tratar exclusivamente de ello en la siguiente entrega.


El Lince

2 comentarios:

  1. Malo rossyia significa pequeña rusia, antigua sería "staria" Saludos

    ResponderEliminar
  2. Interesantisimo...no me lo quiero perder.

    ResponderEliminar