lunes, 29 de agosto de 2016

La farsa adquiere toques de tragedia

El dilema kurdo tras la invasión turca, acompañada de fuerzas de la "contra" siria, de Jarablús está pasando de la farsa y adquiriendo toques de tragedia.

Farsa porque pese a todos los desmentidos, declaraciones y gestos de cara a la galería los kurdos sí han retirado el grueso de sus fuerzas hacia el Eúfrates, como les había ordenado EEUU. 

Tragedia porque sí mantienen pequeños destacamentos que están combatiendo, y muriendo, contra los turcos y la "contra" tras la invasión de Jarablús y zonas aledañas.

Las páginas kurdas -de allí, del Kurdistán, no las de aquí- están reflejando con todo lujo de detalles lo que está ocurriendo; cómo sus combatientes están siendo humillados, torturados y asesinados por la "contra" que dice defender una bandera -la del protectorado francés de Siria, es decir, la de antes de la independencia- que también dicen defender desde las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS). Los muertos kurdos ascienden ya a unos 45 y otros 10 combatientes han sido hechos prisioneros.




Los kurdos están jugando un doble juego en un intento de volver a tener el completo apoyo de sus amigos estadounidenses. Por una parte, como FDS sí se han retirado; por otra, como YPG, continúan combatiendo aunque a pequeña escala.

Me voy explicando. Las llamadas FDS fueron un diseño de EEUU allá por octubre de 2015 que aceptó de forma absolutamente acrítica, como casi todo, el PYD. En ellas hay, además de kurdos, cristianos, árabes, asirios y algunos otros. Eso sobre el papel, puesto que en la realidad es el PYD quien aporta casi el 90% de las fuerzas. El resto sólo es colorido, algo que mostrar al mundo sobre la llamada "Siria democrática" tras la hipotética renuncia de Al-Assad. Eso es lo que quería EEUU y que aceptaron de buen grado los kurdos. Desde entonces, todo lo que han hecho los kurdos ha sido dentro de las llamadas FDS y aceptando los planes estratégicos de EEUU con una única excepción: Hasaka. Este ataque les ha costado el fin de sus sueños de contar alguna vez con un estado independiente y es el que, en última instancia, ha provocado todo lo que está ocurriendo ahora.

Pues bien, las llamadas FDS como tales sí se han retirado de la zona cumpliendo el mandato de EEUU y es únicamente el PYD y su estructura militar quienes mantienen esos pequeños remanentes de combatientes. Eso explica la facilidad, y la rapidez, con que los turcos y la "contra" están avanzando. Leyendo las páginas kurdas -de allí- se llega fácilmente a esta conclusión porque no hay ni una sola mención a las llamadas FDS y sólo hay referencias a las YPG (Unidades de Defensa Popular). Y estas páginas son muy claras cuando hablan de que las llamadas FDS "se están moviendo" hacia la llamada capital, Raqqa, de la organización llamada Estado Islámico tal y como quería EEUU.

Mis amigos kurdos y turcos dicen que los "asesores" estadounidenses, es decir, las fuerzas especiales de EEUU -esas de las que nunca han dicho nada los kurdos, ni por qué están ni a qué se dedican-, se han retirado de forma clara de toda esa zona y que tampoco la aviación de EEUU hace sobre ella vuelo alguno desde hace ya una semana.

Como es lógico, no hay ninguna confirmación por parte de los kurdos. Sin embargo, la confirmación la van a dar los hechos puesto que los turcos y la "contra" continúan avanzando hacia el sur, hacia Manbij, la localidad que tomaron las llamadas FDS hace escasamente un mes y en cuyos combates perdieron entre 200 y 400 combatientes, según a quién hagas caso. Si la defienden, se demostrará que todo lo que han venido diciendo desde la invasión de Jarablús es algo más que bravatas de cara a la galería. Pero no lo creo. Los kurdos, aunque dolidos y sorprendidos, están demostrando que son incapaces de romper con EEUU y una forma, la única de hacerlo, es romper las llamadas FDS. Estas llamadas FDS se han convertido en la soga que EEUU les ha puesto alrededor del cuello y con la que les ahoga cuando lo considera conveniente.

La única salida que les queda sigue siendo la que apunté: romper las llamadas FDS y enfrentarse a la "contra". Esto último lo están haciendo a pequeña escala, con muchas pérdidas. Sólo si se incrementan las acciones del PKK en el Kurdistán turco, como parece que está empezando a ocurrir, se puede aliviar la presión que tienen ahora.

Mientras, Rusia ha hecho un gesto que indica que es el único respaldo con el que cuentan: ha vuelto a insistir en que tienen que estar en la mesa de negociaciones de Ginebra, algo a lo que se niegan tanto Turquía como EEUU. En cuanto los kurdos se den cuenta de cómo deslumbra el brillo de los espejos estadounidenses volverán a recuperar el protagonismo que han tenido hasta que apostaron por eso, por el brillo de los espejos.

El Lince

jueves, 25 de agosto de 2016

El fin de los sueños (parte II de los intereses y los amigos)

Los kurdos sirios han despertado bruscamente de su sueño. Su soberbia, su absoluta falta de visión geoestratégica, su sumisión a los intereses de EEUU han provocado el fin de los sueños: no será posible un país independiente, no será posible la unificación de los cantones. Rojava quedará como una experiencia bonita, pero ineficaz y limitada. Cada vez me recuerdan más a los zapatistas mexicanos.

La obsesión kurda con Hasaka, como dije, tiene un gran objetivo: es una zona muy rica tanto en petróleo y gas como en cereales y algodón. Para entendernos, es casi considerada como el granero de Siria. Y tiene algo más que en Oriente Próximo vale más que el oro y el petróleo: agua. Pese a ser un territorio que no es de los más numerosos en población kurda, el PYD se obsesionó con él precisamente por su riqueza y para hacer del mismo el corazón del futuro Estado independiente puesto que Hasaka ayudaría a que la experiencia de Rojava fuese una realidad de mucho mayor alcance.

De ahí los constantes enfrentamientos con el gobierno sirio y de ahí la razón de la última batalla que ganaron pero, como aventuré, a un altísimo coste político. Pues ya lo tienen. Su victoria sobre el gobierno sirio -las condiciones de alto el fuego, aunque permiten al gobierno sirio el control de algunas zonas y garantizan el paso de sus fuerzas militares y la presencia, casi simbólica, de las instituciones gubernamentales sirias, implican de hecho el control absoluto de la ciudad y, por consiguiente de la provincia, para los kurdos- ha sido interpretada por Turquía como la gota que ha colmado el vaso. Si el estado sirio desaparece, que es lo que casi ha ocurrido en Hasaka (que aportaba antes de la guerra el 30% de todos los recursos del Estado), el sueño del estado kurdo daba un importante paso hacia la realidad y eso es lo que se ha abortado de raíz ayer con el ataque a Jarablús (por cierto, la organización llamada Estado Islámico se ha retirado sin disparar un solo tiro).

Turquía y EEUU se han coordinado, sin duda. Turquía y Rusia lo han hablado, sin duda. El malestar ruso con los kurdos era evidente por su absoluta dependencia de EEUU, reconocida sin tapujos. Los kurdos han venido actuando según los intereses de EEUU, aunque en apariencia coincidiesen con los suyos, pero a la hora de la verdad EEUU ha decidido hacer valer sus preferencias y los kurdos no están entre sus preferidos. Lo son en tanto en cuanto que debilitan al gobierno sirio, pero nada más. Las declaraciones del vicepresidente de EEUU sobre hasta dónde pueden llegar, cómo tienen que actuar y cuándo se tienen que retirar son absolutamente claras del nivel de autonomía que tienen. Se tuvieron que dar cuenta de ello tras la toma de Manbij, cuando por decisión de EEUU entregaron el gobierno de la ciudad a un consejo local. Se tuvieron que dar cuenda de ello cuando en pleno combate por Hasaka el considerado primer ministro del Gobierno Regional del Kurdistán (GRK) iraquí, Masoud Barzani, visitó Ankara. No es un secreto para nadie que Turquía tiene un consulado en Erbil y que las relaciones políticas y económicas entre Turquía y el GRK son muy estrechas. Y no debería ser un secreto para nadie que el GRK siempre ha visto la experiencia de Rojava como una amenaza y al PYD y al PKK más como enemigos que como amigos. Cuando Turquía atacó con bombardeos al PKK en sus bases en el Kurdistán iraquí, el GRK "recomendó" al PKK que abandonara el territorio "para evitar vidas civiles".

Incluso me atrevería a ir más allá y diría que Turquía también se lo ha comunicado a Irán, donde las acciones guerrilleras kurdas han subido en los últimos meses tras el "despertar" de los partidarios del GRK después de casi 20 años sin actividad militar. Hasta estos momentos sólo el Partido Vida Libre del Kurdistán (PJAK), con vínculos históricos con el PKK, era quien mantenía la resistencia.

Salvo que no me haya enterado, lo que es posible, sólo Siria y los propios kurdos han protestado con dureza por la invasión. Rusia sólo el día de después ha emitido un muy comedido comunicado expresando su "preocupación" e Irán se mantiene en silencio. Y pensando mal, por qué no considerar que algo se habló cuando el segundo de la inteligencia turca visitó Damasco esta semana y la crítica del gobierno sirio forma parte del guión. A fin de cuentas, tiene que protestar porque su territorio ha sido invadido por fuerzas extranjeras aunque con ellas vaya una parte de la "contra", que deja muy claro qué tipo de organización es.

Aquí hay que recordar, también, que nada más derrotar los kurdos a la organización llamada Estado Islámico en Kobani, los rusos les propusieron atacar Jarablús, a lo que se negaron. Por el contrario, aceptaron que los partidarios del GRK (y, por lo tanto, de EEUU y de Turquía), es decir el Consejo Nacional Kurdo, muy minoritarios hasta entonces, entrasen a formar parte del Consejo Supremo Kurdo en paridad con el PYD en Rojava. Los kurdos del PYD, obsesionados con el brillo de los espejos que los estadounidenses les estaban ofreciendo (como los indígenas o pueblos originarios latinoamericanos con los españoles), no vieron lo que se les venía encima y ahora están pagando las consecuencias: el fin de sus sueños. 

Los kurdos apostaron por hacer a sus nuevos amigos aliados permanentes mientras dejaban para mejor ocasión sus intereses. Cuando han dado el paso para recordar sus intereses permantes (el ataque en Hasaka) sus amigos han dejado claro que son fugaces y que lo que prima son sus intereses geoestratégicos y no los de los kurdos. Una dolorosa lección para los kurdos y para otros pueblos, que tienen que mirar muy bien quiénes son sus amigos de verdad.

Es una primera explicación de lo que está pasando, tanto mía como de mis amigos kurdos y turcos. Puede ser acertada o no, pero lo que hay son especulaciones por todos los lados. Luego puestos a especular, yo también lo hago. Alguien podrá decir que Turquía ha engañado a Rusia, que Turquía ha engañado a Irán, que Turquía siempre ha optado por EEUU y que lo que estamos viendo es una jugada maestra de EEUU para "retomar" una zona en la que estaba muy debilitado. Yo no lo veo. Lo que veo es una operación maquiavélica, casi coordinada entre varios -con diferente fuerza cada uno- cuyo único fin es evitar la creación de ese Kurdistán independiente tan reclamado (unos lo llaman "el nuevo Israel", otros "la partición de Siria", otros "una entidad terrorista"), que es lo que casi todo el mundo intuía tras los combates en Hasaka. Para eso quien tiene que sufrir es el más débil, que son los kurdos. Y en ello ha tenido mucho que ver su arrogancia y falta de visión geopolítica.

Su única tabla de salvación es ahora romper las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias, creadas a instancias de EEUU, o enfrentarse a la "contra" que ha ido de la mano de Turquía y EEUU a Jarablús.

Para ello, la "contra" ha tenido que moverse desde Turquía, con el beneplácito de Turquía, con la infraestructura de Turquía. Y eso le ha venido bien al ejército sirio y a Rusia, que han visto cómo se ha aligerado considerablemente el número de "contras" en Alepo, lo que facilita su contraofensiva y la recuperación de territorio. De hecho, ya se habla de que la "contra" sólo retiene un kilómetro escaso de territorio y que se está muy cerca de volver a restablecer el cerco a los barrios que controla en Alepo.

Los kurdos están ante un dilema muy curioso visto desde fuera y muy preocupante para ellos. Pero me temo que seguirán primando a sus amigos antes que sus intereses (el estado propio) y se conformen con el status quo. De hecho, ya hay noticias sobre que los kurdos están aceptando las órdenes de EEUU y se están retirando a la otra orilla del Eúfrates. Dicen que es para preparar la ofensiva contra Raqqa, la llamada capital del llamado EI. Si es así, otro servicio a EEUU para nada.

*****

Me hubiese gustado dedicar algo de tiempo al acuerdo de paz entre el gobierno colombiano y las FARC, pero lo que está ocurriendo en esa zona de Oriente Próximo tiene mucho mayor relieve para el planeta. Entiendo la euforia, pero también hay que alertar sobre lo que ocurre en Colombia, con un poder cada vez mayor del neofascismo, donde el poderoso empresariado multinacional defiende sus intereses sin importar cómo, donde el discurso de los medios de propaganda (cuyos propietarios son los anteriores) repiten que el proceso es fruto del triunfo militar del estado sobre la guerrilla. 

Aunque formalmente se haya discutido sobre las raíces del conflicto, sobre tierra, sobre democracia o sobre lo que sea la impresión desde fuera es que el gobierno en ningún momento ha cedido en cuestiones del modelo económico o político; que la guerrilla ha aceptado equiparar el grado de responsabilidad de los combatientes "de los dos lados", con lo que elude o da cobertura a los crímenes del Estado que son infinitamente mayores que los de la propia guerrilla; que no se haya cambiado ni siquiera el equilibrio relativo en cuanto que si la guerrilla se desmoviliza, también el ejército tendría que reducir sus efectivos puesto que el ejército se queda como está.

En fin, es a los guerrilleros a quienes compete criticar, si hay que criticar. Y esperar que sean capaces de no repetir y no aceptar errores de sus predecesores en otros acuerdos de paz en la década de 1990.

*****

Otro apunte: el modelo que han seguido el gobierno de Colombia y las FARC para llegar al acuerdo de paz está siendo copiado por el gobierno de Filipinas y el Nuevo Ejército del Pueblo, la guerrilla comunista de ese país. 


El Lince

martes, 23 de agosto de 2016

Intereses permanentes y amigos fugaces, o al revés (I)

Tal vez amigos permanentes e intereses fugaces. Es la duda que hay que mostrar ante los movimientos kurdos más recientes, de forma especial los ataques a Manbij y a una parte de Hasaka. En el primero la batalla era contra la organización llamada Estado Islámico; en el segundo contra el ejército sirio. Las dos tienen un mismo denominador: EEUU.

Vengo manteniendo desde hace un tiempo que los kurdos sirios, una buena parte de ellos, se han alineado de forma absolutamenta acrítica con EEUU y vienen actuando no según sus intereses, sino los de EEUU. Una cosa es la táctica y otra la estrategia, y estratégicamente no hay ni un solo movimiento realizado en los últimos meses que no haya sido diseñado por EEUU. Así que la pregunta que hay que hacerse es si los kurdos se mueven porque sus intereses son permanentes (un estado propio) y para ello se aprovechan de sus amigos fugaces, o porque quieren hacer permanente su amistad con sus amigos y utilizan la excusa de sus intereses de forma fugaz.

Estos días estoy hablando mucho con mis amigos kurdos y turcos, entre otras cosas porque mi casi ahijada Senay (nombre turco que se traduciría algo así como "Luna feliz") acaba de cumplir cinco años. Así que lo que me han contado lo voy a dar por bueno.

La historia es la que sigue:

- Todo comienza, más o menos, en 2015 cuando los rusos aceptan dar un paso de relieve como fue la apertura de una delegación del movimiento kurdo en Moscú, hecho que ocurrió finalmente en febrero de este año 2016. Entonces, sendas delegaciones de kurdos y sirios se reunieron en Moscú para tratar de eso y del futuro de Siria. En esa delegación estaban, por parte kurda, Salih Muslim, segundo en el organigrama del Partido de la Unión Democrática (PYD), y por parte siria Brahim Jaafary, que es quien viene encabezando la delegación gubernamental en las negociaciones de Ginebra.

- Muslim ataca con dureza al gobierno sirio por su postura histórica con los kurdos y plantea el federalismo. Jaafary responde que históricamente el gobierno ha provisto de casi todo lo necesario a los kurdos y plantea el compromiso de volver a hacerlo y añade que no se puede negar el apoyo, con armas, que el gobierno sirio ha proporcionado a los kurdos desde 2012, para lo que aporta unos documentos en los que se reseñan lotes, con numeraciones de esas armas incluidas, y cantidades de las mismas.

- Jaafari dice que el PYD, como otra parte del PKK, recibió cobertura del gobierno sirio para tener un mayor y mejor margen de acción en sus actuaciones en Siria y así eliminar presión desde Turquía y que así fue aceptado desde el primer momento por el movimiento kurdo. El ejército se retiró de la práctica totalidad de las zonas kurdas, lo que permitió al PYD reforzar su control sobre ellas, y que eso se mantuvo así hasta que a la zona llegaron organizaciones de la "contra" siria y la organización llamada Estado Islámico. Recuerda que entonces los kurdos hicieron una petición de ayuda masiva a Damasco, especialmente en la zona de Hasaka. Sin embargo, la pérdida de muchos pozos petrolíferos, ya en poder del llamado Estado Islámico, hizo muy difícil que Damasco pudiese corresponder como se pretendía a esa petición. Fue en ese contexto cuando el llamado EI inició su ofensiva contra Kobani. Y fue en ese momento cuando EEUU vio su oportunidad y se ofreció al PYD, que aceptó. A partir de entonces, el PYD priorizó su relación con EEUU y comenzó a dejar a Damasco de lado.

- Muslim volvió a insistir en el federalismo, Jaafari dijo que le sonaba a un anteproyecto estadounidense. Muslim respondió que Damasco no vio en el federalismo otra cosa que una especie de confederación entre estados. Jaafari dijo que cuando el gobierno estaba luchando en varios frentes, contra la "contra" y contra el llamado EI, esa petición era equivalente a partir de hecho el país.

- Las conversaciones siguen por esos derroteros, sin llegar a ningún acuerdo concreto -con la excepción de la apertura de la oficina kurda en Moscú- aunque quedan en volver a discutir sobre el tema.

- De nuevo en Siria, los kurdos trasladan a Damasco que entienden su preocupación. Pero con lo que no contó ninguna de las dos partes es que donde más alarma se había creado fue en Turquía porque entendió lo que eso suponía y añadió, además, el temor de que las armas con que contaba el PYD se trasladasen al PKK en el sur de Turquía. En esos momentos, Turquía ya estaba enfrentada a EEUU por su apoyo a los kurdos sirios y entendió que había sido traicionada.

- Así que lo que hizo Turquía fue arrasar con la posibilidad de esa transferencia hacia las zonas kurdas de Turquía, para lo que arrasó literalmente ciudades kurdas, provocó masivos desplazamientos de población y comenzó a alentar a los refugiados sirios para que se quedasen en Turquía si Assad se mantenía en el cargo y así equilibrar demográficamente esas zonas entre turcos, árabes y kurdos.

- Al mismo tiempo, Turquía, al verse traicionada por su principal aliado y mentor (EEUU), inició el proceso de acercamiento a Rusia. Si Rusia era el principal aliado de Siria, y el lugar donde se estaba cocinando el futuro del Kurdistán sirio, allí había que ir para intentar o bien enterarse o bien influir. No es descartable que lo que está ocurriendo en Siria ahora mismo en relación con los kurdos se haya hablado allí, dado que es evidente el malestar ruso con ellos, un malestar que se acentúa cuando el propio PYD reconoce que no puede "ni hablar" con Rusia si antes no cuenta con el beneplácito de EEUU. En una declaración sorprendente por su franqueza, el portavoz de las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias (que hegemoniza el PYD) ha reconocido que "EEUU nos prohíbe cualquier contacto con Rusia".



Aún es pronto, para mí, para intentar interpretar los movimientos de los kurdos aunque cada vez tengo una impresión más clara. Las declaraciones de las YPG (Unidades de Defensa Popular) diciendo que el gobierno sirio sentía como propias las pérdidas del llamado EI en Manbij y que por eso atacaba Hasaka no son creíbles, además de disparatadas, aunque cuando hablan de que Damasco está intentando reconciliarse con Turquía no les falta razón. No obstante, también tendrían que mencionar el papel de los "asesores" de EEUU que estaban en la zona de Hasaka, como ha reconocido el propio EEUU ("que fueron retirados con urgencia de la zona de combates", se ha dicho explícitamente), y eso no aparece en ningún momento en sus comunicados. Qué hacen y cuál es su papel es algo que nunca han dicho los kurdos, curiosamente.

El gobierno sirio tiene todas las de perder en Hasaka y los kurdos van a ganar la batalla, pero a un altísimo coste político. Sobre todo porque de todas las zonas kurdas en Siria la de Hasaka es donde menos kurdos viven, históricamente hablando. Lo que me lleva a preguntarme por qué del empecinamiento kurdo en Hasaka.

Es aquí donde entra la duda de si lo que prima para los kurdos es el interés permanente o el amigo fugaz que pasa a ser permanente mientras que el interés pasa a ser fugaz.

Así que, por el momento, yo no tengo más que preguntas. Con alguna certeza, todo hay que decirlo. Y esa certeza tiene que ver con la cuestión económica y los recursos. Por eso seguiré hablando con mis amigos y por eso os he puesto que ésto no es más que la primera parte de algo que pretendo seguir ampliando.

El Lince

sábado, 20 de agosto de 2016

Los wahabíes seculares

Supongo que el título os va a confundir, por lo que voy a comenzar explicando que el wahabismo es, simplificando, una forma estricta y conservadora de interpretar el islam. La cuna del wahabismo es Arabia Saudita, que lleva décadas destinando ingentes cantidades de recursos monetarios para difundir su interpretación del islam por todo el mundo sunní hasta el punto que el wahabismo se ha convertido hoy en la máxima expresión y máxima ordodoxia entre los musulmanes sunníes. Para los wahabíes, todo lo que está fuera de la ortodoxia es considerado hereje, apóstata y son especialmente beligerantes con los shiíes.

Hasta ahora, he venido calificando de "progres" a quienes se proclaman de izquierdas aunque realicen políticas que no se apartan un ápice de las prácticas capitalistas en lo económico y cuya única marca diferencial es que defienden algunas cuestiones menores, y hasta cierto punto diferentes inicialmente al capitalismo -pero que el capitalismo rápidamente hace suyas-, en cuestiones sociales. Lo he hecho, además, para diferenciarles de ese sector que se proclama "socialdemócrata" pero que no es más que la otra forma en que actúa la derecha, de ahí que les haya denominado "la otra derecha" puesto que sigue existiendo la derecha clásica, a la que complementa. Es el caso del llamado Partido Socialista Francés, del llamado Partido Socialista Obrero Español o del llamado Partido Democrático Italiano, por no dar más ejemplos. Incluso de Syriza en Grecia. Buscad cualquier diferencia en la práctica política de estas organizaciones y las de la derecha clásica y si la encontráis os agradeceré que me lo digáis. Mientras la encontráis, tal vez merezca la pena que recordéis algo como ésto.

Sin embargo, mi hartazgo con los "progres" ha llegado a tal extremo -¡vaya hombre, mira tú por dónde acabo de reconocer que soy un extremista!- que a partir de ahora he decidido calificarles de "wahabies seculares". Nunca les he tenido en gran estima aunque en mi círculo hay alguno de ellos, cada vez menos porque cada vez son más reacios a las críticas por su apego a los sillones y al abandono de la lucha en las calles. Les hizo mucho daño el artículo que escribí hace un par de meses tras las elecciones en el Estado español (España, para otras latitudes) y no me lo han perdonado desde entonces. Así que ahora les voy a dar un motivo más para que me nieguen el saludo ya de forma definitiva.

Estos "wahabíes seculares" se caracterizan por considerar la única verdad y la única ortodoxia la lucha institucional, arremeten contra quienes continuamos defendiendo la vieja estrategia de Lenin de las dos piernas, la legal y la ilegal, la parlamentaria y la "callejera" y quienes vemos lo institucional como un instrumento y no como un fin. Sabéis que bajo mi punto de vista, la única formación que hace algo parecido en el Estado español (España, para otras latitudes) es la CUP catalana. Su última lección a los "wahabíes seculares" fue hace un par de meses.

La gota que colmó el vaso de mi paciencia con los "wahabíes seculares" fue cuando su jefecillo más emblemático, de nombre similar al de un histórico dirigente del socialismo español, se atrevió a decir que lo de la lucha en las calles lo hacía cuando era "de extrema izquierda" y que ahora lo que hay que hacer es estar en las instituciones porque no es en la calle donde se cambian las cosas, sino en las instituciones. Decidme una sola cosa de relieve, es decir, estructural y no cosmética, que hayan cambiado desde que están en las instituciones y os lo agradeceré. Estos "wahabíes seculares", al igual que los wahabíes religiosos, consideran apóstatas, herejes a quienes nos salimos de su ortodoxia institucional y de su pensamiento único (sus calificativos son poco originales: sectarios, estalinistas, arcaicos, viejos...). No les recuerdes qué fue de aquellas "mareas" ciudadanas que reivindicaban todo: sanidad, educación, lo que fuera. No les digas que de aquellas "mareas" lo único que queda son eslóganes publicitarios (o electorales, que viene a ser lo mismo). No son ellos quienes se equivocan, eres tú. Incluso se atreven a decir aquello de "hacer el análisis concreto de la situación concreta" para llevar el agua a su molino. Pero si les pones ante lo que hacen otros en Europa, que también hacen el análisis concreto de la situación concreta (por ejemplo, el Brexit) no saben qué responder.

Pues bien, estos "wahabíes seculares" ahora están siguiendo a su gran gurú, el griego Yanis Varoufakis, ex ministro de Economía en el primer gobierno de Syriza y ahora gran estrella del rock político wahabí secular. Varoufakis anda publicando por ahí artículos en los portales y proyectos que financia George Soros, el especulador de referencia del planeta, lo que lo dice todo del nuevo gurú y de sus seguidores "wahabíes seculares". Como dijo con mucha sorna otro Marx (Groucho), yo nunca formaría parte de un club que aceptase a gente como yo así que mucho menos a gente como Varoufakis.

La tramoya de Soros es más que un club, es un imperio y de ese imperio viven, y bien, los gurús de los antes llamados "progres" y a quienes ahora llamo "wahabíes seculares". Soros, al igual que es conocido desde hace años por sus fundaciones, páginas, proyectos, "revoluciones de colores" y financiación de todo tipo de eventos "progresistas", como el  llamado Foro Social Mundial, también lo es por sus intentos y no tan intentos de condicionar todo tipo de protestas, siempre dentro de los cauces del sistema capitalista.

Las opiniones de Varoufakis sobre "el minotauro global", sus críticas al juego financiero internacional de EEUU, le granjearon muchas simpatías y seguidores pese a que estos seguidores nunca se fijaron en cuestiones aparentemente menores pero que reflejaban el carácter del sujeto. Varoufakis fue el inventor del término "las instituciones" (en referencia a la troika económica que presionaba a Grecia, es decir, el Banco Central Europeo, el FMI y la Comisión Europea) para dar entender que Grecia ya no cedía ante esa troika y que sí lo hacía ante algo de apariencia más democrática como "las instituciones", que son lo mismo pero llamadas de otra manera. O sea, gatopardismo en estado puro.

Y la aureola de Varoufakis fue subiendo y subiendo hasta contar con una legión de seguidores que le adoran a nivel personal y a nivel teórico. Esos son los "wahabíes seculares". Varoufakis está colaborando con Soros, sus intereses son los mismos y no en vano es en las plataformas de Soros en las que se está apoyando para difundir su nueva doctrina que ahora tiene un nombre: "la internacional progresista". Aquí tenéis la página de uno de los proyectos de Soros donde lo ha publicado. Sin embargo, ahora vuelve a arremeter contra la troika que antes intentaba endulzar ("la vieja troika de la liberalización, la globalización y la financiarización") pero achacándola sólo a los intereses de los neofascistas. Decidme una diferencia, una sola, entre esta troika y la que él endulzó llamándola "las instituciones".

Soros ha intentado en otras ocasiones que los hasta ahora llamados "progres" (es decir, los "wahabíes seculares") contasen con gurús que extendiesen por el mundo sus teorías, visiones y negocios. Lo viene haciendo desde que en 1991 desapareció la Unión Soviética. Soros es un rusófobo empedernido, un antisoviético hasta la médula y toda su razón de ser, además de especular y amasar dinero, tiene como finalidad intentar que no reparezca nada de todo aquello. Y nada mejor que promocionando gurús que los progres, desorientados tras la desaparición de la URSS, considerasen como mentores de "la nueva izquierda" (esto es mío, no de Soros). La Rusia de hoy no tiene nada de izquierdas, aunque Putin no es ningún imbécil y ha parado las privatizaciones y la destrucción de gran parte del legado soviético que inició Yeltsin. Cuenta, además, con un Partido Comunista que se está convirtiendo en un referente cada vez más importante para un mayor número de gente que ni siquiera ha nacido durante la existencia de la URSS. Y cuenta con una población que sabe lo que la perdido y que no tiene muy claro lo que ha ganado. Pero Varoufakis hace lo mismo que sus predecesores en la nómina de Soros: arremeter contra Rusia y contra Putin.

El primer gran gurú que utilizó Soros para que no se desmandasen los "progres" fue Adam Michnik, polaco, ex colaborador de "Solidaridad" en la etapa de Lech Walesa, parlamentario por esa formación, defensor de la invasión a Irak en 2003 y un icono para los "progres" europeos hasta que en 2006 se conocieron unas conversaciones suyas con millonarios -detrás estaba una oscura operación para financiar la revista que dirige- que llegó a manos de los servicios secretos polacos.

Caído en desgracia su valido, Soros apostó por otro "progre" de renombre: Joschka Fisher, principal dirigente de Los Verdes alemanes y rutilante ministro de Asuntos Exteriores entre 1998 y 2005. Al igual que su predecesor, este personaje tuvo como misión convencer a los "progres" de la bondad de la guerra en Kosovo, dijo que Milosevic (ahora exonerado de todas las acusaciones que se le hicieron, eso sí, tras su muerte) era un genocida y se dedicó a mirar hacia otro lado cuando los ucranianos llegaban en masa a Alemania sin visados o con visados falsos. Eso causó su caída, aunque creó una fundación -¡faltaría más!- "para el estudio de las relaciones internacionales" y una empresa de asesoramiento político. Eso le permitió seguir en el mundillo, entrando a formar parte (2007) del Consejo Europeo de Relaciones Internacionales del que forma parte como uno de sus grandes prohombres... ¡George Soros!.

Pero Fisher nunca ha tenido un gran predicamento entre los "progres" más allá de Alemania, aunque los medios de propaganda españoles sí le han dado mucha cancha, permitiendo publicar sus escritos con periodicidad como por ejemplo ha hecho "El País". Eso ha provocado que los "progres" hayan estado algo desorientados en los últimos años, como se ha puesto de manifiesto con el famoso Maidán ucraniano y la nazificación de ese país. Lo que se pretendía que fuese una crítica unánime de los "progres" al autoritarismo ruso, al neobolchevismo, etc., etc., no ha funcionado y por eso Soros y sus tentáculos han estado elaborando listas de periodistas, analistas y demás considerados "prorrusos" a los que había de desacreditar. El pensamiento único tiene que seguir siendo único para los "wahabíes seculares".

Pero una cosa es esa y otra carecer de un gurú que oriente a los "wahabíes seculares" (antes llamados "progres"). Eso es lo que le faltaba a Soros, y eso es lo que ha encontrado ahora con Varoufakis, su tercer gurú.

Varoufakis no sale en un momento cualquiera con su propuesta, lo hace tras el referéndum de Gran Bretaña para salir de la UE; lo hace tras el aumento espectacular del rechazo hacia la UE -aunque ese rechazo esté hegemonizado por los fascistas, entre otras cosas por la propia inoperancia de la izquierda, algo que viene a reconocer Varoufakis pero casi sin autocrítica alguna-; lo hace en unos momentos en que desde la izquierda revolucionaria y el neofascismo hay coincidencias en que las políticas de seguidismo respecto a EEUU (como es la permanencia en la OTAN o las sanciones a Rusia, por ejemplo) son suicidas... Es decir, Varoufakis, de la mano de Soros, está intentando reconducir todo ese rechazo a la UE que los burgueses llaman "euroescepticismo" y el propio Varoufakis denominó en su momento de "europrecavidos".

Tampoco es casual que se produzca la aparición de Varoufakis como el gurú de los "wahabíes seculares" cuando hay todo un movimiento tectónico en contra de Occidente y que tiene a Rusia como uno de sus principales ejes. La crítica de Varoufakis a Rusia es evidente, pero no hay ni una sola a EEUU, por dar un dato. Permanecer en la UE, como pretende Varoufakis aunque sea una UE "progresista", sin tocar la OTAN no es más que una de las muchas estupideces de los "wahabíes seculares" que él dirige. Varoufakis sabe muy bien lo que representa la OTAN y la subordinación hacia ella por parte de la UE. Pero lo oculta convenientemente. Perded un poco de tiempo en volver a leer lo que acordó la OTAN en su última reunión y lo que en ella se dijo de la relación entre la OTAN y la UE. Veréis hacia dónde os llevan los "wahabíes seculares".

Supongo que no habréis leído los documentos que han sido jaqueados a Soros -castellanizo el término- y hechos públicos por DCLeaks. Yo me he molestado en leer algunos. Por ejemplo, sobre los refugiados. Y cuando leo que "la crisis de los refugiados está abriendo nuevas oportunidades para nuestra influencia a nivel global" (sic) y "para la coordinación y colaboración entre los donantes ricos" (sic) se me ponen los pelos de punta. Porque todo esto es lo que están proponiendo los "wahabíes seculares". No iba yo muy descaminado cuando utilicé una frase de Kurt Cobain (Nirvana), diciendo "gracias por tus lágrimas, las necesito para mis planes" para criticar a quienes con tanto entusiasmo como poca cabeza se sumaban al carro.

Cuando leo en esos documentos que Soros se jacta de que "226 eurodiputados son probados o probables aliados de Open Society" (la principal fundación de Soros), se me ponen los pelos de punta. Y eso es lo que están defendiendo los "wahabíes seculares".

Cuando leo en esos documentos, bajo el epígrafe de "Proyecto de Medios Ucrania", cómo se ha manipulado la llamada "opinión pública" en los medios de propaganda, se me ponen los pelos de punta. Y esto es lo que han hecho y siguen haciendo los "wahabíes seculares", que todavía tienen la desfachatez de defender el Maidán y ocultar que hoy Ucrania es un ente nazi. Cuando se habla de "seleccionar periodistas de Alemania, Francia, España, Italia y Grecia", "ofrecerles viajes de larga estancia en Ucrania" y "sugerirles los artículos que deben escribir", se me ponen los pelos de punta. Y más cuando se añade "nos reservamos el veto en las historias que son contraproducentes". Eso es lo que amparan los "wahabíes seculares" puesto que en muchas de sus páginas, pretendidamente alternativas, el discurso es idéntico al aquí señalado.

Esto es lo que estáis defendiendo siguiendo a gurús como los señalados y ahora Varoufakis, para nada queridos "wahabíes seculares".

El Lince

jueves, 18 de agosto de 2016

Movimientos sin perder el tiempo

Todo el mundo se está moviendo con rapidez y parece que uno de los ejes principales sobre el que gira ese movimiento es Rusia. El ministro de Asuntos Exteriores alemán ha ido a Moscú después del fallido sabotaje nazi ucraniano en Crimea. Los chinos, siempre tan cautelosos en política exterior, han comenzado a hacerse más visibles en Siria arropando de esta manera tanto la política rusa como la permanencia de Al-Assad (tomad nota: China hace este anuncio, con visita a Damasco de uno de sus más prominentes militares incluida, en los prolegómenos de la cumbre del G-20, el 4 y 5 de septiembre). Los iraníes han aceptado la presencia rusa en la base de Hamedan, con lo que cualquier hipotético ataque contra ellos queda segado de raíz y no sólo porque ahora cuenten con los misiles S-300 que ya les ha facilitado Rusia. Los iraquíes aceptan que los misiles rusos sobrevuelen su territorio si se decide lanzarlos contra los moderadamente extremistas o extremistamente moderados sirios. El ministro de Asuntos Exteriores británico acaba de anunciar que, tras el Brexit, está dispuesto a discutir la normalización de relaciones con Rusia (es decir, que Gran Bretaña ya no se sumará más a las sanciones que aplica la UE, dado que ha votado salir de la UE, en seguimiento de las decisiones de EEUU). Serbia acaba de anunciar que, aunque continúa buscando la integración en la UE, no aplicará las sanciones contra Rusia. Israel acaba de enviar un emisario a Moscú para expresar su malestar por "las connotaciones negativas" que para este país tiene el acuerdo Rusia-Irán y que va mucho más allá del tema sirio. India ha "sondeado" a Moscú sobre la posibilidad de un viaje de Estado de su presidente a Siria para entrevistarse con Al-Assad (en India hay cada vez más preocupación por la presencia de la organización llamada Estado Islámico en el país)...

Un apunte sobre el acuerdo entre Rusia, Irán e Irak: está avisando a todos los países árabes, especialmente a los del Golfo Pérsico que son quienes patrocinan, amparan y financian a la "contra" siria, de lo que puede hacer como se alargue mucho más tiempo la guerra en Siria. Es un último aviso, el más importante antes de las próximas conversaciones de Ginebra. O se llega a un acuerdo o se tendrán que atener a las consecuencias.

Queda Turquía en toda esta vorágine de movimientos. Han pasado diez días desde el encuentro entre Putin y Erdogan, desde que se escenificó la normalización de relaciones entre Rusia y Turquía. Los acuerdos iniciales, los más fáciles, ponían de manifiesto que la economía tiene más importancia que la ideología. Ahora Turquía ha dado un paso más, otra clara advertencia a la OTAN, a EEUU y a la UE, diciendo que "es posible abandonar el dólar en el comercio bilateral entre Turquía y Rusia y realizar transacciones directamente en liras y rublos". Es una amenaza en toda regla. No se va a producir a corto plazo, pero el simple hecho de que se haya dicho indica que Turquía pone una formidable palanca de presión sobre la UE y, de rebote, sobre EEUU. Algunas teorías del fallido golpe de Estado siguen indicando que todo fue un montaje y que EEUU no estaba detrás del mismo, pero los movimientos que se están dando en Turquía no van por ahí precisamente y eso sólo es consecuencia de la apreciación que se tiene del mismo, haya sido por acción o por omisión de EEUU y de sus vasallos europeos.

Tras la reunión entre Putin y Erdogan quedaban los dos grandes escollos político-ideológicos por resolver, Siria y el Kurdistán, y se había acordado que las dos partes tendrían reuniones para encontrar "puntos de acuerdo" en ambas.

Ahora se puede decir ya que ni Rusia ni Turquía han perdido el tiempo. Ya hay importantes acuerdos. El primero, y de gran envergadura, es la petición formal de Rusia para que Turquía cierre la frontera al flujo de armas y combatientes para la "contra" extremistamente moderada o moderadamente extremista siria. Turquía ya ha dado el primer paso para ello: ha cerrado totalmente el paso fronterizo de Bab al-Hawa. No sé si hay un paso fronterizo o 21, pero sí sé que la elección de ese no es casual puesto que es el de mayor importancia en Idlib y esa provincia está considerada como la gran plaza fuerte de la "contra". Es, además, el sitio hacia donde la "contra" está enviando a los más graves de sus ya casi 3.000 heridos en la batalla por las 72 vírgenes de Alepo, muchos de ellos para ser tratados en Turquía. Además, por aquí se dice que pasó hace tres días el último convoy de hombres y armas hacia la "contra".

Con este cierre, Turquía envía una doble señal: a Rusia y a la propia "contra". A Rusia porque manifiesta que Turquía es "sensible a la queja rusa por la presencia en Siria de yihadistas del Cáucaso" que han llegado allí a través de Turquía; a la "contra" para incentivar su retorno a la mesa de negociaciones, que están previstas para el mes de septiembre. Turquía deja claro que el apoyo incondicional que mantenía a la "contra" ya no es tan incondicional y que si bien no va a cortar drásticamente su apoyo, sí le va a reducir. Es más, he visto por ahí que Turquía ha proporcionado a Rusia las coordenadas de situación y los horarios aproximados de tránsito de convoyes de armas hacia la "contra" en Idlib, que Rusia lo ha confirmado con imágenes captadas por sus satélites y que eso ha permitido a la aviación rusa su bombardeo. Si es cierto, el giro turco es de calado y algo tiene que haber porque un termómetro muy claro de lo que está pasando es el comedido tono de Turquía -en comparación con otras situaciones anteriores- por la ofensiva ruso-siria en Alepo contra las posiciones logradas hace unos días por los extremistamente moderados o moderadamente extremistas al romper el cerco a los barrios que controlan en esa ciudad. Un éxito relativo puesto que los bombardeos ruso-sirios impiden, en la práctica, el reagrupamiento de las fuerzas de la "contra" y se está ahora mismo en una contraofensiva que ha reducido el pasillo que controla la "contra" en Alepo a unos escasos dos kilómetros.

Me atrevería a decir que lo que hay detrás de todo ésto es que Rusia está jugando con Turquía la carta del "pragmatismo sunní", apoyando la constitución de Ankara como el gran centro del mundo sunní alejado de la hegemonía estadounidense y las monarquías wahabitas del Golfo Pérsico, especialmente Arabia Saudita. Eso va a repercutir en la "contra" siria, ahora claramente influenciada por Arabia Saudita, Qatar y EEUU. El hecho de que la ofensiva del ejército sirio en Latakia no se haya dirigido contra las poblaciones que controlan las organizaciones turcomanas es un indicativo de que algo así está comenzando a ocurrir. Aunque Turquía siga insistiendo en eso de "Assad se tiene que ir", en la realidad no es más que un discurso de cara a los occidentales y al alto número de sirios que hay refugiados en Turquía para los que Erdogan tiene otros planes, como reubicarles en las zonas kurdas y así comenzar a equilibrar demográficamente esos territorios entre turcos, árabes y kurdos. Cuenta con que si Assad finalmente se mantiene, y todo indica que será así y más después del movimiento chino para "capacitar" al ejército sirio, una parte de esos sirios no volverán a su país y se asentarán definitivamente en esas zonas de Turquía con lo que la hegemonía demográfica kurda ya no lo será tanto.

El segundo acuerdo está todavía en una fase más precaria porque depende del primero. El cierre del paso fronterizo de Bab al-Hawa es una muestra de la "buena voluntad" de Turquía para alcanzar acuerdos con Rusia sobre Siria, pero es al mismo tiempo la señal de que ahora Turquía espera un gesto similar de Rusia. Turquía quiere un "compromiso claro" de que Rusia no presionará para que los kurdos consigan gobiernos autónomos o entidades independientes en Siria. Supongo que recordaréis que Rusia sugirió no hace mucho tiempo a Siria una reforma constitucional que incluyese una especie de federalismo para dar cabida a las reivindicaciones kurdas.

Si Rusia muestra su satisfacción con el cierre del paso fronterizo de Bab al-Hawa, es decir, considera que por ahí ya no pasa nada de nada hacia la "contra", es probable que envíe alguna señal en el sentido que quiere Turquía. No hay que olvidar, tampoco, que Rusia está molesta con una parte de los kurdos sirios puesto que cada vez se hacen más dependientes de las decisiones estratégicas de EEUU, como se ha puesto de manifiesto en Manbij. Rusia dio el primer paso hacia los kurdos abriendo una sede kurda en Moscú, lo que suponía un reconocimiento político, de hecho, del movimiento kurdo. Pero los kurdos han decidido mirar más hacia otro lado ahora, primero permitiendo bases militares de EEUU en sus zonas (sobre todo en el cantón de Jazira) y luego asumiendo la estrategia política de EEUU.

Todo va muy deprisa. En muy poco tiempo los movimientos en contra de Rusia (la OTAN) y alrededor de Rusia (los demás) son significativos. Analizar todos es muy prolijo, pero el más significativo es ahora mismo el dado por Turquía. El cierre del paso fronterizo de Bab al-Hawa es un paso pequeño que irá seguido de otros mucho más grandes a medida que la confianza entre los dos países se vaya fortaleciendo. Y todo indica que va a ser así.

Estamos asistiendo al diseño de un nuevo mapa geopolítico, para el que hay que estar atentos a las elecciones que habrá en Rusia el próximo mes de septiembre. El triunfo del partido de Putin, Rusia Unida, es incuestionable pero en la medida en que avance el Partido Comunista y su propuesta de desvincularse de Occidente política y económicamente -y las encuestas están diciendo que su discurso está calando, incluso entre los sectores más jóvenes y que no vivieron la experiencia de la URSS- le afiance como segundo partido de Rusia, los cambios en política serán imprescindibles y, entre ellos, el giro hacia un contrapoder aún más claro de EEUU y sus vasallos y hacia una economía autosuficiente y centrada en "los socios que han respetado el papel global tradicional de Rusia".

Así hay que entender también todos los movimientos que se están dando con Rusia como uno de los ejes. En tiempos en que la crisis económica capitalista continúa sin tener una salida clara y visible, todo el mundo se está moviendo para buscar una mejor posición de salida de la misma y ahora cada vez está más claro que es en Eurasia donde está esa meta.

Supongo que no lo recordáis, pero en la reunión del mes pasado en la que el Partido Comunista de China conmemoró su 95 aniversario, el presidente Xi Jinping dijo lo siguiente: "El mundo está al borde de un cambio radical. Vemos cómo la Unión Europea se está cayendo a pedazos, al igual que la economía de Estados Unidos. Ha desaparecido el Nuevo Orden Mundial. Tenemos que crear una unión militar con Rusia, lo que haría a la OTAN impotente, y poner fin a los impulsos imperialistas de Occidente". Visto lo visto, parece que ya son muchos quienes concluyen eso mismo y se están moviendo con rapidez en esa dirección.

El Lince

martes, 16 de agosto de 2016

Mover la silla

La torpeza de los nazis ucranianos intentando montar una campaña de sabotajes en Crimea le está viniendo muy bien a Rusia. Está demostrando al mundo que tiene razón y que el apoyo a los nazis ucranianos no sólo no tiene ningún sentido, sino que es suicida. Esto está provocando movimientos muy curiosos en Europa.

Por ejemplo, en Francia el muy "progresista" gobierno del llamado Partido Socialista se ha limitado a pedir a "las dos partes", es decir, al agredido (Rusia) y al agresor (Ucrania) que diriman sus "diferencias" por vías pacíficas. O sea, lo mismo que se viene repitiendo con Palestina e Israel, sin ir más lejos, el discurso de las dos violencias cuando sólo hay una (la del agresor) porque la otra es de respuesta a esa agresión. Por el contrario, tanto desde el Frente de Izquierdas como desde el neofascismo del Frente Nacional se ha pedido al gobierno la condena sin paliativos de Ucrania y que se normalicen relaciones con Rusia.

Lo mismo está ocurriendo en Alemania. Los cristianodemócratas de Ángela Merkel han dicho más o menos lo mismo que los llamados "socialistas" del "progresista" gobierno francés, mientras que todos los demás han criticado a los nazis ucranianos. El izquierdista Die Linke y el neofascista Alternativa para Alemania han coincidido pidiendo el levantamiento de las sanciones contra Rusia y las normalización de relaciones políticas y económicas. Pero lo importante no es eso, sino que el Partido Socialdemócrata, socio del gobierno de Merkel, está comenzando a moverse al margen de la postura oficial del gobierno.

Es un movimiento pequeño, pero significativo y tiene el objetivo claro de mover la silla a Merkel. Si por algo me caracterizo es por intentar ver más allá de lo que los medios de propaganda quieren que veamos, así que me he fijado en un hecho aparentemente trivial pero de un alto significado geopolítico.

Rusia abandonó el llamado "Cuarteto de Normandía" tras desarbolar el intento de sabotaje nazi en Crimea. Ese cuarteto está formado por Alemania, Francia, Ucrania y la propia Rusia. Mientras que los nazis ucranianos han dado ya cuatro versiones sobre el sabotaje, repito, cuatro versiones, y los franceses se han hecho los locos -como he dicho más arriba-, los alemanes han tomado muy buena nota de lo que eso supone.

El ministro de Asuntos Exteriores de Alemania, socialdemócrata, ha ido rápidamente a reunirse con el ministro de Asuntos Exteriores ruso. Aparentemente es una acción de gobierno, pero en la práctica es mucho más. Es el primer movimiento independiente que hace el Partido Socialdemócrata alemán (SPD) respecto al gobierno de Merkel. No siendo tan mal pensado se podría entender como la escenificación práctica de que el "Cuarteto de Normandía" está muerto y que Alemania ha empezado a moverse por su cuenta. El que el ministro ruso pusiese de vuelta y media a los nazis ucranianos y que el alemán no defendiese a quienes son sus aliados y protegidos pudiera ser un indicativo de ello.

Pero en unos momentos en los que la imagen de Merkel está de capa caída, mostrando una y otra vez las encuestas que publican los medios de propaganda el descenso en los apoyos con que cuenta su partido tras la crisis de los refugiados, y asediada por la propia patronal alemana que reclama con insistencia el levantamiento de las sanciones contra Rusia este movimiento hay que verle como la primera señal de que el SPD está iniciando su camino para desbancar a Merkel en las próximas elecciones y que las relaciones con Rusia van a jugar un importante papel.

Estas elecciones serán el año que viene, el 2017, y el SPD tiene bastantes posibilidades de recuperar el gobierno federal. Así que vamos a ver cómo a partir de ahora habrá un constante movimiento de viajes a Moscú, de reuniones con "los colegas rusos" intentando marcar territorio. Tanto por parte del partido de Merkel (en menor medida) como de los socialdemócratas (en mayor medida).

Este ministro ya ha criticado abiertamente la "beligerancia" de la OTAN con Rusia, ha deslizado alguna opinión partidaria de "suavizar" las sanciones contra Rusia el próximo mes de enero y se está postulando de forma clara como el rival de Merkel en la presidencia del gobierno. Y los últimos movimientos de Rusia tienen bastante que ver con ello.

No está pasando desapercibido el que Rusia haya instalado en Crimea los sofisticados misiles S-400, con los que hace inoperante todo el despliegue de misiles de la OTAN en Polonia y Rumanía. Además, está haciendo, en la práctica, el Mar Negro un lugar muy peligroso para los buques de la OTAN. Si a ello se añade la normalización de relaciones con Turquía y el reciente acuerdo con Irán para el uso conjunto de una base aérea en Hamadan, todo el franco sur de Rusia queda cubierto de cualquier tipo de agresión de la OTAN. Sin los nazis ucranianos eso no hubiese sido posible con tanta rapidez.

Los nazis ucranianos no han medido en su totalidad su propia paranoia. La baza que han proporcionado a Rusia es de tal calibre que va a tener movimientos tectónicos no sólo en Ucrania, sino en toda Europa.

El Lince

sábado, 13 de agosto de 2016

Azucena Villaflor y sus 2.000 jueves

Era el jueves 30 de abril de 1977 cuando una valiente mujer, acompañada de otras 13 tan valientes como ella, inició una de las epopeyas más bonitas de la Historia: las marchas alrededor del obelisco de la Plaza de Mayo, en frente del palacio presidencial argentino. Se llamaba Azucena Villaflor.


Seis meses antes su hijo y la novia habían sido hechos "desaparecer" por la dictadura argentina. Azucena inició las pesquisas del paradero de su hijo, todas infructuosas, y decidió que no podía dejarlo en el olvido. Así que comenzó a buscar a otras madres en su misma situación. Se juntaron un total de 14 y esas 14 valientes mujeres dieron un paso inédito: ese histórico jueves 30 de abril de 1977 se presentaron, sin miedo, frente a la puerta de la Casa Rosada, el palacio presidencial, reclamando información sobre sus hijos. La policía miraba incrédula cómo 14 mujeres se atrevían a reclamar, en plena dictadura, por sus hijos. No supieron qué hacer, sólo decir "no pueden estar aquí, circulen". Y ellas circularon. Comenzaron a dar vueltas al obelisco de la Plaza de Mayo en el sentido inverso al de las agujas del reloj, tal vez de forma inconsciente o tal vez no, pero quedó como símbolo de rebeldía, por cada minuto que sus hijos e hijas no estaban presentes. Y pronto las 14 fueron 41, y luego 410...

La dictadura se dio cuenta de inmediato de lo que representaba ese desafío e hizo desaparecer a Azucena Villaflor. El 10 de diciembre de 1977 fue secuestrada, torturada y asesinada. Su cadáver apareció el día 20 de ese mes junto a los de otras dos madres valientes, del grupo de las 14 iniciales: Esther Ballestrino y María Ponce.


El jueves pasado las Madres de la Plaza de Mayo cumplieron su marcha número 2.000, infatigables, apoyadas por miles de argentinos que se niegan a olvidar. Cuarenta años dando vueltas al obelisco de la Plaza de Mayo, 2.000 jueves reclamando justicia para sus hijos.


Cuarenta años después, 2.000 jueves después el neofascismo continúa su odio hacia las Madres de la Plaza de Mayo. Ha intentado detener a su presidenta, Hebe de Bonafini, utilizando la excusa de una supuesta malversación de fondos. Todos esos cretinos progres que se creen la "división de poderes" deberían hacerse ver la cabeza -cerebro no tienen mucho, lamentablemente- y ver hacia dónde lleva su permanente y constante sumisión al sistema. Hebe fue citada a declarar y se negó, se dictó orden de captura si no iba y ella no fue. Hebe se plantó y nadie se ha atrevido a detenerla.

Hebe de Bonafini es otro mito con el que hay que acabar. Ahora ya no se mata -no es necesario, si lo fuese lo harían- y se utilizan los "métodos democráticos" para hacer todo lo posible para acabar con ella. Primero, hundiendo su prestigio; segundo, buscando la imagen de su detención. Es destruir el mito, un mito que molesta.

En la marcha 2.000 Hebe hizo un llamamiento, en nombre de las Madres de la Plaza de Mayo, a participar en las jornadas de lucha que hay convocadas contra las políticas del neofascista Macri los días 26 y 27 de agosto. En los ocho meses del neofascista Macri los retrocesos en derechos laborales, sociales y económicos son patentes. También en el campo de los derechos humanos, de los que las Madres son la primera línea defensiva. Hay una parte de la sociedad que las apoya, que no olvida a los desaparecidos y que reconoce su valía, su lucha y su ejemplo. Eso ocurrió no hace mucho cuando un decano de la facultad de Ciencias Astronómicas y Geofísicas de La Plata se acordó de que una desaparecida era estudiante de esa facultad y decidió que un cometa que había sido descubierto por un argentino tenía que llevar el nombre de esa desaparecida, Ana Teresa DiegoLa historia es bonita y os la reflejé hace casi dos años. Leedla porque merece la pena. Es de esas veces que uno se reconcilia con la humanidad.

El neofascista Macri reconoció no hace mucho que no sabía si el número de desaparecidos eran "9.000 o 30.000", con lo que pone de manifiesto lo que le importa este asunto, y calificó de "desquiciada" a Hebe de Bonafini. En la dictadura se calificó a las Madres de la Plaza de Mayo de "locas". En la supuesta democracia -tomad nota, progres- se califica de "desquiciadas" a las Madres de la Plaza de Mayo. El mismo lenguaje 40 años y 2.000 marchas después.

Las madres son incansables, siguen peleando por todos, no sólo por la memoria de sus hijos e hijas. Sus marchas alrededor del obelisco son una "cita de honor". No se deprimen, no se cansan ni con sus más de 80 años que tienen la mayoría. Como dijo una vez Eduardo Galeano, "las locas son un ejemplo de salud mental porque se negaron a olvidar en los tiempos de la amnesia obligatoria".

Ahora hay mucho progre que elige de motu propio la amnesia para no enturbiar su cómoda presencia en los sillones institucionales.

El Lince