martes, 31 de mayo de 2016

Más Marx, menos Occidente

Inmersa como está China en la conmemoración, para unos, de la Revolución Cultural y en la crítica, para otros -empezando por el gobierno- de la misma, hay otra iniciativa que os traslado para una mayor comprensión de lo que sucede en este país.

"Más Marx, menos Occidente" es el nuevo grito de guerra de los estudiantes universitarios chinos. Al menos en dos universidades, la de Henan y la de Nanjing, estudiantes y profesores están llevando a cabo una campaña de movilización y recogida de firmas para solicitar al Ministerio de Educación que se aumente "de inmediato", es decir, para el próximo curso, el número de asignaturas marxistas en el sistema de enseñanza. Los escritos en ese sentido están circulando con profusión y los encabezan dos economistas de prestigio, Xu Xingya, por la universidad de Henan, y He Ganqiang por la de Nanjing.

Profesores y estudiantes piden al Ministerio de Educación que las asignaturas marxistas supongan "al menos la mitad" de los cursos básicos que se ofrecen, especialmente en el área de economía donde en la actualidad no llegan a la tercera parte. "La occidentalización de la enseñanza ha desviado gravemente a la universidad de la dirección socialista", se dice en los escritos, y "eso supone, de forma especial en lo relativo a la economía, que muchos estudiantes universitarios y graduados ahora carecen de los conocimientos de la metodologia marxista y algunos, incluyendo a los que van a trabajar para el gobierno, tienen el cerebro lavado por las teorías occidentales y ello representa una seria amenaza para la seguridad del país", dicen textualmente.

Aún más: "La occidentalización del pensamiento económico fue una de las razones para el colapso de la Unión Soviética y por eso ejercemos esta movilización. El aumento del número de cursos económicos marxistas inevitablemente va a desanimar a las fuerzas occidentales existentes en las universidades".

Resulta que el ministro de Educación, Yuan Guiren, dijo cuando asumió el cargo en 2015 que las universidades tenían que rechazar los libros de texto que promueven los valores occidentales, pero en la práctica no ha movido un dedo para que esto sea así. De ahí la iniciativa de profesores y estudiantes de Henan y Nanjing.

Por el contrario, desde su ministerio se ha impulsado una revisión de los libros de texto para la enseñanza primaria y secundaria en los que priman los valores occidentales, sobre todo en el ámbito económico, sobre los patrióticos y revolucionarios. Hay aspectos muy sensibles como la actuación japonesa durante la ocupación de partes de China durante la II Guerra Mundial que han desaparecido de los libros de texto o se han reducido sensiblemente.

Entre los estudiantes universitarios chinos circula un viejo libro de economía marxista escrito hace años por un profesor de la universidad de Beijing, Huan Yu Hai, con el título "Una nueva visita al marxismo" en el que se refutan las teorías occidentales en cuestiones económicas partiendo de la teoría de Adam Smith hasta llegar a la etapa actual con el papel del capitalismo financiero. El libro de este viejo profesor ya no es fácil de encontrar, pero se está convirtiendo en el nuevo icono de la reivindicación de "más Marx, menos Occidente".

Esta iniciativa estudiantil, encabezada por prestigiosos profesores, ha empezado a preocupar a la dirección del Partido Comunista de China. Además de lo que supone, porque en la última oleada de militantes que fueron admitidos en el Partido casi un tercio de quienes recibieron el carnet son estudiantes universitarios. El PCCh tiene 84 millones de militantes (cada año ingresan en el partido entre dos y tres millones de nuevos miembros después de la selección de los aspirantes, que son muchos más) y aproximadamente el 40% de ellos son universitarios, obreros, agricultores y trabajadores migrantes. Ya no son sólo los clásicos trepas que utilizan el carnet para ascender socialmente, sino entran sectores mucho más combativos. Esta iniciativa es una muestra de ello y por eso os recuerdo otra mucho más sorprendente que ésta por el marco en el que se produjo y que ya os puse.

China se mueve hacia un rechazo hacia la deriva capitalista impuesta por la dirección del PCCh y estas expresiones, universitaria y artística, son la imagen más gráfica del descontento.

El Lince

domingo, 29 de mayo de 2016

Berlín II o el segundo frente

La carera hacia Raqqa, previsible, ha comenzado como una revancha occidental al triunfo soviético en Berlín. Al igual que los soviéticos ondearon la bandera sobre el Reichstag, los occidentales quieren que ondee la bandera de las Fuerzas Democráticas de Siria, donde las fueras kurdas son hegemónicas, en la que ha sido considerada como la capital de la organización llamada Estado Islámico.

El ejército sirio dio un paso de gigante con la recuperación de Palmira y ahora avanza para ayudar a los sitiados en Deir Ezzor mientras que, al mismo tiempo, va recuperando campos de gas y de petróleo ahora en manos de la organización llamada Estado Islámico. Sin sangre, el cuerpo no funciona y el petróleo es la sangre del llamado Estado Islámico. Es el objetivo importante y lo saben tanto el gobierno sirio como los rusos. Pero para EEUU y sus vasallos lo importante es la imagen, el Berlín II, y es lo que buscan. Aquí los kurdos de las YPG se han dejado embaucar en un movimiento que van a tener difícil explicar.

EEUU está desviando la atención del desastre que está suponiendo para sus vasallos de la "contra" extremistamente moderada o moderadamente extremista la derrota que están sufriendo a manos del llamado Estado Islámico en el norte de Alepo. Su muy obediente "contra" es un castillo de naipes que no resiste un envite mínimamente serio. El llamado Estado Islámico se les está comiendo hasta el extremo que organizaciones enteras están desapareciendo como el denominado "Nuevo Ejército de Siria", una creación de EEUU, esos a quien formó en Jordania hace un par de años con un coste de 500 millones de dólares. Supongo que recordaréis la historia. Así estaban las posiciones de la "contra" pro-occidental (en verde) a principios de abril y así están ahora en el norte de Alepo.



Lo mismo ocurre en en Ghuta y Homs, donde la "contra" moderadamente extremista o extremistamente moderada pierde terreno cada día a manos del gobierno sirio y sus aliados. Este caso es especialmente relevante porque quienes están dando para el pelo a la "contra" apoyada por Occidente y los sátrapas árabes son el Ejército de Liberación de Palestina y Hizbulá. Ya os dije que hay al menos dos organizaciones palestinas, integradas por los refugiados que hay en Siria, que están combatiendo del lado del gobierno sirio.

Raqqa es la cortina de humo perfecta, así como el efecto propagandístico ideal. Es, al igual que lo fue el desembarco en Normandía, el "segundo frente" que abre Occidente para evitar que el triunfo del gobierno sirio, de la mano de Rusia, ponga definitivamente en peligro la preservación de la influencia estadounidense en la zona. Es más, me atrevo a decir que Raqqa es la tabla de salvación a la que se agarra con fuerza Obama para evitar el triunfo de Donald Trump en las elecciones presidenciales porque no hay que olvidar que Trump dijo públicamente que la situación en Siria se debe "a la falta de cooperación con Rusia". Estamos en una campaña de relaciones públicas en la que han entrado, de forma absolutamente acrítica, los kurdos sirios.

Porque se da la circunstancia que en paralelo a esta campaña Berlín II en Siria el aliado de EEUU, Turquía, está acentuando la guerra contra los kurdos turcos. Sigue el bombardeo de ciudades y comienza a flaquear la resistencia. Ayer cayó Nusaybin despúes de una heroica resistencia de 74 días. Ni qué decir tiene que los medios de propaganda turcos lo han explotado hasta el infinito.


Nada que reprochar, pues, a los héroes y heroínas que han resistido hasta lo imposible, en una ciudad que ya prácticamente no existe gracias a un ejército de la OTAN, como indican estas fotos y las imágenes que habéis visto.





Lo que no veréis es lo siguiente, una acción de las cada vez más eficaces unidades de las Fuerzas de Defensa del Pueblo (HPG), la estructura militar del PKK. Si hace unos días os puse las imágenes del derribo de un helicóptero, ahora va la siguiente.


Así que, resumiendo, discrepo absolutamente del entusiasmo que hay entre los pro-kurdos con el avance hacia Raqqa. No veo que ese avance vaya más allá de la imagen, el Berlín II, porque con la hipotética toma de la ciudad, y ya veremos si se toma, a la organización llamada Estado Islámico no se la va a derrotar dado que sigue teniendo elementos para mantener su capacidad para autoabastecerse. El petróleo y el gas del que hablaba antes. La sangre. Un cuerpo puede vivir sin piernas, sin brazos, pero no puede vivir sin sangre. Además de armas, que muy amablemente le está cediendo, por las buenas o por las malas, la "contra" extremistamente moderada o moderadamente extremista en el norte de Alepo. Un vídeo del llamado Estado Islámico mostrando con orgullo el regalo que les ha hecho la "contra" avalada por Occidente en el norte de Alepo.


La anunciada ofensiva sobre Raqqa va en paralelo con la anunciada ofensiva sobre Mosul y Faluya en Irak (donde también se ha fotografiado a soldados de EEUU dentro de las fuerzas kurdas e iraquíes). Ambas son coincidentes y sirven de forma clara a la estrategia estadounidense. Ambas tienen la finalidad estratégica de mantener al Partido Demócrata en la Casa Blanca puesto que las encuestas cada vez dicen con mayor claridad que Trump ganaría a Clinton. El Partido Demócrata necesita desesperadamente una victoria internacional.

Estamos ante dos estrategias totalmente diferentes que diferencian y nos diferencian. ¿Me puedo equivocar? Por supuesto, pero demostradme que me equivoco.

El Lince

viernes, 27 de mayo de 2016

Legítima defensa

Viendo cómo el pueblo francés está respondiendo a las medidas neoliberales del gobierno "progresista" del Partido Socialista -hermano de ese con el que otros "progres" quieren pactar en el Estado español- hay que sentir sana envidia. Llevan tres meses, tres, de movilizaciones y llevan tres meses, tres, resistiendo la represión. Pero lo más sorprendente de todo es la actitud de los sindicatos, mejor dicho, del sindicato, la Confederación General de Trabajadores, CGT, que mantiene el tipo no sólo con las movilizaciones, sino con los discursos. Y lo hace desafiando la ley porque, recuerdo, en Francia está vigente el Estado de emergencia que se decretó tras los atentados de hace cuatro meses.

La CGT se ha convertido en el enemigo a batir por el gobierno "progresista" francés y por la derecha clásica. "Progresistas" y conservadores van de la mano en la demonización de la CGT, de los sindicalistas y de todo lo que suponga hacer frente a las medidas fondomonetaristas y privatizadoras. Todos, al unísono, han sumado fuerzas y han puesto todos los medios a trabajar en esa dirección. De forma especial, los medios de propaganda (antes llamados de comunicación). Televisiones, radios, periódicos repiten con insistencia machacona el mismo mensaje: la CGT no hace las leyes; asistimos a una radicalización en todos los aspectos; la CGT utiliza el chantaje y toma a los ciudadanos como rehenes; la CGT está retrasando el crecimiento económico; la CGT se defiende a sí misma, no a los trabajadores... No hay nada como el pluralismo y la libertad de expresión, ya sabéis, esos valores tan democráticos.



Es imprescindible dejar de comprar periódicos, es imprescindible boicotear a los medios de propaganda en todas sus expresiones. Es imprescindible comenzar a pensar si realmente buscamos la emancipación. Una de mis (muchas) peleas con alguna amistad "progre" que tengo es que siempre que hacen alguna acción (modosita, de las suyas, alguna conferencia, alguna manifestación) lo primero que hace al día siguiente es comprar los periódicos a ver si ha salido en ellos. Es decir, a ver si la burguesía, muy democrática ella, ha tenido a bien recoger diez líneas y alguna fotografía de ese evento. Es decir aún más: lo que estos "progres" buscan es que la burguesía les legitime. Y una forma de legitimación es esa, que los medios de propaganda hablen bien de ellos, que ejercen sus "derechos democráticos" y que no son una amenaza.

Mal vamos entonces. Eso lo ha entendido a la perfección la CGT francesa que, como digo, da sana envidia. A las acusaciones de "toma de rehenes", de "violencia" y todas las demás responde argumentalmente. Los y las sindicalistas de la CGT, de otros sindicatos más pequeños, simple ciudadanía harta del capital y sus imposiciones, de la juventud estudiantil que va a trabajar por nada y sin derechos responden que lo que ellos están haciendo es ejercer la legítima defensa contra los ataques de un gobierno que desmonta derechos sociales, que favorece a los empresarios y al gran capital y que no ha tenido en cuenta ni una sola de las propuestas y alternativas presentadas por la CGT.

Cuando el gobierno "progresista" francés (la nueva derecha) y la derecha clásica salen al unísono criticando la "violencia" en las manifestaciones la CGT da la vuelta al discurso y habla de que lo que los manifestantes muestran es su "cólera" por esas medidas regresivas, muestran su "cólera" ante la cerrazón gubernamental a dar marcha atrás en unas medidas laborales que destruyen conquistas sociales y económicas.

Se echa de menos este tipo de discursos -no ya la movilización sostenida desde hace tres meses- en el sindicalismo español, por poner un ejemplo. Si es que existe, que esa es otra. O en las formaciones supuestamente "progresistas" que desde que han logrado un puestecito en las instituciones han abandonado todo tipo de movilizaciones callejeras.

Ayer la movilización en Francia dio un paso más, y de calado: bloqueos en los puertos, refinerías, depósitos de carburantes, paros en 16 centrales nucleares...



El gobierno "progresista" (la nueva derecha), la derecha clásica, los panegiristas de ambos (los medios de propaganda) hablan hoy de "terrorismo social". Ni más ni menos. Y lo dicen porque sus propios medios de propaganda dicen que las huelgas y manifestaciones son apoyadas por el 74% de la población, luego hay que meter miedo. Como sea. Y la palabra "terrorismo" añade ese miedo. Porque si este porcentaje es cierto, que lo será, a quienes toman como "rehenes" los sindicalistas es a una minoría de privilegiados y por una vez no es al revés, no es la minoría de privilegiados la que toma como rehenes a la mayoría de la población.

Por supuesto que la nueva derecha (antes llamada izquierda) y la derecha clásica no tienen vergüenza. A parte de todo lo que os he dicho de la ley que se quiere aprobar y contra la que ha estallado la población, pretende llevar todas las negociaciones laborales al marco de los "acuerdos de empresa", es decir, desaparecen los acuerdos nacionales o de ramas de la producción, lo que debilita drásticamente el equilibrio de poder entre empresarios y trabajadores. Es eliminar la negociación colectiva. Esto mismo es lo que hizo el gobierno español del PP con su mal llamada "reforma laboral", y casi lo mismo hizo antes el gobierno "progresista" del PSOE con su también mal llamada "reforma laboral". En esto sí tienen razón los "progres" españoles, en que hay que derogar las dos leyes.

Francia está desafiando las imposiciones de Bruselas, de la Unión Europea. Francia es hoy, de la mano de la CGT y quienes secundan sin miedo las movilizaciones, el único país de la moribunda Europa que está defendiendo su soberanía. Todos deberíamos aprender. Por ejemplo, los griegos y darnos cuenta que con un día no sirve, que hay que mantener una movilización sostenida porque así sí que se hace daño al poder.

Quienes secundan las manifestaciones y los paros en Francia están, además, ejerciendo su derecho a la legítima defensa ante una agresión de este calado, impuesta desde el exterior (Bruselas) y acatada por el gobierno "progresista" haciendo caso omiso de las reglas de la supuesta democracia en la que se sustenta.

Una cuestión para los pusilánimes: está claro que la lucha está afectando a mucha gente, pero no se pueden condenar los métodos de lucha si antes no se condenan las propuestas e iniciativas del gobierno "progresista" francés. Porque el gobierno "progresista" francés puede que haya negociado con Bruselas, pero con quien no ha negociado ha sido con su propio país.

La CGT, el mayor sindicato de Francia, se está mostrando firme y digno. Está defendiendo el sistema inmunológico de la clase trabajadora frente al virus neoliberal. Cualquiera que sea el resultado final de lo que estamos viviendo, el movimiento de protesta francés ha expresado una virtud educativa muy valiosa.


El Lince

miércoles, 25 de mayo de 2016

Cuando hierve la sangre

Estos días China anda un poco revuelta. Se conmemora el 50 aniversario de la Revolución Cultural y el poder está dividido: los artículos criticando la Revolución Cultural proliferan en los principales medios, tanto escritos como audiovisuales; se intenta hacer todo lo posible porque el aniversario pase desapercibido para la población pero, al igual que no se puede tapar el sol con el dedo, todos los esfuerzos han resultado baldíos.

Si bien es cierto que los jóvenes comienzan a adorar todo lo que supone el capitalismo, también es cierto que cada vez un mayor número de jóvenes comienzan a denostar todo lo que supone el capitalismo. Este es un fenómeno que se da con fuerza en la universidad donde, con el apoyo de profesores, hay una resistencia cada vez mayor a la implantación de métodos de estudio y de asignaturas según el estilo occidental, entre otras cosas.

Las organizaciones que critican la dirección económica del Partido Comunista son cada vez mayores, incluso dentro del PCCh hay una importante divergencia en este sentido. El anuncio de despidos masivos en la industria del carbón y del acero está generando un importante malestar entre la población que se acentúa porque el ministro de Hacienda es claramente un neoliberal, un tipo que se opone tanto a la protección de estos trabajadores despedidos como a una mejora en las condiciones de los contratos con el argumento de que "perjudica la posición de los patrones" (sic). Al ministro, es decir, al gobierno, le preocupa, también, el progresivo aumento de los salarios de los trabajadores chinos que cada vez se organizan más y mejor para conseguir dejar de estar mal pagados y no sólo en las empresas extranjeras (casi un tercio del PIB de China lo generan las empresas extranjeras). Son habituales las detenciones de sindicalistas que procuran organizar a los trabajadores para reclamar cuestiones como el pago de las horas extras, una irregularidad que se suele cometer con los trabajadores provenientes del campo.

China tiene varias modalidades de despido que, todavía, no se parecen mucho a las de los países capitalistas clásicos, occidentales. Aquí el trabajador recibe el 60% de su salario durante los 10 años siguientes al despido si no ha sido recolocado -aunque a veces ello conlleva puestos peor pagados o de inferior categoría- o si no se ha prejubilado. Hay que tener en cuenta que la mayoría de trabajadores en China pertenecen al sector estatal.

Para recordar, y que se sepa por ahí, en España el tiempo máximo que el trabajador recibe un salario después de perder el trabajo (subsidio de desempleo) es de 2 años siempre que haya trabajado 6 años seguidos, gracias a una modificación de la ley realizada por los socialdemócratas allá por los años 1980-1990. Esta misma recomendación, un máximo de 2 años de cobro de desempleo, acaba de hacer el FMI a Francia (ahora para los parados mayores de 50 años son 3 los años de cobro; en los menores de esa edad se cobra durante esos 2 años el 75% del sueldo mientras que en España es regresivo: 70% los primeros seis meses y el 60% el resto, y no hay distinción de edad; todos los parados cobran hasta ese máximo de tiempo de 2 años), y es una de las razones de la contestación social contra las medidas fondomonetaristas que está intentando aplicar el gobierno "progresista" francés, también socialdemócrata.

El gobierno chino tiene un cierto temor a que el elevado número de despidos -se habla de unos cinco millones en total-, aunque sea por etapas y de forma escalonada, pueda "amenazar la estabilidad social". Porque en China hay hoy una cierta "revolucionarización" de la sociedad -sobre todo fuera de Beijing- que expresa cada vez de una forma más clara el hartazgo con el capitalismo. Es, por el momento, todavía un movimiento minoritario dentro de los 1.400 millones de chinos pero no por ello es desdeñable. El gobierno chino lo sabe y por eso ha intentado poner sordina a la conmemoración del 50 aniversario de la Revolución Cultural.


Sabe que aunque desde hace 30 años se ha hecho todo lo posible por hacer desaparecer del imaginario colectivo la Revolución Cultural esta sigue aún presente en mucha gente por lo que representó de igualdad social, algo que hoy prácticamente ha desaparecido y que el PCCh intenta paliar con medidas, como la tomada en la reunión que hubo en marzo de la Asamblea Nacional Popular, sobre "fortalecer la solidaridad social". Las referencias a "la reducción de la brecha social desde la senda del socialismo con características chinas" son cada vez más frecuentes porque cada vez son más frecuentes las críticas y las manifestaciones contra la política económica y social del gobierno.

Así que cuando uno se topa con una iniciativa absolutamente sorprendente como la que vais a ver, la tiene que reflejar porque supone algo más que una anécdota. Se produjo en la ciudad de Guangzhou, en la provincia de Guandong (una provincia especialmente combativa en materia laboral y la que tiene el índice más alto de huelgas de toda China), y en un marco absolutamente atípico: un concurso de cantantes al estilo de los que conocemos, sea "La Voz", en el Estado español (España, para otras latitudes), o "Got Talent" en otros lugares. En cada país tiene un título, pero ya sabéis a qué me refiero.

El programa se llama "China Star" y era la final. Fue el 29 de abril. Uno de los jurados actúa. Es Liu Han, considerado el principal compositor y cantante de la música moderna china, decantándose por el pop. Es quien está al piano. Liu es profesor de música en un instituto de secundaria, trabajo que se niega a dejar a pesar de la fama. También da clases en la universidad en Beijing sobre música occidental. Liu es acompañado por otro ídolo de la música, Sun Nan, el solista pop más conocido y que recientemente canceló una actuación en Japón en protesta porque coincidía con un homenaje que se celebra allí a criminales de guerra que están enterrados en el denominado santuario Yasukuni y muchos de los cuales fueron ocupantes japoneses de la Manchuria china en la II Guerra Mundial. Las dos chicas que les acompañan son las concursantes finalistas, Tia Ray y Jike Juan Yi.

Es una interpretación exquisita. Disfrutad con ella. Como hago siempre, recomiendo que os fijéis en la gente que, repito, acude a un programa de televisión para ver a quienes quieren ser cantantes. Os dará una idea de lo que os cuento de la China de hoy. Y observad que aparece la letra de la canción, por si hubiese alguna duda.

video

Ahora buscad algo parecido en cualquier otro lugar. En vuestro país, por ejemplo.

El Lince

lunes, 23 de mayo de 2016

Los progres y la dignidad

Vengo diciendo desde que comencé estos escritos que el fascismo avanza, imparable, en Europa. Y es imparable porque es el mismo sistema quien lo empuja. Eso de los valores europeos, de la democracia y otros cuentos para niños no es más que eso, cuentos para niños que algunos adultos se quieren creer. Europa ha impulsado el fascismo en Ucrania, ha impulsado el fascismo en Francia, ha impulsado el fascismo en Noruega, ha impulsado el fascismo en Finlandia, ha impulsado el fascismo en Alemania, ha impulsado el fascismo en Dinamarca, ha impulsado el fascismo en Hungría, ha impulsado el fascismo en Suecia, ha impulsado el fascismo en Suiza, ha impulsado el fascismo en todos y cada uno de los países y ahora ha llegado al culmen en Austria donde en las elecciones presidenciales de este fin de semana casi gana un nazi. Suma y sigue.

Los gobiernos que se dicen "progresistas" (¿?), como en Grecia, Italia, Francia... son parte inherente de este auge con su claudicación permanente a las imposiciones y exigencias del capitalismo, eso que ahora eufemísticamente se llama "mercados". Los gobiernos que se dicen "progresistas" (¿?) tienen un comportamiento exactamente igual que los gobiernos que se dicen conservadores. De forma especial, cuando la calle dice ¡basta! a toda una política mal llamada de recortes cuando no es otra cosa que expolio de lo público por lo privado. Pero no se dice ¡basta! con una manifestación (cuando ha habido miles), ni con sentadas (cuando ya ha habido centenares), ni haciendo juegos de manitas, ni con tiendas de campaña; se dice ¡basta! haciendo movilizaciones sostenidas, huelgas y barricadas, haciendo frente a las fuerzas de choque de ese capitalismo, sea el que defienden los conservadores o los llamados "progresistas" (¿?).

Es lo que se está haciendo en Francia. Aquí gobierna el Partido Socialista, ese mismo que es hermano del que ahora todo el mundo supuestamente progre (¿?) corteja en el Estado español-España. Cuando el gobierno "progresista" (¿?) francés dice que no cederá a "la presión de la calle" para dar marcha atrás en la política de destrucción de los derechos laborales y de los puestos de trabajo decentes que ha iniciado para dar satisfacción a las exigencias del capitalismo, sólo hay un camino: más calle, más lucha, más pelea. Eso se ha entendido a la perfección en Francia.

Y entonces la fuerza de choque de esos gobiernos pro-capitalistas, sean conservadores o "progresistas" (¿?), hace lo que siempre suele hacer: apalear, detener, multar. Para eso están, para que el sistema no sea derrumbado. Es el caso de Francia, pero también de casi todos los países europeos en su suicida carrera hacia el abismo impulsando el fascismo. Habréis visto fotos de coches de policía ardiendo como muestra de la "brutalidad y violencia" de los manifestantes; pero no habréis visto otro tipo de fotografías, muestra de la "brutalidad y violencia" de la policía.



En el Estado español (España, para otras latitudes), ese que dice que Venezuela es una dictadura, publicar una foto de un policía apaleando a un manifestante te puede costar 600 euros de multa y tal vez hasta algunos meses de cárcel. Todavía eso no se hace en Francia, pero todo se andará.

Ante la publicación de fotos de este tipo, no muchas, pero hay algunas, la muy democrática policía francesa ha dicho: "hacemos nuestro trabajo con respeto a los ciudadanos", "en la policía hay defensores de los derechos humanos", "no hay un uso abusivo de la fuerza", "los policías violadores de esos derechos serán castigados" y lo más gracioso si no fuese un sarcasmo: "hacemos nuestro trabajo con dignidad".

No hay ni un caso conocido en que se haya sancionado a algún policía por patear la cabeza de un manifestante. No hay ni un caso conocido en que se haya sancionado a algún policía por provocar esos disturbios que dicen combatir desde dentro de la manifestación, es decir, por incitar a la "brutalidad y violencia" de los manifestantes. No hay ningún caso conocido en que se haya sancionado a algún policía por hacer "un uso abusivo de la fuerza". Y lo más importante: no hay ningún caso de político, supuestamente "progresista" (¿?), que haya criticado el comportamiento policial diciendo, siquiera, que es "indigno".

Aquí tenéis a los policías infiltrados haciendo su trabajo "con dignidad". Observad la pistola en la espalda del que aparece en primer plano dando la patada en la cara al manifestante que está en el suelo. Fijaos también en los brazaletes rojos identificativos, no vaya a ser que se confundan y apaleen a uno de los suyos.


Este mismo brazalete rojo identifica a los policías provocadores, esos que hacen su trabajo "con dignidad" y "respetando los derechos humanos", en otras tomas. Observad bien los bultos de las pistolas en la espalda.




Aquí, como veis, hay "proporcionalidad en el uso de la fuerza". Cuatro a uno que, además, está de rodillas. Muy proporcional, sí señor.

Recordad que publicar fotos como estas es delito en la muy democrática España, esa que dice que Venezuela es una dictadura (o Cuba, donde no veréis nada de esto, ni parecido; ya les gustaría a todos estos canallas occidentales encontrar algo así).

Ya lo he dicho también: el sistema tiene muy claro que lo que no se publica, no existe. Pero, como dijo Galileo Galilei a la Inquisición cuando le hicieron renegar de su teoría del movimiento de la tierra alrededor del sol, y sin embargo este tipo de comportamientos policiales existen y son muy frecuentes en toda la muy "democrática" Europa.

El gobierno supuestamente "progresista" (¿?) francés acaba de incorporar al prodecimiento penal medidas pro-fascistas dejando todo un conjunto de prerrogativas a los policías al margen de fiscales y jueces. No es que estos sean nada del otro mundo, pero al menos hay una apariencia de control que ahora desaparece. La policía francesa es "penalmente irresponsable" de casi todo, incluso si dispara por la espalda, como ya ha ocurrido, porque el supuesto acusado "se resistió a un registro y trató de huir". Por lo tanto, todo lo que aparece en las fotos quedará impune. Otra vez. Supongo que en función de la dignidad del trabajo y de la razón de Estado.

A pesar de todo, la gente no cede y sigue en la calle. En un gesto inusual ya en Europa, el principal sindicato francés, la CGT, ha responsabilizado al gobierno por "la cólera" que expresan los manifestantes ante la cerrazón gubernamental a dar marcha atrás en unas medidas laborales que destruyen conquistas sociales y económicas en beneficio de los intereses del capitalismo. Y lo más impresionante es que mucha de esa gente que muestra su cólera es joven. Esta es la esperanza, siempre y cuando sean capaces de romper con el discurso imperante. Es por eso que la represión va dirigida especialmente contra ellos.




Las movilizaciones se mantienen ya desde hace dos meses. Ayer hubo una huelga en las refinerías que provocó el cierre y desabastecimiento de gasolineras y en algunos departamentos de Francia hay limitación en cuanto a los litros de gasolina que se pueden echar a un coche en las que siguen abiertas. Para el día 26 hay convocada una huelga y más manifestaciones en toda Francia.

El Lince

jueves, 19 de mayo de 2016

Susto o muerte

Un viejo chiste que todo el mundo conoce. Esto es a lo que acaba de enfrentarse el Pentágono estadounidense. Es sabido que cuando la economía cae en picado, nada mejor que una amenaza de guerra para reflotar y revitalizar el complejo militar-industrial. En eso está ahora Occidente. Mientras que, por una parte, la OTAN se pasa el día amenazando a Rusia y asustando con la amenaza rusa (buscando incrementar los presupuestos de defensa de los países que la integran la OTAN), a quien se considera ya como "el adversario más peligroso de Occidente" (sic), y, por otra, Obama dice que "Rusia es, con mucho, el mayor enemigo agresivo del mundo, incluso más que los yihadistas internacionales" (sic), el Pentágono acaba de publicar su informe anual sobre "la amenaza militar de China". Así que da la impresión de que Occidente está rodeado por los malos malísimos. Sería un chiste si no fuese una mentira tan dramática y peligrosa.

Rusia amenaza, China amenaza... como si estos países tuviesen 800 bases militares repartidas por todo el mundo, que son las que tiene EEUU. Sumad a esas las que tienen sus vasallos europeos y os saldrá una bonita cifra. Pero quienes amenazan son Rusia y China. ¡Qué miedo!

Así que ahí tenemos a la OTAN desplegando misiles por doquier en Europa, sobre todo el Este de Europa, y a EEUU intentando hacer lo mismo en el Pacífico. Pero aquí el Pentágono parece que ha tomado muy buena nota de los tres mensajes que sin ninguna sutileza lanzó China el año pasado, cuando celebró a lo grande el 70 aniversario de la victoria sobre el fascismo japonés, aliado del alemán. Entonces presentó en sociedad parte de su más mortífero arsenal, en especial el misil "Viento del Este" que al ser capaz de hundir un portaaviones pulveriza la hegemonía que EEUU tiene en ese campo y que es, en lo que respecta a China, de 11 portaaviones estadounidenses por uno chino (aunque está construyendo otro).

 Esta es la faceta que más aparece reflejada en el informe que acaba de hacer público. O bien supone un susto indudable para EEUU -ahora que andan entretenidos con las elecciones presidenciales y una forma de llamar a capítulo a cualquiera de los dos para que hagan frente a la "amenaza" ruso/china-, o bien es un reconocimiento de la muerte que les llega entendida como el fin de la superioridad militar. Porque en ese informe, sea verdad o mentira interesada por aquello de presionar a demócratas y republicanos en las elecciones, se reconoce que China está convirtiendo su Ejército en una fuerza de combate "moderna" y que en muchas áreas ha llegado a la paridad con EEUU o lo ha sobrepasado en ciertos aspectos, como el de los misiles citados.

En concreto, el Pentágono dedica mucho espacio al misil "Viento del Este" (Dong Feng, DF-21D) que fue la estrella del desfile del que os hablé y os recuerdo.



Este misil es versátil, diseñado para hundir portaaviones pero también con capacidad para atacar objetivos en tierra, aunque para eso hay otro más específico, el también llamado "Viento del Este" pero con otra numeración DF-26. De ambos se dice que son capaces de llevar a cabo ataques "de precisión" y que "dan a China su primera capacidad de ataque de precisión nuclear", algo que contribuye "a la disuasión estratégica en la región de Asia y el Pacífico". Lo interesante del caso es que el Pentágono, aunque utiliza mucho el condicional, "podría", "tendría", etc., da la sensación de estar realmente asustado ante esa pérdida de su hegemonía.

Buscando un poco por ahí, he encontrado en páginas que tratan el tema militar esta foto, esclarecedora.


Si esta interpretación os parece algo traída por los pelos, aquí tenéis una representación más gráfica hecha por los chinos.


Así que sí, el Pentágono está preocupado con razón. De momento, es susto. Como siga tensando la cuerda tendrá que ver lo que pasa al elegir la muerte.

Buen fin de semana.

El Lince


martes, 17 de mayo de 2016

El cisne negro...

...aparece radiante, bello, con fuerza. Es el cisne negro antifascista en Ucrania.

El fascismo en Ucrania es difícilmente ocultable, por más que los supuestos demócratas occidentales intenten hacerlo. Para Occidente, Ucrania es blanca, nazi, pero blanca, inmaculadamente demócrata.

Pero también es difícilmente ocultable el valor del pueblo ucraniano antifascista, aunque para el muy democrático Occidente no exista. Con el Partido Comunista prohibido, con las estatuas que recuerdan el pasado soviético demolidas, con el cambio de nombres de calles, de ciudades...; con las constantes prohibiciones: la cinta de San Jorge, la bandera roja...; con medidas tan inauditas como estúpidas como que el 8 de marzo, el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, deje de ser festivo "porque en ningún país occidental lo es" (sic)...; a pesar de todo ello el pueblo ucraniano antifascista no olvida, sale a la calle y reivindica y conmemora.

Es lo que pasó el día 9 de mayo, el día de la victoria sobre el fascismo, un día que la junta neonazi de Kiev quiere erradicar del imaginario popular y prohibió las manifestaciones. ¿Alguna protesta en el muy democrático Occidente? Por supuesto que no. Pero la gente hizo caso omiso de la prohibición y salió a la calle, a pesar de los nazis (en los vídeos veréis lo que hacen), a pesar de la policía, a pesar de los pesares. Y salió para honrar al "Regimiento Inmortal". Salió a la calle para recordar la historia y que esa historia es la que es y no la que Occidente (y los nazis ucranianos a quienes apoya) quiere reescribir.

Esto es Kiev.


Esto es Jarkov.


Esto es Nikolaev.


Esto es Odesa.


El Ministerio del Interior de Ucrania, poco sospechoso de bolchevismo o similar, ha dicho que alrededor de un millón, sí, habéis leído bien, un millón de personas "desafió la ley" y acudió a las manifestaciones del "Regimiento Inmortal" en todo el país.

Cuando los pueblos pierden el miedo comienzan a tener todo ganado. En Ucrania cada vez hay menos miedo. A pesar de los asesinatos, a pesar de los atentados, a pesar de las detenciones, a pesar de las intimidaciones, a pesar de Occidente.

Ejemplos hay a miles. El día 2 de mayo se conmemoró el ataque a la casa de los sindicatos de Odesa. Más de medio centenar de muertos sin que haya ni uno solo acusado, sin que se haya avanzado ni un milímetro en la investigación. Occidente "exigió" al gobierno neonazi ucraniano una investigación. Ni se ha hecho ni se hará. Han pasado dos años. Occidente calla y deja hacer a los nazis. Este pasado día 2 las madres de los asesinados salieron a recordar a sus hijos asesinados. La cita era en la Plaza Kulikovo, cerca del lugar y que estaba acordonado por 2.500 policías. Sí, habéis vuelto a leer bien, 2.500 policías para hacer frente a un puñado de madres.

Como las Madres de Mayo argentinas, como las mexicanas de Ayotzinapa, estas madres están solas reclamando justicia para sus hijos. Son unas cuantas, pero serán miles. A pesar de la represión. Victoria Machulko, la madre más activa, fue detenida y su casa registrada. Ahora está en libertad con la prohibición de hablar en público -¡viva la libertad de expresión defendida por los muy demócratas gobiernos occidentales que apoyan a los nazis ucranianos!-, y lo mismo ocurre con uno de los más conocidos impulsores de las manifestaciones del 9 de mayo, Valentín Lukyanik, un conocido cardiólogo de Kiev.

El cisne negro antifascista está comenzando a batir sus alas. Los fascistas comienzan a temblar.

El Lince

lunes, 16 de mayo de 2016

Haz lo que digo, no lo que hago

Es un dicho castellano que se aplica perfectamente a Occidente. No soy un fan de las Organizaciones Para Gubernamentales (antes llamadas Organizaciones No Gubernamentales) puesto que su función no es otra que ser otro brazo de la política exterior de los gobiernos. Hace unos años alguien las definió con un gracioso juego de palabras, simulando al famoso agente secreto de ficción James Bond: "agentes del 0'7% al servicio del capital".

La historia de hoy tiene que ver con las OPGs (antes llamadas ONGs) y cómo ciertos gobiernos, como el chino y el ruso, están metiendo en vereda a estas OPGs con nuevas leyes que controlan su actividad. Os podéis imaginar el escándalo en el muy democrático Occidente, comenzando por sus habituales propagandistas del tipo Human Rights Watch o Amnistía Internacional, que consideran esas leyes como "herramienta para intimidar y suprimir las opiniones discrepantes".

La ley china, que es a la que me voy a referir y que entrará en vigor el 1 de enero de 2017, supervisa a las OPGs (antes llamadas ONGs) creadas o financiadas por Occidente "para que no vulneren la seguridad nacional". Si se considera así la labor de estas OPGs (antes llamadas ONGs) se prohibirá su actividad en China durante 5 años. Con esta ley habrá un control riguroso de la financiación extranjera de las OPGs (antes llamadas ONGs).

Los panegiristas de Occidente, como los señalados y otros, consideran que China "quiere prohibir la presencia de ONGs críticas sobre su suelo", por lo que piden "presión de la comunidad internacional porque probablemente obstaculice el desarrollo de la sociedad civil" y "enfaticen su repulsa contra la deriva autoritaria del gobierno chino". También la ONU, o al menos una parte de la ONU, dice que la ley china "no cumple los estándares internacionales sobre libertad de asociación y libertad de expresión".

Bien ¿no? Pues no. Resulta que Australia acaba de aprobar una ley similar para "controlar" las actividades de la cada vez más numerosa comunidad china en este país.

En Sidney la comunidad china se ha organizado y ha creado una ONG ( que tal vez sea también una OPG) con la finalidad de trabajar dentro de la propia comunidad y entre los australianos. Tiene, además, la pretensión de actuar como un grupo de presión para "advertir a las élites políticas [de Australia] contra interpretaciones irracionales o incorrectas de la situación de Asia". Lo dice abiertamente, no como otras que van de guays y son lo que son.

A ver si adivináis qué ha dicho el gobierno australiano. Os voy a ayudar un poco: "defiende los puntos de vista de Beijing en varios aspectos, como el Tíbet, hace apología del Partido Comunista de China y su injerencia en ciertos medios de comunicación [de Sidney] provoca preocupaciones sobre la supresión de comentarios críticos con el gobierno chino".

Los chino-australianos suponen ya el 4% de la población y, a menudo, son acusados de "50 Cent", término despectivo que se usa contra ellos y a quienes se acusa de recibir dinero del gobierno chino para mantener su cultura, sus costumbres y sus organizaciones.

¿Qué han dicho los panegiristas de los valores occidentales como Human Rights Watch o Amnistía Internacional, entre otros? Os voy a ayudar: nada. ¿Y la ONU, o una parte de la ONU? Lo mismo: nada. Se acusa a los chino-australianos de "activismo pro-Beijing" y nadie protesta. Se acusa a las OPGs occidentales en China, que son unas 7.000, de activismo pro-occidental y todo el mundo protesta. En Australia hay una y están de los nervios.

Este es un fácil juego de las diferencias. Haz lo que yo digo en China, en Rusia, en otros lugares; pero no hagas lo que yo hago en Australia, en EEUU, en otros lugares.

El Lince

sábado, 14 de mayo de 2016

Donde las dan, las toman

La hipotética tregua que se alcanzó provisionalmente en Siria entre Rusia y EEUU está sirviendo para que la "contra" moderadamente extremista o extremistamente moderada haya podido fortalecerse al recibir importantes cantidades de armas, cada vez más sofisticadas, por parte de sus patrocinadores EEUU, Arabia Saudita, Qatar y Turquía. Entre ellas, lanzagranadas, antitanques y los famosos MANPARDS, sistemas de defensa antiaérea portátiles con los que los "contras" han derribado un par de helicópteros y aviones del gobierno sirio en la zona de Alepo.

Hablaré de ello en otra ocasión, pero a pesar de los pesares y de lo que se anda diciendo por ahí, Alepo no es una prioridad en estos momentos ni para Siria ni para Rusia, aunque sí para Irán. Siria y Rusia tienen muy claro el objetivo: asegurar Palmira (sigue habiendo combates en las cercanías, especialmente en torno a la carretera que une Palmira y Homs), avanzar hacia Deir Ezzor (rodeado desde hace meses por la organización llamada Estado Islámico) y comenzar la ofensiva en Raqqa, el gran objetivo.

Pero donde las dan, las toman. Rusia parece haber hecho lo mismo con el PKK kurdo. Cada vez son más las ocasiones en las que el PKK está utilizando estas mismas armas, pero rusas, contra el Ejército turco. Ayer el PKK derribó un helicóptero turco con esta arma que lleva por nombre Igla. Para Turquía, que reconoció la pérdida del aparato y la muerte de los 8 soldados que iban en él, no fue otra cosa que "un accidente debido a un problema técnico desconocido".

Aquí tenéis el accidente y el problema técnico. Y desconocido porque no sabemos el nombre del militante.


En el sur de Turquía, lo que para los kurdos es el Kurdistán norte, se está desarrollando una guerra en toda regla. Un ejército de la OTAN, democrático, por supuesto, está bombardeando las ciudades sin que haya ni una línea, ni una imagen, ni una mención en los muy democráticos, por supuesto, medios de propaganda que con tanto ardor defienden los valores occidentales. Guever, Sirnak, Cirze, Nusaybin, Silopi...

Un mapa que no veréis en ninguna parte, elaborado por rusos y que da una idea de dos cosas: del por qué el PKK comienza a utilizar armas sofisticadas rusas y del interés de los rusos en los kurdos. Por cierto, son los únicos que aún siguen insistiendo en que los kurdos tienen que estar en las conversaciones de Ginebra sobre Siria. Esta es la zona donde se está desarrollando con toda intensidad la guerra, donde un ejército de la OTAN, el turco, está bombardeando ciudades sobre todo,
como os indican las flechas, justo en la frontera con el Kurdistán sirio e iraquí.


Este es un bombardeo de la mezquita de Geylani en Sirnak. Ya sabéis, respetando la libertad religiosa y esas cosas que dice la muy democrática OTAN. Esto pasó el día 11 de mayo.


Y ésto es la misma ciudad, el 10 de mayo. La OTAN en estado puro, defendiendo a las damiselas, a los niños, a los ancianos; vamos, a todos los civiles.


Os puedo poner decenas de vídeos como éstos que, no obstante, son pura ficción porque ya sabéis que para los medios de propaganda (antes llamados de comunicación), lo que no se publica no existe. Dado que ellos no publican estas cosas, no existen, ¡Dios salve a los demócratas y a sus instituciones, como la OTAN!

El Lince

miércoles, 11 de mayo de 2016

Otro peldaño hacia arriba, otro peldaño hacia abajo

Llevo un tiempo diciendo que esto se acaba, que el capitalismo tal y como es entendido hoy, vinculado al predominio occidental, tiene sus días contados. Esto, que seguro habéis oído a cualquier izquierdista que se precie durante años, está ahora a punto de hacerse realidad.

Los movimientos se vienen sucediendo con vertiginosa rapidez desde hace, más o menos, un año y medio aunque se han acelerado muy significativamente desde diciembre del año pasado. Los protagonistas son dos: China y Rusia, Rusia y China. Tanto monta, monta tanto.

Los dos países se están deshaciendo de sus reservas de dólares y están poniendo en funcionamiento sus propias estructuras cambiarias: China estableció el pasado 19 de abril su propio precio de referencia del oro que, hasta ese momento, estaba hegemonizado en exclusiva por Londres. Diez días después, el 29 de abril, Rusia anunció que va a comenzar a establecer su propio precio de referencia del petróleo. Lo hizo en el marco de la Bolsa Internacional Mercantil de San Petersburgo y la intención es muy clara puesto que Rusia, al no ser miembro de la OPEP, puede desconectar sin problemas el mecanismo de formación de precios del marcador de petróleo más usado a nivel mundial y que os sonará, el petróleo Brent que también se origina en Londres.

Es otro peldaño más que se sube hacia la desdolarización de la economía mundial y otro peldaño más que baja el dólar como moneda de referencia mundial. El objetivo ruso es muy claro: reducir las transacciones comerciales petrolíferas en dólares incrementando e incentivando el comercio en rublos. Si tenemos en cuenta que Rusia y China ya comercian en sus propias monedas (el 6% del comercio total entre ambos fue en sus monedas en 2015 y la estimación es que para este año 2016 la cantidad alcance el 13%) y que Irán hace lo mismo con estos dos países, habiendo anunciado que renuncia a comerciar en dólares su petróleo y que la moneda que use "por ahora", que diría Chávez, es el euro y que en el futuro será el yuan, tenemos el cuadro casi completo.

Tras el fracaso de la cumbre de Doha, donde la OPEP había invitado a Rusia para intentar llegar a un acuerdo para reducir la producción de petróleo y así incentivar el precio hacia arriba, Rusia ha visto llegado su momento. No sólo da un golpe, otro, a EEUU y a Occidente, sino que también lo hace a los países árabes vasallos de EEUU, de forma especial a Arabia Saudita. Pero es que, además, Rusia, China e Irán no son los únicos países que transitan por este camino de desdolarización, sino que Venezuela también está tratando de vender su petróleo en otra divisa que no sea el dólar. Si Venezuela resiste, difícil, sería un póker de países imbatible en ese camino.

Rusia exporta más o menos la mitad del petróleo que extrae y sabe que en el marco de las sanciones que Occidente le impuso, de forma unilateral y en contra del derecho internacional, el tener su propio precio de referencia le ayudará, y mucho, a fortalecer su industria y a generar ingresos adicionales y superiores a los de ahora puesto que ya no estarían vinculados a diseños occidentales.

Las tres principales empresas rusas vinculadas al petróleo (y al gas). Rosneft, Lukoil y Gazprom, están ya dando los primeros pasos para que este proceso sea inmediato. Y ya se están realizando las primeras ofertas: entrega mínima de 720.000 barriles de petróleo con el precio que quede marcado por Rusia, fuera del de Londres.

Esto da también el golpe de gracia a la OPEP, cada vez menos relevante en lo que respecta al precio del petróleo y al mismo mercado puesto que está cada vez más desunida y los países que la componen ya van de forma abierta al "sálvese quien pueda". Sobre todo, desde que en Doha se constató que quien pone una y otra vez condiciones y dificultades es Arabia Saudita, por ejemplo, oponiéndose a Irán. Esa fue la gota que colmó la paciencia de Rusia.

Cabe resaltar que Rusia se ha convertido ya, desde agosto del año pasado, en el principal proveedor de petróleo de China, relegando al segundo lugar a la hasta ahora todo poderosa Arabia Saudita. Y os recuerdo que ese comercio petrolero ya se está haciendo en rublos y yuanes y no en dólares.

El anuncio ruso ha estado generando todo tipo de análisis y de especulaciones. Se estima que en el mismo momento en que se ponga en marcha este precio de referencia del petróleo en rublos provocará una desdolarización de la economía mundial de entre el 5% y el 7%, y eso es ya mucho aunque parezca poco. Si hay, además, un entendimiento estratégico con Irán sobre cómo negociar el precio del petróleo el porcentaje de desdolarización de la economía mundial prácticamente se duplicaría.

Los mensajes que están lanzando Rusia y China, China y Rusia, son lo suficientemente claros como para entender que el poder de Occidente declina, como ya he dicho más veces, cada segundo que pasa.

El Lince

lunes, 9 de mayo de 2016

De nuevo gracias, abuelos

Ya lo hice hace un año, cuando fuera de Rusia apenas nadie hablaba del Regimiento Inmortal, los millones de soviéticos, hombres y mujeres, que derrotaron al fascismo. Su ejemplo debe permanecer en el tiempo y el que este año se haya celebrado por primera vez de forma masiva fuera de las fronteras rusas es gratificante. De bien nacidos es ser agradecidos, dice un refrán español. Así que de nuevo gracias, abuelos. Estarán para siempre, como quienes en la II República española combatieron al fascismo, como los y las integrantes de la experiencia más maravillosa e impresionante del siglo XX, las Brigadas Internacionales que acudieron en defensa de la legalidad republicana desde 54 países y naciones. Miles de hombres y mujeres irrepetibles y de los que alguien como yo nunca dejará de aprender. Eso es lo que intento, intentamos, inculcar a nuestra hija.

Veréis muchos vídeos de cómo se ha celebrado el 9 de mayo en Rusia, pero yo me voy a centrar en una localidad, Novosibirsk. Tiene 1'6 millones de habitantes y desde 2014 está gobernada por el Partido Comunista de la Federación Rusa, cuya candidatura logró el 43'75% de los votos frente a los 39'54% logrados por Rusia Unida, el partido de Putin. El vídeo es largo, tres cuartos de hora, pero sólo lo pongo como muestra de lo que está pasando en Rusia. La iconografía es importante.


Os lo explico: desfilan tras la bandera de la Victoria, la que ondeó en el Reichtag alemán de Berlín tras la entrada de las tropas soviéticas. Inmediatamente detrás, las bandera de la URSS y de Rusia, así como las banderas de las repúblicas que componían la Unión Soviética. Todo un símbolo. Y luego una inmensa cantidad de gente honrando la memoria de esos abuelos, de esas abuelas que derrotaron al fascismo. Si queréis entreteneros viendo todo, fijaos en una cosa: no hay nadie que no pase con una fotografía de algún familiar. Y fijaos en la gente.

Podéis comparar con otras ciudades. Aunque en todas ellas la marcha de homenaje al Regimiento Inmortal ha sido masiva, la de Novosibirsk por demás.

El Lince

jueves, 5 de mayo de 2016

La semana del recuerdo

Os dije hace unos días que por estas fechas Rusia se convierte un poco en la Unión Soviética. El día 9 de mayo se celebra la victoria sobre el fascismo y no hay lugar que se precie que no lo celebre. En parte se debe a Putin que, muy hábilmente, recuperó fechas históricas como forma de distanciarse del abrazo neoliberal de Yeltsin a Occidente la década que siguió a la desaparición de la URSS (1991-2000) y paró los intentos de reescribir la historia según los dictados occidentales. En ellos, por ejemplo, queda en muy segundo lugar el papel de la URSS en la derrota nazi cuando en realidad fue determinante porque fue la URSS quien logró, prácticamente en solitario, destruir casi el 80% del poderío militar nazi. Nadie con un mínimo de cerebro discute que la derrota nazi en Stalingrado marcó el principio del fin nazi. Yeltsin, como digo, se plegó a Occidente en eso y en todo pero Putin no y recuperó la historia.

Aunque una parte importante de la población rusa ya ha nacido sin la URSS o era muy niña cuando desapareció, el ejemplo de los "veteranos" aún está muy presente. Un ejemplo de lo que ocurre puede ser lo que os voy a contar de Lipetsk, una ciudad de medio millón de habitantes y a unos 460 km al sur de Moscú. Allí tengo una amiga viviendo que me ha mandado una historia y unas fotos que me parece reflejan con claridad lo que os he venido diciendo.

El ayuntamiento está en manos del partido de Putin, Rusia Unida, que tiene 40 concejales, 3 el Partido Comunista de la Federación Rusa, 2 otro partido que se llama Rusia Justa y que es una alianza que se denomina de centro-izquierda y que en las elecciones generales suele pedir el voto para Rusia Unida, uno el Partido Liberal y otro el Partido de los Comunistas de Rusia (una escisión del PCFR).

Desde el día 3 y hasta el día 11, Lipetsk celebra "la semana del recuerdo".

Se han colocado por toda la población paneles con las fotografías, historias y biografías de los más de 23.000 ciudadanos del municipio que combatieron, en mayor o menor grado, contra los nazis; se destacan en ellos a los 156 conciudadanos que tuvieron un papel más relevante en la guerra (bien por sus acciones o bien por las condecoraciones recibidas).



Se celebran festivales musicales, cinematográficos y homenajes a quienes pusieron su granito de arena para derrotar al fascismo. Incluso los autobuses circulan con carteles dando las gracias a los veteranos antifascistas y, si os fijáis bien, con la foto de Stalin. Puede que en este caso sea una iniciativa del conductor, o puede que no. Pero el hecho es que circulan así.

Las panaderías elaboran el "pan de guerra" que se comía entonces (con el mismo peso que se hacía en la época, 240 gramos).


Como forma de involucrar a los jóvenes, que ya lo están por sí mismos, se ha creado el colectivo "Voluntarios de la Victoria", que escriben cartas a los veteranos antifascistas agradeciéndoles su aportación a la victoria sobre el fascismo y les acompañan a los actos programados.


Debería cundir el ejemplo. Que tengáis un bien fin de semana.

El Lince

martes, 3 de mayo de 2016

Los jóvenes tontos que son listos

Estos días no paro de sorprenderme, en mayor o menor grado. Si no me sorprendió en exceso la encuesta que se publicó en Rusia sobre qué piensa la gente sobre el papel de Stalin y Lenin, así como sobre la URSS, sí lo han hecho otras encuestas publicadas en EEUU sobre qué piensa la población joven de los candidatos presidenciales y qué sistema político les gusta más. La de Rusia fue realizada a finales de marzo, las de EEUU a finales de abril (entre el 26 y el 29, para ser exactos).

Las encuestas en EEUU (son dos, una es más un estudio de comportamientos realizado por la Universidad de Harvard y otro por la empresa Luntz Global) se hicieron al hilo de la denuncia que hizo uno de los candidatos, Bernie Sanders, contra los millonarios y multimillonarios. Los medios de propaganda del Estado español (España, para otras latitudes), como es normal, apenas de hicieron eco de esa denuncia y cuando lo hicieron (sólo lo hizo uno) fue para decir que se había hecho en un mitin donde la asistencia que predominaba eran jóvenes "que fumaban marihuana". Literal. Eso se publicó en un medio de propaganda escrito de Catalunya que, como digo, es el único donde se recogió.

Porque resulta que Sanders, septuagenario, está llenando sus mítines de jóvenes. Así que el fenómeno no está pasando desapercibido para el sistema estadounidense y comienza a preguntarse el por qué y se ponen a hacer encuestas y estudios sobre el comportamiento político de los jóvenes de entre 18 y 26 años. Y los resultados son sorprendentes.

Otro ¡ahí va! Porque resulta que para Luntz Global el 67% de los jóvenes considera que el socialismo (incluyendo también al comunismo) es un sistema político mejor que el capitalismo. Por lo menos lo ven como "más compasivo" en lo referente a la pobreza, la desigualdad y la codicia. Y otro dato significativo para EEUU: "menos racista". Esta encuesta está realizada por una compañía de claros tintes republicanos, por lo que hay que ponerla en su justo término. Sin ensalzarla, pero también sin relativizarla como muy bien han entendido los panegiristas del sistema.

Pero el estudio de la Universidad de Harvard es mucho más completo y apunta en la misma dirección, aunque con datos algo diferentes pero que coinciden en lo principal: para el 51% de los jóvenes el socialismo (incluido el comunismo) es preferible al capitalismo, que sólo es defendido por el 42%. Este dato sí es importante porque en 2011 un estudio similar invertía los términos: el socialismo era rechazado por el 60% y defendido por el 31%.

La enorme sorpresa que han generado estos datos está siendo recogida, analizada y criticada por todos los medios de propaganda estadounidenses, desde el The Washington Post al New York Times. Y va acompañada de una contra campaña que es recurrente en todo el mundo mundial: Venezuela. Les dicen que son "jóvenes tontos" porque no saben lo que es el socialismo y que sólo tienen que mirar a Venezuela para comprobarlo. Que Venezuela nunca haya sido socialista (si quieren un ejemplo cercano, ahí al ladito tienen a Cuba) es lo de menos. La campaña es fácil y recurrente: como en el Estado español y otros lugares, Venezuela es el coco con el que se asusta a los niños.

Los medios de propaganda estadounidenses están muy preocupados por este sentimiento de rechazo hacia el capitalismo. Ya hay editoriales sobre "los jóvenes tontos" y se encienden las alarmas porque "los jóvenes tontos" son quienes van a gobernar el país no tardando mucho. Se les acusa de querer incrementar los impuestos, de que el socialismo provoca que la mitad de lo que se gana va al Estado y que eso va en contra de los "valores de EEUU, como la propiedad", etc, etc. El Washington Post se preguntaba en un editorial si "esta actitud de los jóvenes sobre el socialismo y el capitalismo significa que están rechazando el libre mercado como una cuestión de principio o si es simplemente una expresión de la frustración que sienten con una economía que ha visto cómo han disminuido los ingresos familiares en los últimos 15 años".

Otros se consuelan diciendo que en el estudio de la Universidad de Harvad no se dice mayoritariamente que el Estado deba regular la economía (el 27% opina que sí como forma de reducir la desigualdad, lo que ya es significativo para un país como EEUU).

¿Queréis leer algo gracioso y que pone de manifiesto lo que hay detrás de muchas encuestas y empresas encuestadoras? En uno de esos medios de propaganda se hace una entrevista sobre todo esto a Frank Newport, editor jefe de Gallup, que pasa por ser la principal empresa encuestadora casi del mundo y la respuesta no puede ser más gráfica: "desde luego, no sé lo que está pasando por sus cabezas".

Los "jóvenes tontos" están llevando de cabeza al sistema porque, además, sólo el 19% de ellos está dispuesto a votar por Hilary Clinton y el resto dice que si Sanders no gana la nominación por el Partido Demócrata, no votarán. Así que los medios de propaganda les acusan, también, de favorecer a Donald Trump que, en estos momentos, aventaja a la Clinton por 51% frente a 49% en la intención de voto. A lo mejor os suena el discursito de alguna otra parte, con aquello de que hay que ir a votar porque si no se favorece a la derecha y otras estupideces por el estilo. Como si la Clinton no fuese otra cosa que la derecha, también. Ya sabéis mi postura, que traslado a quienes leen ésto desde EEUU, especialmente a los y las jóvenes que piensan de la manera descrita: puestos a votar, o sea, a bailar al son del sistema, mejor así. Es muchísimo más gratificante.

La conclusión de los medios de propaganda (antes llamados de comunicación) no puede ser más clamorosa: "Estamos perdiendo toda una generación de jóvenes. Necesitamos que EEUU vuelva a los principios con que fue fundado porque la realidad, fría y dura, es que la mayoría de nuestros jóvenes van en la dirección opuesta".

Ojalá sea así y esos valores que ahora apuntan, se mantengan. Resulta que "los jóvenes tontos" son mucho más listos de lo que pensaban los defensores del capitalismo y, sobre todo, mucho más listos que los de otros países.

El Lince

domingo, 1 de mayo de 2016

El 1º de Mayo y la chica en llamas

Es 1º de mayo. Con el sindicalismo cooptado, con la conciencia de clase destruida por un progresismo que intenta, una y otra vez, conducir el desencanto popular y el rechazo a un sistema político (el capitalismo) hacia las aguas estancadas de la representación institucional, sin pretender ir más allá; que conduce las dinámicas de lucha hacia la nada (es muy significativo que hayan desaparecido las movilizaciones durante todo este tiempo en el Estado español); que no haya la más mínima auto crítica del camino recorrido hasta y en las instituciones...

¡Qué tiempos aquellos en los que las movilizaciones provocaban el pánico en los verdaderos representantes del poder, que provocaban cambios, que derrocaban gobiernos y presidentes (como en Ecuador, por ejemplo, hasta tres veces), que deslegitimaban los modelos sociales, políticos y económicos...

La evaluación de los gobiernos supuestamente progresistas es fácil de hacer porque en algunos casos han pasado 20 años (Venezuela), en otros uno (Syriza, en Grecia) y los resultados están ahí. Si hubiesen querido profundizar las políticas iniciales de cambio lo habrían podido hacer sin problemas y eso hubiese impulsado el cambio social, político y económico. Pero ni quisieron ni quieren (Ecuador). Siguieron, y siguen, aferrados a un modelo económico depredador, miman a la empresa privada (sin siquiera hacer preguntas acerca de su acumulación o si tiene que haber límites o no a ella) e insisten en los modelos asistencialistas que sí, ayudan a paliar algo la pobreza pero que no cambian la estructura económica que la genera porque para disminuir -no digamos ya eliminar- la desigualdad es imprescindible enfrentarse a la banca y al capital financiero.

Que hoy defender el socialismo y la lucha contra el capitalismo es difícil y quienes lo hacen, hacemos, estamos en minoría muy minoritaria es evidente. En parte es culpa nuestra, pero también y sobre todo del papel sistemático que sobre ello ha realizado el llamado progresismo. No se plantea nadie hoy la propiedad social de los medios de producción, ni la elevación de la clase obrera como la clase dominante (puesto que negar que hay una guerra de clases, que estamos perdiendo si es que no la hemos perdido del todo, es aberrante y eso lo hacen una y otra vez los progres), ni la eliminación del poder de la burguesía.

La lógica hoy es hablar de "la gente", sobre que no hay diferencias entre "derecha e izquierda" (lo que yo llamo la derecha y la otra derecha) y no sobre la construcción de un nuevo discurso sobre cómo se debe distribuir la propiedad o si debe o puede haber propiedad colectiva. El ejemplo que están dando los llamados "ayuntamientos del cambio" en el Estado español (España, para otras latitudes) es paradigmático en ésto, desdiciéndose un día sí y otro también en su proclamada voluntad de remunicipalizar los servicios privatizados.

El socialismo ha sido destruido por el progresismo y el progresismo está siendo destruido por él mismo. El progresismo mantiene las mismas lógicas que la burguesía, no transforma las dinámicas de producción. Para cambiar hay que destruir. El mundo va hacia la hecatombe, la crisis del capitalismo se agrava pero no hay nadie que parezca capaz de plantearse que es justo ahora, cuando el mundo que conocemos está colapsando, el momento más propicio para las revoluciones. Frente a este colapso sólo hay dos posturas posibles: o intentar paliarlo, como hacen los progres y su insistencia en las instituciones, o hacerle frente.

Así que tras este desahogo, tal vez haya que rebuscar en un libro cuestionable, y unas películas cuestionables, pero que han tenido su significado y su importancia para la juventud en los últimos años. Seguro que ya sabéis qué me estoy refiriendo a "Los juegos del hambre" tras haber leído el título de esta entrega. Como mi hija tiene 18 años, leí los libros y vi las películas. En uno de ellos, que no en las películas, uno de los dirigentes de la rebelión resume algo que ya se sabe desde los romanos: el gobierno consiste en mantener a la población entretenida para desviar su atención de una realidad desagradable. Esto vale, también, para las películas citadas, por supuesto.

Los libros (las películas en menor medida) tienen un cierto, cierto sólo, mensaje subversivo que si se ayuda a entender a la juventud puede servir para que comience a andar su propio camino de partisana y disidente, para que sea capaz de hacer lo que nosotros no hemos podido hacer con éxito: identificar las contradicciones del discurso dominante, construir un contrarrelato y volverse contra el sistema.

Por eso no me he podido resistir y aunque sea traído por los pelos, aquí está la nueva chica en llamas. Ya que todo el mundo reconoce que hoy la superioridad militar la tiene Rusia, por encima de EEUU y de sus vasallos pese a la OTAN y sus bravatas, esta es la última prueba conocida de las Fuerzas Armadas de Rusia sobre material y equipamiento. En concreto, las pruebas las realizó el Instituto Central de Investigación de Armas de Precisión.


¿Realidad o ficción? Lo dicho, la chica en llamas.

El Lince