sábado, 21 de enero de 2017

La reina de Liliput 

Recordad vuestros años de niñez, volved a releer ese fantástico libro olvidado: "Los viajes de Gulliver". Estamos casi a 300 años de su publicación y hoy se ve de forma clara como una fantástica crítica social de la época, sobre todo de Gran Bretaña y su corte. Recordad Liliput (o Lilliput), ese mundo casi sin preocupaciones diarias, moral, temeroso de dios... O sea, la Unión Europea de hoy. Recordad como los liliputienses se sienten amenazados por la presencia de un gigante que fue amigo y salvador y al que ahora ven como una amenaza... O sea, EEUU y Trump.

El discurso que Trump dio en su toma de posesión ha sentado a cuerno quemado en Alemania. Sí, ha sido un discurso provocador, abiertamente confrontacional (se se puede utilizar esa palabra), deliberadamente proteccionista. Tanto que para alguno de los liliputienses, que hasta ahora habían venido sustentando su tranquilidad en la fuerza del gigante, ha supuesto poco menos que una declaración de guerra. No se atreven a lanzar sus flechitas al gigante, pero sí a criticarle.

Merkel ha hecho durante mucho tiempo manitas con Obama (y la sádica Clinton), han estado mirándose con amor y Obama hizo su última llamada como presidente a Merkel. Un buen tipo que no olvida a su amante, ¡y voy y critico un gesto tan bonito y amoroso! Sonaba como una despedida de alguien que va a morir y pide a su amante que recomponga su vida con su sucesor, como en la Edad Media se hacía con la viuda o prometida del hermano muerto en batalla. El hermano superviviente se casaba con ella por honor. Y Merkel prometió a Obama que sí, que acepta y que "buscará compromisos" con Trump en temas de comercio y gasto militar para que la OTAN no sea obsoleta, como dijo Trump la víspera de su toma de posesión como presidente de EEUU.

Merkel tiene miedo, como el resto de sus amigos liliputienses, aunque haya dicho a Obama que sí que aceptará el cortejo del nuevo gigante, si se produce. Tiene miedo no sólo del gigante, sino de la "ira populista" que se está extendiendo como una mancha de aceite por todo el continente europeo. De forma especial en Francia, Holanda, Italia y en la propia Alemania (la lástima es que la izquierda está desaparecida o es muy débil, y no hablo de los wahabíes seculares -antes llamados progres-). Merkel, como reina de Liliput, dice que hay que volver a hacer que el gigante entre en razón: "creo firmemente que lo mejor para todos nosotros es si trabajamos juntos en base a reglas, valores comunes y acciones conjuntas en el sistema económico internacional, en el sistema de comercio internacional y hacer nuestra contribución a las alianzas militares".


Como en "Juego de tronos", la reina de Liliput está haciendo un llamamiento a sus vasallos para que reúnan sus ejércitos, les armen en condiciones y estén prestos para la guerra. Una guerra que ella liderará, por supuesto, en caso de que el gigante huya del reino. Eso de que "la OTAN está obsoleta" y de que EEUU es quien está sosteniendo ese mamotreto, como dice Trump, no hace más que meter miedo. Y si la reina tiene miedo, la corte tiene miedo y todos los que viven de la corte. Así que hay que meter miedo a la gente para que acuda presurosa a defender a su señora, a sus señores y se aliste -a ser posible cantando- para la guerra. El vasallo principal de la reina de Liliput, el francés Hollande, también ha dicho lo que su reina quiere que diga: "hay que fortalecer la defensa común".

Obama quiso ayudar a los liliputienses y cuando se le pidió que derrotase a la armada del malo, de Rusia, no dudó en hacerlo ayudando a los liliputienses con sanciones, soldaditos y tanques y poniéndolos en las fronteras del malo. Los liliputienses aplaudieron y felicitaron a su gigante. Pero el gigante tiene ahora otra cara, otro nombre y parece que se ha cansado de los liliputienses y está pensando en fugarse de Liliput.

La reina de Liliput tiene miedo, pero va preparando el terreno para la guerra sin levantar mucho polvo para no alertar antes de tiempo. Y así, la reina de Liliput -con la inestimable ayuda de sus vasallos, en este caso los socialdemócratas y los verdes- ha introducido de tapadillo una reforma del Código Penal que ha pasado desapercibida hasta ahora: la derogación del artículo 80 del Código Penal que castigaba con penas de cárcel de entre 10 años y cadena perpetua a quien preparase una guerra de agresión, Y se ha hecho con nocturnidad y alevosía, como lo suele hacer todo la corte, la realeza: se hizo el 1 de enero.

Alemania quiere más espacio de maniobra legal para sus aventuras militares. Hasta hace muy poco tiempo las impedía la Constitución. Ahora no. Quedaba sólo el Código Penal. Ya no existe la última defensa. Cristianodemócratas, socialdemócratas y verdes harán el símbolo de la cruz sobre los cadáveres. Sus votos fueron unánimes. Sólo los díscolos de siempre en Alemania, Die Linke (La Izquierda) osaron votar en contra. Igual es que son ateos y ellos no adoran ni a dios.

Es cada vez más claro que este será el gran tema de la campaña electoral (las elecciones serán en septiembre), y con él tiene bien agarrados a los socialdemócratas y a los verdes (tan progres ellos). La reina de Liliput quiere aparentar fuerza, pero se le nota el miedo aunque se apoye en sus fieles vasallos. Tendrá que echar mano de todos sus recursos, tendrá que ser más rusófoba que lo era, tendrá que ser más populista que los populistas.

Como dijo Jonathan Swift, el autor de "Los viajes de Gulliver", "la ambición suele llevar a las personas a ejecutar los menesteres más viles; por eso, para trepar, se adopta la misma postura que para arrastrarse".

El Lince

jueves, 19 de enero de 2017

La campaña de las tres vertientes

Sigo sin tiempo, por lo que solo voy a esbozar lo que veo como una campaña de tres vertientes que se está desarrollando en Europa para salvar la OTAN en unos momentos en los que con Trump irrumpiendo como un elefante en una cacharrería su futuro es más que inquietante. Así que investigando un poco (que desarrollaré en cuanto tenga tiempo) veo que el miedo está corriendo por la espina dorsal de ese zombi que es la Unión Europea y, en concreto, Alemania.

Ayer Trump dijo que la OTAN es obsoleta. Uno de sus más altos generales dijo que si no es obsoleta, sí necesita una actualización. ¿Qué supone todo ello?

Pues lo que hay es una campaña en tres vertientes que se va a desarrollar a muy corto plazo para que la "opinión pública europea" (?) acepte nuevos gastos militares porque está siendo amenazada desde tres flancos: a) las amenazas internas, que no sólo provienen del "terrorismo islámico" sino del "populismo"; b) la falta de seguridad de Europa, que carece de una estructura militar propia o que no cuenta con el peso suficiente dentro de la OTAN; c) EEUU es incapaz de proteger a Europa de las amenazas externas (léase Rusia).

Las tres vertientes están interrelacionadas entre ellas y son el soporte que se va a desarrollar en este año, crucial para la UE, porque se van a celebrar elecciones en varios países. Y quien está comenzando a desarrollar este peligroso triángulo es Alemania, donde Merkel -una obsesa anticomunista y rusófoba empedernida- está en una situación precaria en estos momentos.

Merkel está avivando el miedo en Alemania hasta extremos poco conocidos. En primer lugar, está dando la vuelta a su inicial justificación de acogida de inmigrantes porque así se favorecía la economía alemana de 2015. Merkel quiere hacer frente a la amenaza que presenta el partido neofascista Alternativa para Alemania, que sigue creciendo. En un intento de contentar a todos, por una parte quiere "controlar y rectificar" la política con los refugiados -sobre todo despúes del atentado de estas navidades- y, por otra, desmarcarse de la APA intentando ilegalizar alguna de sus estructuras, lo que no ha conseguido. Las amenazas internas, reales o imaginarias, proporcionan a Merkel el primer vértice de esta campaña para sembrar el miedo y eliminar el rechazo a los planes militares europeos.

Estos planes incluyen el ataque contra todo tipo de referendos en Europa tras los sonoros fracasos de los Países Bajos (rechazo a la política sobre Ucrania), de Gran Bretaña (Brexit) y de Italia (las reformas de Renzi). Se habla de inseguridad política y económica, que se retrasa la interconectividad de la UE, que se debilita la UE y que eso incentiva la inseguridad, por lo que es necesario no sólo renunciar a esos referendos sino formar un ejército propio que "refuerce y estreche la unidad europea ante los desafíos internos y externos". Este es el segundo vértice.

El tercero es la retórica anti-estadounidense que está comenzando a utilizar Merkel tras el triunfo de Trump y sus planteamientos no sólo sobre Europa (es favorable a que otros sigan el ejemplo del Brexit) sino de la OTAN. Merkel ha acusado a EEUU de "debilitar" a Europa y llamó a la UE (fue el pasado día 13) a "avanzar más rápidamente hacia una Unión de Defensa Europea". ¿De quién? Pues Merkel lo ha dicho de forma clara: preferentemente, de Rusia. Y luego, del llamado Estado Islámico. Por este orden.

La campaña por la militarización de Europa está en marcha. Menos mal que hay alguien que, desde la izquierda, se ha plantado contra ello. Die Linke (La Izquierda) ha pedido públicamente la disolución de la OTAN. Ha dicho que si hay que crear un nuevo órgano de seguridad europeo, que se incluya a Rusia.

Por estos lares, del tema de la OTAN no gusta mucho hablar. La pretendida izquierda está calladita, para no molestar no vaya a ser que pierda su pedigrí de "responsable". Y eso que hay por medio un referéndum en el que se votó por la no pertenencia a la estructura militar de la OTAN. ¿No hablan de conectar con la calle y de representar a la calle? Pues pueden incluir esto.

El Lince


martes, 17 de enero de 2017

Buenas, malas y regulares noticias

Lo siento, no tengo tiempo para mucho más estos días. Vuelvo de nuevo a Siria.

1.- El ejército sirio y sus aliados, principalmente Hizbulá, han logrado un avance significativo en la cuenca del río Barada, el que surte de agua a los cinco millones de habitantes de Damasco y que ha sido contaminado por la "contra" arrojando diésel y estiércol a sus aguas. Como consecuencia de este hecho, la capital siria lleva casi tres semanas sin agua potable. El avance se ha producido con la toma de la localidad de Ayn Khadra (el recuadro amarillo) y se está combatiendo en la zona de otro pueblo, Ayn Al-Fijah (color vino).


2.- La organización llamada Estado Islámico ha logrado dividir la ciudad de Deir Ezzor, una localidad que lleva resistiendo los asedios de esta organización desde hace cuatro años. La situación se vuelve muy complicada porque con esa división el aeropuerto -a donde llegaba la ayuda, tanto alimenticia como medicinal y armamentística- queda aislado de la ciudad. El ataque que logró la división de la ciudad se produjo después de tres días continuados de ofensiva en los que el ejército sirio ha reconocido la muerte de 25 de sus soldados, mientras que por parte islamista el número de muertos se acerca al centenar. El aeropuerto, a la derecha de la imagen. El bombardeo que EEUU realizó en septiembre del año pasado a las posiciones del gobierno sirio en una de las montañas que protegen la ciudad, causando casi cien bajas entre muertos y heridos, ha sido el detonante que ha dado al llamado Estado Islámico una ventaja estratégica que ha hecho posible ese avance.


3.- En un movimiento sorprendente, los kurdos acaban de anunciar que las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias están dispuestas a dirigirse en ayuda de Deir Ezzor "en cuanto concluyan los objetivos de la segunda fase de la ofensiva contra Raqqa", la considerada "capital" del llamado Estado Islámico. Lo que no anuncian es el tiempo que tardará esa segunda fase en concluir.

El Lince

sábado, 14 de enero de 2017

Fría realidad

Hace mucho tiempo que no hablo de Ucrania y esta página la inicié ante el hartazgo y el hastío por la inacción de la pretendida izquierda con la agresión al Donbás y la nazificación de Ucrania. El mismo payaso español, gurú de los wahabiés seculares (antes llamados "progres"), que filosofa sobre la "revolución siria" y sataniza a Assad y a Putin defendió a los neonazis del Maidán y, también, satanizó a Yanukovich y Putin. Ahora sigue con sus gilipolleces sobre Siria (arropándose con "arabistas"), pero está callado sobre Ucrania. Mejor.

1.- Este invierno está siendo particularmente duro en Ucrania. Los neonazis de Kiev han animado a la población para que haga uso de la leña para calentar las casas debido a que las reservas de gas están en niveles muy bajos. El inventario actual, de la propia junta neonazi que gobierna el país, indica que Ucrania sólo tiene 11'2 millones de metros cúbicos de gas, insuficientes para lo que resta de invierno. Eso ha hecho que la empresa que lo maneja, Naftogaz, haya tenido que realizar una campaña a la población avisando que "no está en condiciones de garantizar ni el tránsito ni un suministro estable de gas a los consumidores". Es decir, que los ucranianos van a tener gas sólo unas ciertas horas al día y tal vez no todos los días de la semana. Se llevan tres semanas de invierno y ya han muerto 40 personas por frío en sus casas, un buen logro de los neonazis.

Supongo que sabéis que Ucrania se niega a pagar a Rusia la deuda contraída por el suministro de gas, que supera los 3.000 millones de dólares, y que por esa razón ya no tiene tantos descuentos en el precio como tenía y que la Unión Europea pretendía presionar a Rusia para que los mantuviese (y eso que la UE mantiene desde hace tres años las sanciones a este país). Incluso el FMI no dudó el saltarse sus propias reglas (con Grecia fue muy duro y muy blando con Ucrania) para conceder un crédito a los neonazis de Kiev con el que pagar algo de esa deuda -las normas del FMI indican que no se pueden conceder nuevos créditos a un país si un acreedor reclama una deuda impagada-. Ni aún así los neonazis pagaron. Eso sí, los oligarcas se han seguido enriqueciendo.

Rusia ya ha dicho que de seguir así las cosas en 2019 se pensará si sigue suministrando gas a Ucrania y si sigue utilizando a este país como ruta de tránsito del gas que vende a Europa. Para esa fecha ya tiene que estar operativo el gasoducto "Corriente Turca", por lo que Ucrania pierde la única baza con que cuenta para chantajear a la UE.

2.- La alternativa al gas en Ucrania es tradicionalmente el carbón que en su mayor parte se extrae del Donbás. Tanto desde Donetsk como desde Luganks se ofertó a la junta neonazi comprar el carbón allí producido, pero los neonazis se negaron. Las dos repúblicas populares, que se rebelaron contra los neonazis tras el Maidán, están recuperando la producción de carbón a los niveles de antes de la guerra. Ante la negativa ucraniana, la mayor parte de ese carbón va para Rusia.

Al mismo tiempo, el Donbás ha puesto en funcionamiento su propia empresa distribuidora de gas, Donbassgaz, por lo que no depende de Ucrania para nada en este aspecto. Un paso más hacia la añorada independencia. El gas y el carbón del Donbás hace que la mayoría de los hogares de Donetsk y Luganks estén más calientes que los de Ucrania y que el precio de esta energía sea la mitad de barata: 42 frente a 83 grivnas. En estos momentos, y a pesar de que continúan los bombardeos y que aún no ha sido posible la reconstrucción total de lo destruido en la guerra, el 60% de las casas de estas dos repúblicas están totalmente acondicionadas para el invierno.

3.- Junto al gas y al carbón, Ucrania también tiene dificultades para la generación de electricidad. La mitad de la que necesita se produce a partir de 16 centrales nucleares que tienen tecnología soviética. Ucrania quiso renunciar a ella y se puso en contacto con Westinghouse para reemplazar a los proveedores rusos, pero la empresa estadounidense se echó finalmente atrás ante el estado de las instalaciones. Ucrania tuvo que volver a negociar con Rusia y el combustible nuclear sigue siendo suministrado por el malo-malísimo de Putin.

4.- La debacle económica de Ucrania es de tal calibre que ni siquiera con los créditos ilegales que le concede el FMI puede salir del pozo. Esto hace que tenga que recurrir a vender sus reservas de oro. El Banco Central de Ucrania acaba de reconocer que el país sólo tiene 23'64 toneladas de oro porque durante los meses de octubre-noviembre-diciembre tuvo que vender 16 toneladas. Lo sarcástico del caso es que la mayor parte de esas reservas fueron compradas por Rusia y China.

5.- Hay algo más que está congelado: las pensiones. Mientras que con el dinero logrado por la venta del oro se está pagando armanento a EEUU y a Alemania, los pensionistas ucranianos (que son 12'2 millones) ven cómo por decisión del gobierno neonazi la pensión media se mantiene en los 1.670 grivnas al mes (56 euros), la misma cantidad que el año pasado. Mal, muy mal lo tienen todos los ucranianos y no sólo los pensionistas puesto que este año 2017 se ha iniciado con una subida del pan del 20% y se anuncia que puede no quedarse ahí la subida sino escalar hasta el 30%, sobre todo si el pan se elabora con harina de trigo sarraceno.

6.- El Ministerio de Educación, que había anunciado una reducción de su presupuesto en un equivalente a los 29 millones de euros, acaba de presentar su nuevo plan de estudios para el curso que viene. En el nuevo currículo escolar la enseñanza de matemáticas, física, química, geografía, informática y literatura se reduce una hora a la semana mientras que esas horas perdidas por estas asignaturas suben para historia (incorporándose una parte sobre "la agresión rusa"), religión y deportes.

Recordad que el pasado mes de septiembre un informe de la ONU reconoció que el 80% de la población de Ucrania estaba "en el umbral de la pobreza". Para huir de ella, en el último año 1'5 millones de ucranianos han solicitado el pasaporte para emigrar. Según la Oficina Internacional de Migraciones, de ellos 330.000 abandonaron el país en 2016 (es decir, casi mil al día) y se dirigieron, por este orden, a Rusia, República Checa, Hungría, Polonia, Italia, Portugal y España.

Como digo siempre, ¡bienvenida, democracia! ¡felicidades, Maidán (y a quienes lo apoyaron)!

El Lince

jueves, 12 de enero de 2017

Sobre un triunfo y la relevancia

Ya que acabo de hablar de China, con las acusaciones que hace EEUU de "espionaje desde hoteles", voy a seguir con este país pero con lo que pasa a nivel interno. Tal vez alguien sepa que se acaban de conmemorar los 123 años del nacimiento de Mao. Desde que murió, el poder (aunque formalmente siga en manos del Partido Comunista) fue haciendo todo lo posible y lo imposible por convertir al fundador de la nueva China en poco más que un icono para vender camisetas. Es un decir: se limitaba a poner los retratos y poco más mientras deshacía con minuciosidad todo lo que Mao había hecho. Unos lo llamaron rectificación, otros modernización y otros a saber.

El caso es que en medio de esta vorágine, la fecha del nacimiento de Mao fue prácticamente desapareciendo de las celebraciones oficiales. Pero el pueblo chino no lo olvidó y siguió, por su cuenta y a veces enfrentándose al poder, conmemorando el natalicio. Al principio fueron solo unos cuantos cientos, luego unos cuantos miles y desde hace cinco años son decenas de miles quienes acuden al pueblo de Shaoshan (ahora tiene unos 100.000 habitantes) para rendir sus respetos a Mao. Al poder, léase a quienes dirigen en la actualidad el PCCh, no le quedó otro remedio que sumarse al homenaje ante la posibilidad de ser superado por las ansias de la población.

Era una expresión simbólica del hartazgo con el capitalismo que hay en una parte de la población china, pequeño si queréis, pero significativo. Han comenzado los despidos masivos de trabajadores en la industria de la siderurgia y del carbón, entre otros sectores productivos -aunque el colchón social de ayuda a los parados es bastante alto- y la posibilidad de que todo ello conlleve una "amenaza de la estabilidad social" que lleve a una "revolucionarización" es bastante alta para el poder. Porque esa "revolucionarización" sería siempre por la izquierda.

El PCCh está preñado en sus altas esferas de neoliberales y también llevan un tiempo intentando "readecuar" los planes de estudio para hacerlos coincidir con los occidentales. Pero aquí toparon con hueso.

La rebelión comenzó en las universidades, que comenzaron a reclamar "Más Marx, menos Occidente" en un movimiento que no ha dejado de crecer y que ya cuenta con una importante victoria. Esta es una foto de la Universidad de Taiyuan, provincia de Shanxi, durante una manifestación en el campus de los "Jóvenes Marxistas" que están proliferando en muchas de ellas.


El gobierno ha dado marcha atrás, si se quiere parcial, en su pretensión de continuar con la occidentalización de los planes educativos. El Ministerio de Educación pretendía una revisión de los libros de texto para la enseñanza primaria y secundaria primando los valores occidentales, sobre todo alabando el "libre mercado". Pero la reacción no sólo de los estudiantes, sino de una parte significativa de los profesores y, sobre todo, de los padres ha hecho que esa reforma no haya llegado a las aulas. Estudiantes, profesores y padres planteaban que lo que tenía que primar en la educación primaria y secundaria eran los valores patrióticos y revolucionarios y el gobierno se la ha tenido que envainar y aceptarlo. Así, el 10 de enero el gobierno anunció una reforma en esta línea.

Uno de los aspectos más sensibles para China es la ocupación japonesa de una parte importante del país durante la II Guerra Mundial y esa fase de la historia prácticamente había desaparecido de los libros de texto. Pues bien, a partir de esta primavera de 2017 todos los libros de texto, hasta el nivel universitario, van a incluir un apartado extenso de esta etapa histórica que durante todo el tiempo que duró, 14 años, desde 1931 a 1945, tuvo una importancia crucial en la derrota del fascismo. El ejército japonés fue muy debilitado por la resistencia china, especialmente la comunista, y eso influyó en las derrotas que sufrió frente a EEUU y otros aliados en Asia.

Aunque, como ocurre con la URSS, no hay datos completos del número de muertos (en la URSS se estima en unos 26 millones), en China se considera que unos 35 millones murieron durante la ocupación japonesa. Solo en la ciudad de Nanjing, y en unas terroríficas seis semanas de diciembre de 1937 y enero de 1938,  murieron 300.000 personas y 20.000 mujeres fueron violadas.

Al igual que pasaba con la ciudad natal de Mao, en muchas ciudades chinas los residentes hacían caso omiso a los poderes locales y celebraban por su cuenta el inicio de la resistencia popular contra los invasores japoneses en fechas muy anteriores a las que se recogían en los libros de texto. Eso venía sucediendo año tras año no sólo en pueblos pequeños sino en ciudades como Shenyang (8 millones de habitantes), donde se podía ver a los coches tocando el claxon cada 18 de septiembre y se oían las sirenas de los colegios y de algunos edificios oficiales. Este año, hasta el ayuntamiento de Shenyang se ha sumado oficialmente a esa fecha.

En China hay un movimiento que no se puede parar, pero sí encauzar. Es lo que está haciendo la actual dirección del PCCh no sólo dando estos pasos, sino yendo un poco más allá. La lucha contra la corrupción y la expulsión de cuadros y militantes por esto y por arribistas se está comenzando a generalizar. Incluso el presidente Xi Jinping utiliza cada vez más algunas frases y referencias maoístas.

También por presión de ciertas universidades, se está revisando el comportamiento de los profesores. En la de Jianzu, en la provincia de Shandong, se ha destituido de su cargo en el PCCh a un profesor -que también era consejero del gobierno de la provincia en materia educativa- y se le ha despedido de la Facultad de Artes por haber publicado un artículo muy crítico con Mao, aprovechando la conmemoración de su nacimiento, siguiendo los parámetros occidentales clásicos: libertad, democracia, etc, etc. Ni qué decir tiene que toda la reacción china, que la hay, ha utilizado todos los canales de que dispone, dentro y fuera de China, para hablar de "ataque a la libertad de expresión" del personaje en cuestión. Los servicios en chino de los medios de propaganda radiofónicos occidentales llevan tres días hablando del asunto (tranquilidad, que esto no es injerencia) y refiriéndose a este personaje como "víctima del comunismo" (sic) pero, no tan curiosamente, no han dedicado ni un segundo a la modificación de los planes de estudio que he mencionado más arriba.

Y es que este personaje en su crítica a Mao dijo: "si hubiese muerto en 1945 nos hubiésemos ahorrado 6 millones de muertos". Esta es la fecha en la que se inició la guerra revolucionaria, una vez derrotado el fascismo japonés, y esos 6 millones son los que se considera murieron en los cuatro años, 1945-1949, que duró hasta que triunfó el Partido Comunista y se instauró la República Popular. Cuando se le requirió por qué no se refería a la ocupación japonesa -Mao, como todo el PCCh, jugó un importante papel en la resistencia- dijo que no era relevante y que él a quien criticaba era a un personaje, Mao, que "había llevado al país a la hambruna".

Como sé que no tenemos costumbre de ver otro cine, os dejo un trozo de una de las películas que en China recuerdan esa masacre. Los cinéfilos dicen que recoge con bastante fidelidad uno de los métodos de violación masiva de mujeres chinas por parte de los japoneses. Sólo con verlo podéis imaginaros lo que ocurrió y que, para los críticos de Mao, en China y fuera de China, no es relevante.


El Lince

martes, 10 de enero de 2017

Las payasadas comienzan a cansar

Que EEUU se enfanga cada día que pasa un poco más no es una afirmación dicha sin sentido, es que es así. Si pensabais que con la historieta del "espionaje" de Rusia y la supuesta interferencia en las elecciones se acababa todo, errabais. Esta gente no tiene remedio, está loca. La pregunta es ¿hay alguien medianamente cuerdo en los EEUU en estos momentos? Si lo hay, que lo habrá, que levante el dedo porque la situación está llegando a un extremo muy peligroso, aunque siga siendo graciosa y ridícula y ya haya quien se está cansando de las payasadas.

No sólo hay más sanciones contra Rusia, sino que el portavoz del Departamento de Estado ha defendido el hilarante "informe" de la "inteligencia" (?) de EEUU diciendo que no puede ser más conciso ni aportar más datos porque "nadie debe sorprenderse de que las agencias de inteligencia de EEUU mantengan las pruebas secretas con el fin de proteger las fuentes y los métodos" (sic).

Los rusos, que hasta ahora se habían limitado a carcajearse de todo esto, están empezando a mostrar su hartura. Pero no son los únicos.

Veréis, como esta historieta (con superhéroes) vende muy bien, en EEUU siguen con las secuelas y ahora se ha acusado a China de usar dos hoteles como "centros de espionaje cibernético" contra EEUU.

Si con las acusaciones contra Rusia eran la NSA, la CIA, el FBI, Supermán y algún otro superhéroe los protagonistas, ahora llega el turno de la Inteligencia Militar del Pentágono, el Capitán América y otros superhéroes acusando a una unidad del Ejército Popular de Liberación (a la que denominan Grupo 4 o Destacamento 4, indistintamente) de utilizar un hotel en Jintang y otro en Beijing para sus actividades cibernéticas contra EEUU.

Dicen que "el Destacamento 4 del Ejército Popular de Liberación es considerado una de las agencias de espionaje más amenazadoras de China debido a su dedicación a la guerra de alta inteligencia y de alta tecnología", que "sus capacidades incluyen la interrupción de las comunicaciones enemigas, navegación y satélites"y que el uso de los hoteles "parece estar siguiendo la intención estratégica de ocultar su actividad" contra EEUU.

Como con Rusia, no se dice por qué y cómo han sido utilizados esos hoteles, si por entero, si por plantas, si alguna habitación, la lavandería (que en las películas siempre está relacionada con chinos) o el cuarto de calderas. Pero como esos hoteles están en China, a ver quién espía a quién.

No es la primera vez que EEUU acusa a China de lo que él hace habitualmente. Ya en 2014 el Departamento de Justicia acusó al EPL de ataques informáticos a empresas estadounidenses y del hackeo (este anglicismo ya está reconocido en castellano) masivo de 21'5 millones de registros de trabajadores de la administración estadounidense en estos dos años, "en especial los que tienen acceso a la información secreta y los encargados de la gestión de los ordenadores del gobierno".

Desde luego, si fuese así, tanto rusos como chinos han encontrado en EEUU un verdadero queso emmental, lleno de agujeros y muy sabroso para comer.

Tal vez los chinos no tengan tanto humor, pero lo cierto es que no les ha hecho ni pizca de gracia la acusación. Así que han respondido diciendo que es EEUU quien tiene que dar explicaciones sobre todas sus campañas para espiar y derrocar a gobiernos extranjeros desde que inició esas prácticas en 1949 con la propia China tras el triunfo de Mao.

Los chinos hablan de ellos, pero la injerencia estadounidense en el mundo es muy anterior. Ya en la Cuba colonial española lo hicieron y eso fue el siglo XIX. La historia injerencista de EEUU en Cuba parte de 1823, que ya es decir. Así que, sumando, Cuba lleva casi 200 años haciendo frente a la injerencia de EEUU, unas veces con más suerte que otras. Supongo que no hará falta recordar los últimos 60 años, que son los que acaba de cumplir la Revolución que encabezó Fidel Castro.

China dice también que EEUU tiene que explicar el programa PRISM que, como reveló Edward Snowden en 2013, es el nombre en clave del programa que utiliza la NSA para tener acceso a todas las comunicaciones de Facebook, Yahoo, Google, Apple, Microsoft y Verizon. Todos los correos electrónicos, registros, tráfico, archivos, etc. de estas y otras empresas son controlados por el espionaje estadounidense, según Snowden, a través no sólo del PRISM sino de otros instrumentos y programas de espionaje. Y el espionaje se realizó, y seguro que se sigue haciendo, no sólo a gobiernos enemigos, sino a los amigos y vasallos. Y esta panda de locos son los que gobiernan EEUU y quienes se consideran a sí mismos "el país imprescindible".

Acusaciones como esta de los hoteles espías ya comienzan a colmar el vaso de la histórica paciencia china que ha amenazado, más que advertido, a EEUU, y al propio Trump, con "cerrar todo espacio para la negociación" si sigue adelante con estas ridículas estupideces o con políticas como la de negar el concepto de "una sola China", en referencia al apoyo de Trump a Taiwán.

El Lince

domingo, 8 de enero de 2017

Siguiendo con los payasos

No os riáis. Lo que vais a leer es una reproducción fiel de lo que las principales agencias de "inteligencia" de EEUU han investigado (?) sobre las supuestas actividades rusas en ese país. Los medios de propaganda (antes llamados de comunicación) han reproducido lo que el sistema quiere que se reproduzca, pero como soy un poco curioso y, además, la historia ha pillado en fin de semana he tenido tiempo para leerme los 25 folios del informe. No lleva mucho tiempo y es bastante hilarante, al estilo de la historia del cocinero de Putin sancionado.

El informe del FBI, la CIA, la NSA (sólo falta Supermán o cualquier otro superhéroe) dice:
1.- Putin ordenó personalmente la interferencia en las elecciones "cuando apareció" en las encuestas que la sádica Hillary Clinton podía ganar las elecciones. ¡Mira que es malo malísimo este tío!
2.- Lo "podría haber hecho" (sic) por varias razones:
a) Vengar la divulgación de los Papeles de Panamá.
b) Vengar el supuesto dopaje olímpico de los atletas rusos.
c) Vengar la "supuesta injerencia" (sic) de EEUU en la elección presidencial rusa de 2011. ¡Huy, huy, huy!
d) Vengar los comentarios despectivos de la sádica Hillary Clinton sobre él al compararle con Hitler.
e) Una clara preferencia por Trump.
f) Influir en la política exterior de EEUU para que "Trump coopere con Rusia en la derrota" (sic) del llamado Estado Islámico.
g) La expectativa de que Trump se parezca al italiano Berlusconi y al alemán Schoreder, "los líderes políticos occidentales más dispuestos a tratar con Rusia" (sic).
h) "Debilitar la confianza pública en el proceso democrático de EEUU" (sic).
i) "Socavar el liberalismo occidental en su conjunto" (sic).





Que os veo. Ya os he dicho que no os riáis, que esto es muy serio. Tan serio como que en la práctica, la mayor parte del informe consiste en un análisis de los métodos de trabajo de Russia Today y de Sputnik. Seguro que eso no lo han dicho los medios de propaganda.

Para la "inteligencia" de EEUU (?) el canal de televisión RT se ha convertido en la bicha que hay que combatir como sea y eliminar, no vaya a ser que saque los colores a la CNN y a otras emisoras, muy democráticas ellas. ¿Y por qué? Pues por esto que aparece en el informe de la "inteligencia" (?) de EEUU y que tampoco habréis visto en los medios de propaganda.


Resulta que RT tiene más seguidores que los medios "democráticos", a excepción de Facebook y Twitter (dos cosas que yo no tengo, mi tiempo lo pierdo donde me da la gana, pero no en ellos). ¿Os sorprende?

Pues si es así, más lo tiene que hacer el conocer que el informe de la "inteligencia" (?) de EEUU carece de más detalles y que no proporciona ninguna información técnica que fundamente el espionaje o la culpabilidad de Rusia. En ningún momento de las 25 páginas se dice que la supuesta interferencia de Rusia fue decisiva en el resultado de las elecciones, pero eso es lo de menos. El objetivo principal del mismo es demonizar -¡otra vez, y van...! a Putin (y a Rusia) y colocar a Trump ante la tesitura de tener que lidiar con la "opinión pública" (?) si realmente trata de normalizar las relaciones entre los dos países.

EEUU es claramente el hazmerreir del mundo en estos momentos. Como payaso no tiene precio, incluyendo a sus agencias de "inteligencia" (?) aunque una de ellas, la NSA, ha tenido algo de decencia al reconocer que tiene una "confianza moderada" en las conclusiones del informe.

Estamos en 2017, el año en que se cumple el centenario de la Revolución de Octubre en Rusia. Nada sería más bonito que constatar que este 2017 EEUU se hunde, aún más, en la mierda.

El Lince