jueves, 29 de septiembre de 2016

El fin

Si en el mundo actual hay un gobierno inoperante ese es el de EEUU. Si en el mundo actual hay un gobierno irrelevante en política exterior, ese es el de EEUU. Ya se intuyó en la cumbre del G-20, con el trato que le dispensó China y el "ninguneo" a que fue sometido y no sólo con gestos más o menos protocolarios puesto que China dejó patente en más de una ocasión que la Administración Obama no tenía nada que proponer de cara al futuro y apostó de forma clara por otros actores.

La Administración Obama acaba de recibir otro bofetón más, esta vez desde dentro. Obama vetó hace un mes una ley que permitía demandar a Arabia Saudita por los ataques del 11-S con el argumento de que aprobarla "debilitaría el concepto de inmunidad soberana, poniendo a los diplomáticos estadounidenses, miembros del Ejército y otros activos [léase agentes secretos] en riesgo de acciones legales si otros países aprueban leyes de reciprocidad", además de que supondría "un riesgo para la economía del país" por la cantidad de activos tóxicos que tiene Arabia Saudita, principalmente bonos del Tesoro, y de los que podría deshacerse en represalia causando un daño enorme a la supuesta "recuperación económica". Pues bien, ayer el Congreso decidió anular ese veto y dar vía libre a la ley (348 votos frente a 77). En el Senado la cosa fue aún más espectacular, 97 frente a 1. A Obama no le han apoyado ni en su propio partido.

Es una decisión casi inédita en la historia de EEUU y que no se producía desde 1983. La Administración Obama es irrelevante dentro y fuera de EEUU. Ahora mismo está en "modo pánico" total, y no sólo ella: también Hillary Clinton, que ha recibido ingentes cantidades de dinero de Arabia Saudita para financiar su campaña electoral. La cosa tiene guasa porque la ley se llama Ley de Justicia contra los patrocinadores del terrorismo. Así que se está diciendo que Arabia Saudita, su gran aliado y vasallo, es un patrocinador del terrorismo con lo que según la norma de EEUU debería ser incluida en la famosa lista de patrocinadores del terrorismo y sometida a las sanciones a que se ha sometido a todos los países que están en ella. Pero qué más da, es la hipocresía clásica de los hipócritas, pero esa es otra historia.

Arabia Saudita está a punto de entrar en quiebra como consecuencia de la desastrosa y costosa campaña militar que mantiene contra Yemen. Acaba de anunciar que rebajará un 20% los sueldos a los ministros y cargos públicos y que congela los de los funcionarios. Además, ha dicho que prevé vender 10 millones de bonos en octubre. Aunque no ha especificado de qué bonos está hablando, es muy probable que en su inmensa mayoría sean del Tesoro de EEUU, con lo que el agujero para la economía de EEUU va a ser espectacular. Si la venta de bonos estadounidenses es algo que vienen haciendo de forma moderada, pero constante, tanto Rusia como, sobre todo, China, el que ahora se sume Arabia Saudita pone de relieve cuál es el papel real de EEUU en la economía mundial y la rapidez con la que declina.

Arabia Saudita ha reaccionado al anuncio del "contra veto" a Obama diciendo que el simple hecho de que se haya producido "puede suponer un cambio significativo" en la relación entre los dos países. Tal vez sea una amenaza o tal vez no, pero el hecho es que el riyal saudita está en caída libre desde enero, que está en su nivel más bajo desde 2009 y que cada vez se oye hablar más de devaluación de la moneda (discurso recurrente desde julio), por lo que el revés para Obama (y para Clinton, de rebote) es espectacular.


Las bofetadas le llueven a EEUU desde todas partes. Su hasta ahora fiel vasallo, Filipinas, acaba de anunciar que ya no va a realizar más maniobras militares con EEUU y que la política exterior del país girará "hacia un mayor acercamiento a China y a Rusia". Vietnam, su gran aliado en la parte sur-oriental de Asia, acaba de retrasar "sine die" la firma del Acuerdo de Asociación Trans-Pacífico (la apuesta de Obama para frenar a China) al tiempo que ha reiterado su rechazo a que los bombarderos de gran alcance de EEUU usen sus bases. Por si fuera poco, Rusia y China han realizado maniobras militares conjuntas en el Mar del Sur de China, en la zona que EEUU no reconoce como parte del territorio chino.

Obama es ya irrelevante, por lo que sólo tiene una baza que jugar si quiere pasar a la historia por algo más que por el color de su piel: poner al mundo al borde de una guerra de incalculables consecuencias. Derrotado en Siria, ahora amenaza con que sus patrocinados de la "contra" moderadamente extremista o extremistamente moderada van a derribar aviones y helicópteros rusos gracias al suministro de misiles que se les está haciendo desde Arabia Saudita, Qatar y Bulgaria. Derrotado en Ucrania, ha desempolvado la historia del derribo del avión malasio y echa la culpa a Rusia, como no podía ser de otra manera. Y la amenaza a Nicaragua hay que tomarla muy en serio.

El fin de la Administración Obama está acercando un poco más al mundo hacia su propio fin. En este caso la locura y el sentimiento de irrelevancia es un cóctel muy peligroso; cada vez más. Y atención a Clinton, que no sólo va a seguir su estela sino que la va a ampliar si gana.


El Lince


martes, 27 de septiembre de 2016

Ahora toca Nicaragua

Lo sé, no es "políticamente correcto" amargar el día a los latinoamericanos, todos felices por la firma de la paz en Colombia. Pero precisamente por eso elijo una historia latinoamericana para atemperar las esperanzas y poner las cosas en su sitio.

Pacificada Colombia (atención a la presencia del FMI en la firma del acuerdo de paz), anulado de hecho el famoso ALBA (inoperante tras la muerte de Chávez) y más que moribundas todas las estructuras más o menos integracionistas existentes en América Latina, EEUU acaba de dar un paso de calado para demostrar que está ahí, siempre presente y siempre amenazante con los díscolos. Los díscolos no son hoy Venezuela, ni Ecuador, ni El Salvador, ni siquiera Cuba (Ana Belén Montes sigue encarcelada en EEUU). Los díscolos son Bolivia (Evo siempre pone el dedo en la llaga) y Nicaragua. Sí, ya sé lo que vais a decir de Daniel Ortega y del actual Frente Sandinista. O de Rosario Murillo.

Pero Nicaragua se está convirtiendo en el gran enemigo de EEUU en América Latina desde que acordó la construcción de un canal alternativo al de Panamá por su territorio. El canal es un megaproyecto de una empresa china al que ha dado su apoyo el gobierno. Va a atravesar la mitad del territorio de los pueblos creole y rama y corre el riesgo de destruir el lago Cocibolca, la mayor reserva de agua dulce del país, que tiene que dragarse para dar paso a la envergadura de los buques que lo van a surcar y que dejarán en un juego de niños el canal de Panamá. Con ser esto verdad, EEUU aprovecha el asunto y pone a comer de su mano a los críticos con este megaproyecto. Va a ser curioso ver cómo responden estos grupos, si mantienen su independencia o vuelven a comportarse como la "contra", al servicio del patrón.

A finales de mayo el proyecto recibió el empujón definitivo después de que la Comisión Nacional de Desarrollo del Gran Canal de Nicaragua decidiese iniciar la segunda fase del proyecto, es decir, el práctico inicio de las obras.
Por no adelantar acontecimientos, diré simplemente que el viernes pasado la Cámara de Representantes de EEUU aprobó por unanimidad un proyecto de ley para que "las instituciones financieras" (léase el FMI o el BM) "frenen los préstamos" a Nicaragua "hasta que celebre unas elecciones libres, justas y transparentes".

El golpe de estado en Brasil contra Dilma Rousseff ha sido libre, justo y transparente. Antes lo fue el golpe contra Manuel Zelaya en Honduras y antes otro contra Fernando Lugo en Paraguay. Todo muy democrático y con una fuerte implicación de Clinton en ellos, sobre todo en Honduras. Lo que entiende EEUU -y sus vasallos europeos, que pronto se sumarán al carro sancionador- lo dejan muy claro no sólo en estos casos, sino en Siria, o en Ucrania, o en cualquier otro lugar como Zambia, donde otras elecciones han tenido lugar y al ganar un partidario de un acercamiento a China y a Rusia se ha comenzado a hablar de "irregularidades " y de "pucherazo". Lo de libres, justas y transparentes está muy bien si ganan los nuestros, pero no si ganan los otros. Que se lo pregunten a Evo Morales o a Cristina Fernández, seguro que lo cuentan mucho mejor que yo.

Lo que ha aprobado la Cámara de Representantes, por unanimidad, se llama "Nica Act". Según demócratas y republicanos, al unísono (tomad nota quienes creáis que hay alguna diferencia entre Clinton y Trump), "el régimen de Ortega no respeta ni los derechos humanos ni la democracia en ese país". Además, "ha conducido a la inestabilidad política y económica al país". Europa se está hundiendo, la inestabilidad política y económica es evidente. Pero tranquilos, majetes, en vuestros sillones: Europa no tiene un Daniel Ortega, así que no hay por qué preocuparse. Además, Europa es vasalla.

Nica Act significa Legislación de Condicionamiento a la Inversión en Nicaragua y ahora va a pasar al Senado para su aprobación. Luego tiene que ser sancionada por Obama, o su sustituto si es que no se hace antes del traspaso de poderes. No penséis que Obama, o quien sea, va a vetarla (como acaba de hacer con una ley que permitía demandar a Arabia Saudita por el 11-S), por lo que más o menos en el primer trimestre de 2017 estará en vigor. Así que si queréis disfrutar de algo, tenéis hasta entonces para hacerlo aunque desde ya tendríais que estar con los ojos bien abiertos.

En Nicaragua no se ha asesinado a ningún dirigente ecologista (aunque sí se ha detenido a alguno de ellos), como sí se ha hecho y se está haciendo en Colombia, aún ahora, con la firma del acuerdo de paz (van 12 asesinados).

Hoy es un día de celebración en casi todo el continente latinoamericano, pero como se cierren los ojos a la siguiente gran campaña que se acaba de anunciar de nada servirán estos fuegos artificiales, bonitos como el sueño de una noche de verano. Y no estaremos precisamente en la comedia de Shakespeare, sino en una tragedia que ni siquiera el gran Manuel Cuadra podría relatar.

El Lince

domingo, 25 de septiembre de 2016

El estiércol siempre huele mal

La UE está bajo el vasallaje de EEUU. EEUU tiene la intención de aprobar, como sea y antes de la finalización del mandato de Obama, el acuerdo de libre comercio llamado TTIP. En la UE cada vez hay un mayor rechazo hacia este acuerdo que elimina las legislaciones nacionales y que hace a los gobiernos europeos no sólo vasallos de EEUU sino de sus multinacionales, si es que eso es diferente. Ese rechazo está haciendo mella en algunos de los gobiernos vasallos y al menos hay dos, Austria y Francia, que han pedido públicamente que "se inicie una nueva ronda de negociaciones con otro nombre y con diferentes partidas a incluir".

El estiércol siempre huele mal y se llame como se llame, siempre será estiércol. Resulta que esto estuvo muy presente en la cumbre de Bratislava en la que la UE quiso aparentar que hacía algo que no sabe qué hacer tras la votación en contra de la permanencia de Gran Bretaña en la UE y el progresivo hundimiento de la UE como institución. Tanto Juncker, el presidente de la comisón, como Merkel han dicho públicamente que la situación de Europa es crítica.

Los bancos centrales de los países se hunden, al Deustche Bank alemán hay que añadir el Monte Paschi italiano y no hay nadie que tenga la menor idea de cómo evitar las grietas de agua que cada vez son mayores.

La ocurrencia de Austria (que pronto va a celebrar las elecciones presidenciales, que se repiten por supuestas irregularidades y por el escaso margen de votos que hubo en las anteriores, que ganó un candidato ecologista frente a un neofascista) y de Francia (con la popularidad de Hollande en el 12% y asediado tanto por Sarkozy como por los neofascistas de Le Pen) pretende abrir una nueva vía para la negociación a la que necesariamente se tiene que sumar Alemania, que hoy por hoy no está por la labor pese a que cada vez son más los socialdemócratas los que opinan que el TTIP "está muerto de hecho" y que no tiene sentido seguir con ello.

Los socialdemócratas forman parte del gobierno de Merkel y piensan que desmarcándose de algunos aspectos económicos de sus socios de gobierno pueden ganar las elecciones federales del año que viene, de ahí estas opiniones que no son muy relevantes porque los ministerios económicos están en manos del partido de Merkel.

Alemania está ahora en una crisis total en cuanto a que su principal banco está en quiebra técnica. Los nervios están a flor de piel porque ya hay quien se ha atrevido a plantear lo implanteable; el rescate gubernamental al DB. Eso sería un golpe decisivo a la hegemonía alemana en Europa y un golpe más que simbólico a ese zombie que es la UE. No en vano, el muy demócrático Juncker -ya sabéis, presidente de la Comisión Europea- ha dicho que si los políticos tienen que mentir, que lo hagan para salvar la situación. Es lo que en sus palabras se considera "un resultado justo para el DB". Insisto: ahora id al banco al que pedís los créditos y proponed lo mismo, veréis qué risa -democrática, eso sí- le entra.

Aunque Merkel mantiene un silencio claro sobre el futuro del DB, el pasado 16 de septiembre hubo una reunión monotemática del Comité de Estabilidad Financiera de Alemania en la que se sugirió al gobierno que mediase ante EEUU para que no reclamara la deuda íntegra que reclama al DB (ver los enlaces de más arriba) porque, en caso contrario, "nos estaríamos acercando al precipicio".

Menos mal que EEUU tampoco está para tirar cohetes, que su economía no es tan potente como se presupone y que la parálisis de la Administración de Obama es evidente, atenazada como está por Rusia y China. Salvar a Europa -léase a Alemania, léase al DB- es una prioridad en estos momentos para EEUU, que insiste en mantener el TTIP, vital para su economía y sus multinacionales. Pero aparecen algunos sectores díscolos como Austria (sin mucha fuerza) y Francia (con fuerza algo mayor) que, aunque lo que pretendan no sea otra cosa que remover el estiércol, pueden dar al traste con todos estos movimientos.

El Lince

jueves, 22 de septiembre de 2016

El país más pobre de Europa es...

Ucrania. ¡Bienvenida, democracia! ¡Felicidades, Maidán! Los nazis de Kiev, amparados y financiados por los muy democráticos EEUU y sus vasallos europeos lo han logrado de forma oficial: el país más pobre de Europa es Ucrania.

De nada sirve que el FMI haya vuelto a violar sus propias normas y haya otorgado un nuevo crédito de 1.000 millones de dólares a Ucrania (algo que no se puede hacer, según el propio FMI, si un país reclama una deuda a otro país, como ha hecho Rusia con Ucrania por valor de 3.000 millones de dólares); de nada han servido los 17.500 millones de dólares que previamente había concedido el FMI a Ucrania a cambio de la total privatización del país: los oligarcas siguen haciéndose de oro, la población sigue empobreciéndose y el nazismo se extiende como una mancha de aceite con la mirada complaciente de EEUU y sus vasallos europeos. Para el 2017 se prevé que la deuda externa alcance la friolera del 168% del Producto Interior Bruto del país.

Se acaba de hacer público un informe sobre la previsión de Ucrania para el 2017 y es aterrador, el salario medio ha caído de 4.650 grivnas mensuales en 2013 (antes del Maidán), es decir, unos 160 euros, a los actuales 1.550 grivnas mensuales, unos 54 euros. Los beneficios sociales de que gozaba la población antes del Maidán (subvenciones al gas, electricidad, educación, sanidad) prácticamente han desaparecido. Se ha aumentado la edad de jubilación -en sintonía con lo que ocurre en toda la muy democrática Europa- en cinco años ni más ni menos: las mujeres podían jubilarse a los 55 años y ahora es a los 60, mientras que los hombres era a los 60 y ahora es a los 65 (esta era la edad de jubilación en la Unión Soviética, por cierto, y así lo han mantenido todos los países ex soviéticos).

Y lo más alucinante: un informe de la ONU indica que el 80% de la población -sí, habéis leído bien- "está en el umbral de la pobreza". La ONU estima que se es oficialmente pobre cuando no se pueden gastar 5 dólares diarios (unos 4'4 euros), lo que en Ucrania equivale a 130 grivnas. La ONU indica que lo que los ucranianos pueden gastar diariamente son 33'5 grivnas (1'34 euros) diarios, luego ese 80% no es que esté en el umbral, sino que ya lo ha traspasado y es pobre de solemnidad.

La ONU, cosa rara, critica el acuerdo del gobierno nazi de Kiev con el FMI porque implica que tienen que subir las tarifas públicas y que la población no puede hacer frente a ello. Tanto a los nazis de Kiev como al FMI les ha dado igual y siguen adelante con sus planes, así que cuando oigáis esos cuentos para niños del BM o del FMI o de Occidente sobre que se preocupan por la población, que son conscientes de cómo afectan a la población este tipo de medidas, etc., etc., despertad de vuestro sueño.

El Servicio Estatal de Estadística de Ucrania reconoce que el salario medio es de 156 euros y dice algo más: "es significativamente menor que el de la Federación Rusa, Bielorrusia y Georgia". Comparar los salarios de Ucrania con estos países no tiene ningún sentido, pero indica que por mucho que lo nieguen los nazis de Kiev Ucrania sigue teniendo muy presente cuál es su esfera tradicional y sus referentes, que no son la UE ni EEUU. Por que con ellos no se compara, curiosamente. Otro dato; en 2013, es decir, antes del Maidán, el sueldo medio era de 209 euros. Luego en estos dos años se ha reducido 53 euros mensuales, todo un logro. También el SEE reconoce que la pensión media es de 1.670 grivnas, unos 59 euros al mes.

Debido a los bajos niveles sociales, el aumento de la pobreza y demás supongo que no sorprenderá que os diga que en lo que va de año Ucrania tiene un "crecimiento natural de población negativo" y que desde que desapareció la URSS y Ucrania se independizó 10 millones de personas han abandonado el país, de ellas 1'6 millones sólo en los dos años posteriores al golpe nazi del Maidán, en 2014. O que según la Organización Mundial de la Salud, la esperanza de vida es de 71 años mientras que en los países del entorno post-soviético es de 77 años. La OMS dice que ello es consecuencia de que "no se ha alcanzado un nivel de vida adecuado para la población, con una vida saludable y una dieta saludable".

El mes pasado el gobierno nazi de Kiev presentó el "presupuesto de las lágrimas" (sic) para 2017. Eso quiere decir que si estas cifras son terribles, lo serán más el año que viene. Un dato: el Ministerio de Educación acaba de anunciar su intención de "ahorrar 830 millones de grivnas" (29 millones de euros) en las escuelas secundarias, eliminando la práctica totalidad de becas para el próximo año.

Suma y sigue. ¡Bienvenida, democracia! ¡Felicidades, Maidán! ¡Buen trabajo, Occidente! Y gracias por vuestros valores democráticos y todo lo que ello conlleva, como empiezan a decir los ucranianos. Incluso un personaje como Julia Timoshenko, esa por la que lloraba Occidente cuando estuvo encarcelada por corrupción, dijo ayer en Lviv (la zona más occidental geográficamente hablando, fronteriza con Polonia) que "para vivir así, mejor es que vuelvan quienes gobernaban antes" (sic). Se está refiriendo al depuesto Yanukovich. 

Tomad nota de la realidad de Ucrania, que no veréis en ninguna parte.

El Lince

martes, 20 de septiembre de 2016

Interpretando las elecciones en Rusia

Para mí han dejado un sabor agridulce. Ha habido un alta abstención, del 52%, pero no es mucho mayor que la que se produce en otros países. Ha ganado Rusia Unida, como era previsible (54'19%, +4'8); ha bajado el Partido Comunista (13'34%, -5'8) y ha subido un poco el ultranacionalista Partido Liberal Democrático (13'15%, +1'5). Los socialdemócratas de Rusia Justa se hunden (6'22%, -7) y las otras expresiones de la izquierda revolucionaria no consiguen representación, como tampoco los propagandizados "demócratas" por Occidente. He mantenido muchas veces que son irrelevantes, por mucho que salgan no en uno, sino en cien informativos y en mil primeras páginas de los medios de propaganda occidentales.

También ha habido elecciones en 39 gobernaciones, de las 85 de todo el país, y es aquí donde el PC ha podido salvar algo los muebles (en algunos de ellos ha logrado el 20%), pero aunque es evidente que se ha votado diferente según el contorno -al PC a nivel local y a RU o la abstención a nivel federal- se puede decir que los comunistas no han sabido aprovechar el momento.

Insisto en el papel del PC porque quedar en segundo lugar y con una representación fuerte era vital para que Putin diese el golpe de timón en los ámbitos económicos que se está intuyendo desde hace tiempo. Como os dije, los movimientos de Putin para restablecer de forma progresiva el control del Estado sobre la economía son evidentes, pero el ritmo con el que se va a desarrollar tenía mucho que ver con los resultados electorales.

El PC lleva mucho tiempo insistiendo en la idea de que con la guerra económica de Occidente contra Rusia lo que tiene que hacer el país es convertirse en más autosuficiente en industria y en agricultura, así como fortalecer los enlaces comerciales "fraternales" con "los verdaderos amigos de Rusia" -es decir, los países de la antigua URSS- y dejar de marear la perdiz con ofertas económicas a "los socios occidentales", como les denomina el Kremlin. Este discurso es muy popular entre la población, pero a la hora de votar ha apostado por el partido en el gobierno y no por otro como el PC.

Además, este discurso, matizado, ha sido asumido por Rusia Unida en estas elecciones y es algo que se ha oído a muchos de sus candidatos. Desde RU se ha hablado de "autosuficiencia económica" y es un discurso que, también muy matizado, ha sido incorporado por los ultranacionalistas del PLD. Es decir, todo el mundo habla hoy en Rusia de ir desprendiéndose del corsé occidental pero sin abandonar el capitalismo. Este es el talón de Aquiles de Rusia y del propio Putin, que está preso del sector más neoliberal de su partido (los euroatlánticos) y que es fuerte en los ministerios económicos y en el Banco Central, por mencionar sólo un par de ejemplos.

Antes de las elecciones se hablaba de la posibilidad de que el PC subiese y que ello sería aprovechado por Putin para dar el mazazo definitivo a esta "quinta columna" euroatlántica que tiene incrustada en su gobierno. Pero el PC ha bajado bastante. Con los resultados de estas elecciones, los movimientos de Putin en este sentido van a ser mucho más cautos y aunque se van a dar, sin duda, serán mucho más lentos de lo esperado.

Si hay algo dulce en todo ésto es que tanto el PC como el PLD y RJ son profundamente anti-euroatlánticos, por lo que cualquier movimiento contra ellos que haga Putin y su sector euroasiático será apoyado sin la menor duda por estos partidos.

La cuestión es que ahora mismo yo no soy capaz de dilucidar, una vez conseguida la mayoría absoluta por Rusia Unida, cuántos representantes hay de un sector y de otro en la Duma (Parlamento). Es de suponer que sean más los euroasiáticos, pero no puedo siquiera adelantar una cifra de cuántos de los 343 diputados conseguidos por RU (de un total de 450) son de uno u otro sector.

Esta es la gran pelea a la que vamos a asistir ahora y será soterrada salvo que Putin haga algún alarde de autoridad.

El Lince


domingo, 18 de septiembre de 2016

Por fin una buena noticia

Hoy es un día a retener: ha habido elecciones en Berlín y en Rusia. He estado esperando a ver qué pasaba y por fin hay una buena noticia: Die Linke (La Izquierda) ha alcanzado el 16'2% (+4), quedando muy cerca de Los Verdes (16'4%, -1) y enseñando los dientes a la socialdemocracia (22'8%, -5'5).

La CDU de Merkel se hunde, otra vez, y queda en el 17'8% (-6), y los neofascistas de Alternativa para Alemania consiguen el 12'2%, menos de lo que se esperaba. En esta ocasión, y al contrario de lo ocurrido en Sajonia-Anhalt y en otros land, el rechazo a las posturas que representa la UE sí las ha sabido recoger Die Linke. Y un aspecto también importante del ascenso de DL se debe a su crítica de las actuaciones policiales contra las casas okupadas y los desalojos. Muchos jóvenes, hasta ahora abstencionistas, le han votado. Hace poco más de dos meses, en uno de esos desalojos hubo 86 detenidos y 123 heridos.

Berlín es una de las ciudades más depauperadas de Alemania, aunque parezca lo contrario, con un alto nivel de paro (y de criminalidad) y una drástica disminución de los servicios sociales que hace que, entre otras cosas, uno de cada tres niños y jóvenes menores de 18 años esté en situación de pobreza. Es uno de los land alemanes donde la pobreza infantil se ha incrementado en los últimos años. Su alcalde es socialdemócrata en virtud de un pacto de gobierno con los cristianodemócratas.

Pero los resultados de hoy no hacen posible la reedición de ese pacto, por lo que tiene que entrar un tercero en liza. No es descartable que se animen Los Verdes a entrar en el mismo, dado que comparten, junto al SPD, una clara animadversión hacia los "postcomunistas" de Die Linke. Sin embargo, con el CDU de Merkel en caída libre hay un sector socialdemócrata que considera llegado el momento de comenzar a desprenderse de ese gobierno de "gran coalición" para alcanzar la presidencia del gobierno en las elecciones federales del año que viene y apuesta por una coalición entre el SPD, Los Verdes y Die Linke. Veremos.

Con todo, es un buen día para Berlín y para la izquierda.

De las elecciones en Rusia aún no tengo datos, nada más que los que ofrecen las encuestas y que certifican dos cosas: una alta abstención y el triunfo de Rusia Unida, aunque hay dudas sobre quién ha ocupado el segundo lugar. Ya os lo comentaré.

El Lince

viernes, 16 de septiembre de 2016

¿A qué velocidad cae una piedra?

Es una pregunta clásica en física cuando se habla de la caída libre de un cuerpo que actúa bajo la acción exclusiva del sistema gravitatorio. Es la pregunta clásica que hay que hacerse ahora en la Unión Europea, que es lo mismo que una piedra.

Supongo que sabréis que Alemania, Francia e Italia están tirándose de los pelos ante el cada vez mayor rechazo popular -aunque lo hegemonicen, por el momento, los fascistas- a la UE. Mantienen reunión tras reunión y no saben qué hacer. El canto del cisne (el que se emite justo antes de morir) le hizo el llamado presidente de la comisión, el luxemburgués Juncker, el mismo que se negaba a cobrar impuestos a las multinacionales en su país. Este tipejo en su pomposo discurso sobre "el estado de la Unión" esta misma semana arremetió contra el "populismo", pero al mismo tiempo intentó justificar un cambio de rumbo de la UE que es equivalente a cuando un barco intenta cambiar de rumbo ante la amenaza de hundimiento, en una situación que él mismo definió como "crisis existencial de la UE".

Supongo que sabréis que Merkel está llorando por las esquinas y diciendo que "la UE está en una situación crítica". 

Supongo que sabéis que hoy toda la UE se reúne en Bratislava para hablar de qué hacer sabiendo que no hay nada que hacer, la UE es un atajo de zombies vagando por ahí para intentar comerse a algún incauto (como los wahabíes seculares, antes llamados progres) que todavía predican que "otra UE es posible" y siguen a un tipo a sueldo de Soros como el griego Varoufakis.

Lo que supongo que no sabéis es que el buque insignia de la flotilla europea, el Deustche Bank, está, literalmente, al borde de la quiebra y que su caída va a la velocidad de una piedra en caída libre. Y es que el DB no se puede abstraer del campo gravitatorio que es la UE y ese campo es nefasto. Como los remolinos, quien cae en él ya sabe dónde acaba: en el fondo.


El DB hace agua por todas partes y ya no hay parche (como Grecia) que pueda poner para taponar las numerosas vías abiertas. El rendimiento del bono alemán es totalmente inestable, con subidas espectaculares y bajadas más espectaculares aún. Eso de la fortaleza de la economía alemana no es más que otro cuento que nos tragamos una y otra vez; actuamos igual que los niños cuando nos escuchan contar cuentos con la boca abierta. Convendría cerrarla de vez en cuando.


Cada semana que pasa el DB se hunde un poco más y en su caída arrastra un poco más a un montón de bancos de todas las partes del mundo. La caída del DB es una caída sistémica que va a arrastrar todo a su paso.


Pero nosotros seguimos perdiendo el tiempo en vez de ir a la raíz: la UE. Sólo saliendo de la UE hay salida. Lo demás no es otra cosa que dar vueltas y vueltas a un laberinto que nos lleva al mismo lugar, al fondo del remolino.

Lo curioso del caso es que es EEUU quien tiene la llave del grifo con el que rebajar el caudal del agua que está arrastrando a la UE hacia el abismo y, por lo tanto, de hacer más pequeño el remolino y quien tiene una cierta capacidad de poner una red para que la velocidad con la que cae la piedra no sea tan grande. EEUU puede imponer una multa de 14.000 millones de euros al DB por una vieja historia de hipotecas residenciales. Que no os quepa ninguna duda que la alternativa para que esa cantidad se rebaje será que la UE mantenga la "negociación" del TTIP (Acuerdo de Libre Comercio) que deja manos libres, del todo, a las multinacionales. Pese a las críticas que algún gerifaltillo de la UE se ha atrevido a hacer al TTIP, hemos visto cómo rápidamente se ha cerrado filas sobre el mismo. Y cómo Merkel ha vuelto a convertirse en su principal defensora. Luego aquí tenéis el por qué.

Esta es la UE zombie que los wahabíes seculares (antes llamados progres) se niegan a ver. Sólo cuando la caída de la piedra, que está cayendo cada vez a una velocidad mayor, les dé en la cabeza, y se la rompa, entenderán algo. Pero entonces ya será tarde.

El Lince