lunes, 31 de agosto de 2015


La sinrazón de la violencia

Interrumpo la serie sobre China para hacer una incursión por Palestina. Para hablaros de la sinrazón de la violencia y del terrorismo, inaceptable de todo punto de vista en una democracia e inaceptable de todo punto de vista para lograr objetivos sociales y/o políticos.

Tal vez hayáis visto este vídeo. Si lo habéis hecho, bien. Si no, hacedlo y difundirlo. Es la muestra más palpable de la sinrazón de la violencia palestina, del terrorismo palestino y de la razón por la que hay que estar con Israel cuando apela a los riesgos para su seguridad. 




Nota del 1 de septiembre. Dado que el régimen fascista de Israel ha logrado la retirada del vídeo anterior, aquí tenéis otro sobre el mismo hecho. No es habitual que añada algo, pero la historia merece la pena.

¿Lo habíais visto? Comprenderéis entonces lo que digo. La muestra más palpable de la sinrazón de la violencia, del terrorismo palestino.

Estoy seguro que no conocéis la historia. Y también estoy seguro que al verlo se os han pasado por alto unos detalles importantes. Así que vamos con la historia. Comienza en una localidad de Cisjordania que se llama Nabi Saleh. Allí vive la familia Tamini y, como muchas familias, sus integrantes se indignaron ante la presencia de los soldados del régimen fascista de Israel. Es sabido que los soldados del régimen fascista de Israel defienden la democracia y los valores occidentales. Los soldados del régimen fascista de Israel bloqueaban el pueblo porque la gente quería salir en manifestación para protestar contra la ocupación. Como son conocidos los métodos democráticos de los soldados del régimen fascista de Israel (mucha repetición, pero la repetición ayuda a comprender el mensaje, como muy bien saben los propagandistas) y su defensa de los valores occidentales, comenzaron a arrojar botes de humo para dispersar a los manifestantes. Algunos, violando los valores democráticos occidentales, comenzaron a arrojar piedras a los soldados del régimen fascista de Israel, como podéis ver. Es decir, ejercieron la violencia y ejercer la violencia siempre y en todos los casos, como bien saben los demócratas, es inaceptable y execrable. He aquí la primera terrorista palestina que comenzó todo.


Como según la legislación del régimen fascista de Israel los lanzadores de piedras son equiparables a terroristas, y pueden ser condenados hasta un máximo de 20 años de cárcel, los soldados del régimen fascista de Israel se aprestaron a detener a los terroristas. Los muy valientes soldados del régimen fascista de Israel vieron a un chavalín con el brazo escayolado que era un objetivo fácil. Un terrorista detenido, un terrorista menos. Así que uno de los soldados del régimen fascista de Israel fue a por él. Valiente, como todos los fascistas; encapuchado, como todos los fascistas. Este terrorista, de 11 años y con el brazo escayolado, se llama Mohammed Tamini. El valiente soldado del régimen fascista de Israel ya tenía su presa. El terrorista de 11 años gritaba. Y sus gritos alentaron a otros terroristas, otras terroristas: sus hermanas. Y luego acudieron en su ayuda otros terroristas, su familia casi al completo: su madre, su tía, su tío...

El valiente soldado del régimen fascista de Israel comenzó, a su vez, a chillar reclamando ayuda. Estaba rodeado de terroristas y se defendía valientemente de los ataques violentos de los terroristas. Por ejemplo, del ataque de una terrorista de 14 años llamada Ahed Tamini, hermana de Mohammed. Esta es Ahed


Y este su violento ataque terrorista contra un defensor de la democracia, como son todos los valientes soldados del régimen fascista de Israel. Observad la cara del valiente soldado del régimen fascista de Israel tras el violento ataque terrorista de esta terrorista de 14 años llamada Ahed y que le muerde desconsideradamente la mano. Un acto de violencia que no se puede justificar bajo ningún concepto. Ahed debía haberse limitado a expresar su protesta por la detención de su hermano con una pancarta, civilizadamente, respetando la ley y no recurriendo a una violencia execrable, criticable y antidemocrática, como es la violencia de los terroristas. Porque con este acto violento, Ahed es claramente una terrorista.


Hay otra imagen que es terrorífica. Nawal Tamini, tía del terrorista de 11 años y de la terrorista de 14 años, terrorista a su vez, golpea la cara y la cabeza del valiente soldado del régimen fascista de Israel. Los terroristas es que no tienen piedad. 


La violencia de los palestinos es clara, muestra de forma palpable al mundo que son terroristas y que el régimen fascista de Israel hace bien en preocuparse por su seguridad. Y a los terroristas hay que combatirlos con todos los medios. Nadie que condene la violencia se puede solidarizar con los violentos. La actitud de esta familia palestina, la familia Tamini, es deplorable y hay que condenarla con toda la fuerza. Porque, como es sabido, la violencia es inadmisible. Ya lo dice el muy democrático régimen fascista de Israel: "el joven fue identificado como un lanzador de piedras y debido a eso se decidió su detención. En el momento de la detención, una provocación violenta de un número alto de palestinos, incluyendo mujeres y niños, dificultó el hecho. A la luz del violento altercado, el comandante del operativo decidió no seguir adelante con la detención". Una muestra del muy democrático Ejército del muy democrático régimen fascista de Israel. 

Os he puesto una muestra clara y fehaciente de la sinrazón de la violencia, del terrorismo. Ya lo sabéis, sed buenos demócratas, condenad a los violentos palestinos; saludad la actitud democrática del régimen fascista de Israel. 

El Lince

1 comentario:

  1. Sin palabras... Me encantaria ir a tirar piedras a ese condenado aunque me convertiria en terrorista supermegahiper peligroso para la sociedad... Menuda panda de ijo putas

    ResponderEliminar